20.6 C
Lima
Miércoles, Enero 27, 2021

La violencia y el vandalismo son incompatibles con la Democracia

Por: Pastor, José Linares Cerón / Desde el año 2019 y principios 2020 he organizado cuatro marchas multitudinarias contra la corrupción y la impunidad del gobierno de Martin Vizcarra por el tema de Odebrecht. Hemos pedido insistentemente desde las calles la vacancia. Nuestras voces han sido firmes en las calles; en algunos casos fuimos reprimidos con bombas lacrimógenas. Nunca motivamos a los ciudadanos a la violencia, menos al vandalismo. Nuestra lucha es un ejemplo democrático. Se logro el éxito sin ningún herido o muerto en nuestra lucha civil. El Congreso de la Republica de manera democrática y constitucional se aprobó la vacancia expresidente Vizcarra. Fue una ¡Victoria! “contra la corrupción y la impunidad”. De ninguna manera fue un golpe de estado. El fallo mayoritario de los magistrados del Tribunal Constitucional dice: “No es un golpe de Estado”. “Es un mecanismo constitucional previsto en la Constitución”. No se puede tolerar ninguna forma de vandalismo o violencia, y no puede haber titubeos en la tarea de proteger a los ciudadanos en las calles con la Fuerza del Orden. En un estado de derecho “la violencia no es instrumento democrático”. Y tenemos claro que aquí no se puede tolerar ninguna forma de vandalismo, ningún tipo de violencia, y que para eso estará la Policía Nacional y el Ministerio Publico avanzando de manera decidida. La seguridad es un bien público y la seguridad es un valor democrático. En nuestra constitución en el artículo 1°. – La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad -. Son el fin supremo de la sociedad y del Estado. Artículo 166°. La Policía Nacional tiene por finalidad fundamental: – Garantizar, mantener y restablecer el orden interno. – Establece el cumplimiento de las leyes y la seguridad del patrimonio público y del privado. Congresistas la violencia y vandalismo en las calles no es forma de expresión. Ustedes han sido víctimas acoso y la violencia en sus hogares promovido por el vandalismo que tomó las calles de Perú. La única manera de proteger a su familia es con autoridad. “El miedo no representa a un Padre de la Patria”. Perú ha enfrentado la peor protesta callejera que ha ocurrido, donde la izquierda radical incitó a la violencia y dio paso al vandalismo. Nadie en sano juicio quiere vivir en un abismo lleno de incertidumbre. No se puede tolerar ninguna forma de vandalismo o violencia, y no puede haber titubeos en la tarea de proteger a los ciudadanos en las calles con la Fuerza Pública.

Conclusión:

Es lamentable la muerte de jóvenes y se debe investigar los hechos y determinar responsabilidad. La Fiscalía debe iniciar por oficio una denuncia por instigar a la violencia a los responsables. Se debe comprender en la denuncia a Julio Guzmán, George Forsyth, Verónica Mendoza entre otros. Deben ser denunciados por instigar al golpe de Estado a un gobierno democrático. La violencia en las calles fue utilizada por la izquierda radical y “caviares” para apoderarse del país por partidos enanos. El vandalismo busca un efector multiplicador para incendiar nuestro país. Su objetivo es utilizar la movilización para neutralizar la democracia. ¿Lo vamos a permitir? De ninguna manera los ciudadanos demócratas saldremos a una “Marcha por la Paz y Contra la Violencia” Que debe ser nuestra respuesta rotunda y democrática.

(*) Presidente Internacional Movimiento Pro Familia Pro

Vida Twitter/@pastorlinares

Por: Pastor, José Linares Cerón / Desde el año 2019 y principios 2020 he organizado cuatro marchas multitudinarias contra la corrupción y la impunidad del gobierno de Martin Vizcarra por el tema de Odebrecht. Hemos pedido insistentemente desde las calles la vacancia. Nuestras voces han sido firmes en las calles; en algunos casos fuimos reprimidos con bombas lacrimógenas. Nunca motivamos a los ciudadanos a la violencia, menos al vandalismo. Nuestra lucha es un ejemplo democrático. Se logro el éxito sin ningún herido o muerto en nuestra lucha civil. El Congreso de la Republica de manera democrática y constitucional se aprobó la vacancia expresidente Vizcarra. Fue una ¡Victoria! “contra la corrupción y la impunidad”. De ninguna manera fue un golpe de estado. El fallo mayoritario de los magistrados del Tribunal Constitucional dice: “No es un golpe de Estado”. “Es un mecanismo constitucional previsto en la Constitución”. No se puede tolerar ninguna forma de vandalismo o violencia, y no puede haber titubeos en la tarea de proteger a los ciudadanos en las calles con la Fuerza del Orden. En un estado de derecho “la violencia no es instrumento democrático”. Y tenemos claro que aquí no se puede tolerar ninguna forma de vandalismo, ningún tipo de violencia, y que para eso estará la Policía Nacional y el Ministerio Publico avanzando de manera decidida. La seguridad es un bien público y la seguridad es un valor democrático. En nuestra constitución en el artículo 1°. – La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad -. Son el fin supremo de la sociedad y del Estado. Artículo 166°. La Policía Nacional tiene por finalidad fundamental: – Garantizar, mantener y restablecer el orden interno. – Establece el cumplimiento de las leyes y la seguridad del patrimonio público y del privado. Congresistas la violencia y vandalismo en las calles no es forma de expresión. Ustedes han sido víctimas acoso y la violencia en sus hogares promovido por el vandalismo que tomó las calles de Perú. La única manera de proteger a su familia es con autoridad. “El miedo no representa a un Padre de la Patria”. Perú ha enfrentado la peor protesta callejera que ha ocurrido, donde la izquierda radical incitó a la violencia y dio paso al vandalismo. Nadie en sano juicio quiere vivir en un abismo lleno de incertidumbre. No se puede tolerar ninguna forma de vandalismo o violencia, y no puede haber titubeos en la tarea de proteger a los ciudadanos en las calles con la Fuerza Pública.

Conclusión:

Es lamentable la muerte de jóvenes y se debe investigar los hechos y determinar responsabilidad. La Fiscalía debe iniciar por oficio una denuncia por instigar a la violencia a los responsables. Se debe comprender en la denuncia a Julio Guzmán, George Forsyth, Verónica Mendoza entre otros. Deben ser denunciados por instigar al golpe de Estado a un gobierno democrático. La violencia en las calles fue utilizada por la izquierda radical y “caviares” para apoderarse del país por partidos enanos. El vandalismo busca un efector multiplicador para incendiar nuestro país. Su objetivo es utilizar la movilización para neutralizar la democracia. ¿Lo vamos a permitir? De ninguna manera los ciudadanos demócratas saldremos a una “Marcha por la Paz y Contra la Violencia” Que debe ser nuestra respuesta rotunda y democrática.

(*) Presidente Internacional Movimiento Pro Familia Pro

Vida Twitter/@pastorlinares

Más recientes