More

    La segunda ola de la pandemia y del Fiscal José Domingo Pérez

    Por: César Carlos Sandoval Pozo / Ahora se va reconociendo y sincerando las cifras de fallecidos por la pandemia y por el asesinato abierto y descarado de las pruebas rápidas serológicas que se usaron y se usan inmisericordemente por el gobierno de Vizcarra y su Macabro exministro Zamora. Es urgente e importante que el sinceramiento de las cifras de fallecidos, las cifras de los crematorios, los registros de cementerios, la declaración pública del Señor Matuk (quien informó al exministro Zamora y a Vizcarra que las cifras de muertos eran tres veces más que las que indicaba el MINSA), se contraste con la del SINADEF, quien informa con argumentos contundentes y estadísticas, que los fallecidos por el COVID-19 ascienden a 45 mil víctimas.

    Estos hechos desencadenados por el uso masivo de las pruebas rápidas asesinas serológicas, por falta de asistencia de equipos de Bioseguridad para los médicos, por la irresponsable movilización de peruanos por los anunciados bonos que nunca les llegó, por la falta de oxígeno, por la ineptitud e improvisación, etc. Genera que sea inevitable que esta segunda ola del COVID-19, que acecha a nuestro país y que además nunca alcanzó pico y mucho menos meseta como anunció en el mes de mayo el mitómano de Vizcarra, es o será tan o mucho más fuerte que la del inicio. Aun así, Señora Mazzetti implemente con mucha más eficiencia y eficacia las pruebas moleculares y el sinceramiento de las cifras. No le dé un milímetro de espacio a la negligencia, improvisación y corrupción, no contribuya Usted a que las pruebas rápidas con su falso negativo expandan más contagios y deje más víctimas mortales en el camino, haga Usted lo que el exministro de la muerte no quiso hacer llevado por su heterodoxa y fanática ideología comunista. Déjese apoyar por el sector empresarial privado, por las iglesias, dele mayor responsabilidad y protagonismo al comando conjunto de las FF.AA., no se preste al cálculo político a cambio de la muerte. Luche a brazo partido por mejorar el sistema sanitario, ya que el inepto no fue capaz de construir un solo hospital de los 80 que ofreció en el 2019. Imponga su conocimiento, su autoridad por el respeto, la prioridad por la vida y la salud de nuestros conciudadanos. Los peruanos estamos muriendo del COVID-19 y de otras enfermedades que no se atienden como consecuencia,sumándose otro sector mayoritario de compatriotas que fallecen de hambre por el desempleo y la pobreza.

    El gabinete Cateriano además de la pandemia y su segunda ola criminal, debe pronunciarse con respecto al retorno de la intromisión del Fiscal José Domínguez Pérez, este agente defensor de los intereses de ODEBRECHT, el mismo que presionó y logró el pago de 524 millones a dicha empresa corrupta, hoy quiere distraernos destruyendo el sistema democrático y el estado de derecho del Perú. Desterremos dicha actitud demencial y antidemocratica.

    Señor Premier tiene Usted la responsabilidad de promover y lograr la consolidación y autonomía de los diferentes poderes del Estado. Defienda la constitución, la democracia y la institucionalidad de la patria. El gabinete debe ser firme contra la segunda ola del sicario JDP. En su afán por destrozar a los partidos políticos, base fundamental de la democracia.

    Ni la segunda ola de la pandemia, ni la segunda ola del sicario JDP, derrocarán la legitima aspiración del pueblo peruano por una patria libre con democracia y libertad.

    (*)Abogado – Consultor político

    Por: César Carlos Sandoval Pozo / Ahora se va reconociendo y sincerando las cifras de fallecidos por la pandemia y por el asesinato abierto y descarado de las pruebas rápidas serológicas que se usaron y se usan inmisericordemente por el gobierno de Vizcarra y su Macabro exministro Zamora. Es urgente e importante que el sinceramiento de las cifras de fallecidos, las cifras de los crematorios, los registros de cementerios, la declaración pública del Señor Matuk (quien informó al exministro Zamora y a Vizcarra que las cifras de muertos eran tres veces más que las que indicaba el MINSA), se contraste con la del SINADEF, quien informa con argumentos contundentes y estadísticas, que los fallecidos por el COVID-19 ascienden a 45 mil víctimas.

    Estos hechos desencadenados por el uso masivo de las pruebas rápidas asesinas serológicas, por falta de asistencia de equipos de Bioseguridad para los médicos, por la irresponsable movilización de peruanos por los anunciados bonos que nunca les llegó, por la falta de oxígeno, por la ineptitud e improvisación, etc. Genera que sea inevitable que esta segunda ola del COVID-19, que acecha a nuestro país y que además nunca alcanzó pico y mucho menos meseta como anunció en el mes de mayo el mitómano de Vizcarra, es o será tan o mucho más fuerte que la del inicio. Aun así, Señora Mazzetti implemente con mucha más eficiencia y eficacia las pruebas moleculares y el sinceramiento de las cifras. No le dé un milímetro de espacio a la negligencia, improvisación y corrupción, no contribuya Usted a que las pruebas rápidas con su falso negativo expandan más contagios y deje más víctimas mortales en el camino, haga Usted lo que el exministro de la muerte no quiso hacer llevado por su heterodoxa y fanática ideología comunista. Déjese apoyar por el sector empresarial privado, por las iglesias, dele mayor responsabilidad y protagonismo al comando conjunto de las FF.AA., no se preste al cálculo político a cambio de la muerte. Luche a brazo partido por mejorar el sistema sanitario, ya que el inepto no fue capaz de construir un solo hospital de los 80 que ofreció en el 2019. Imponga su conocimiento, su autoridad por el respeto, la prioridad por la vida y la salud de nuestros conciudadanos. Los peruanos estamos muriendo del COVID-19 y de otras enfermedades que no se atienden como consecuencia,sumándose otro sector mayoritario de compatriotas que fallecen de hambre por el desempleo y la pobreza.

    El gabinete Cateriano además de la pandemia y su segunda ola criminal, debe pronunciarse con respecto al retorno de la intromisión del Fiscal José Domínguez Pérez, este agente defensor de los intereses de ODEBRECHT, el mismo que presionó y logró el pago de 524 millones a dicha empresa corrupta, hoy quiere distraernos destruyendo el sistema democrático y el estado de derecho del Perú. Desterremos dicha actitud demencial y antidemocratica.

    Señor Premier tiene Usted la responsabilidad de promover y lograr la consolidación y autonomía de los diferentes poderes del Estado. Defienda la constitución, la democracia y la institucionalidad de la patria. El gabinete debe ser firme contra la segunda ola del sicario JDP. En su afán por destrozar a los partidos políticos, base fundamental de la democracia.

    Ni la segunda ola de la pandemia, ni la segunda ola del sicario JDP, derrocarán la legitima aspiración del pueblo peruano por una patria libre con democracia y libertad.

    (*)Abogado – Consultor político

    Más recientes