More

    Las encuestas de Vizcarra: se cae, derrumba o desploma

    Por: Phillip Butters 

    Para serles sincero amigos lectores de LA RAZÓN, yo no creo que en la vida real, en la calle, en el mundo urbano o rural, en los andes, en la costa, en el norte, centro o sur, o en nuestra selva el presidente Vizcarra se haya caído, derrumbado o desplomado en las encuestas.

    Lo que yo creo es que nunca estuvo tan arriba como en las encuestas le quisieron hacer saber. Desgraciadamente es un misterio sin resolver, saber si las encuestadoras peruanas tienen negocios paralelos con el Estado o con las ONGs que viven del Estado.

    A mí me da mucho que pensar que siempre los presidentes de la República tengan una fabulosa aceptación en la selva, pero en fin, será parte de mi natural desconfianza en las estadísticas populares.

    Pero para ir al tema. Según la última encuesta de Datum,  la gente cree que la gestión del presidente Martín Vizcarra es mala, que no gobierna, que es mentiroso, que la economía del país está peor y que no está construyendo el país. La población reclama que la zona norte del país está completamente abandonada, cosa que es completamente entendible y que además es cierto. También se da cuenta de que hay mucha delincuencia, cosa que también es cierta y que el jefe de Estado no ha hecho nada contra la corrupción; claro que la gente sabe que a la hora de la hora, él está metido hasta el cuello con tema del ‘Club de la Construcción’.

    Los peruanos perciben a Vizcarra como una persona que solo le interesa el poder, bueno al fin y al cabo fue el ‘serrucho’ de PPK. Está el tema de Chinchero, que es algo de lo cual él nunca ha podido deslizarse, habida cuenta que él dijo que este proyecto era un mal negocio para el Estado, pero vaya que intentó sacarlo adelante. Y por último, recibió dinero de CASA y la población cree como cierto los testimonios de esos dos colaboradores eficaces que dicen que le dieron dinero en la mano a Martín Vizcarra, Alfonso Grados Carraro y al propio PPK.

    Desde los puntos de vista mencionados en los párrafos de arriba, yo coincido con todos esos argumentos para desconfiar de Vizcarra. Simplemente creo que sus números son peores. Yo no creo que tenga 56% de aprobación, porque implicaría que en algunos lugares del Perú tiene una altísima aprobación y no veo dónde, cómo y cuándo pueda tenerla.

    Solo para dar un ejemplo, en la región norte ¿Cómo va ser posible que tenga 58% de aprobación? Eso implicaría que en algunos lugares tendría que tener 60% o 70% de aprobación, y yo me pregunto ¿en dónde? ¿En Piura que está devastada? donde el Río La Leche se desborda, donde el Río Piura no tiene buenos diques ¿O en Tumbes donde sigue lloviendo y no hay agua? ¿En todos estos lugares confían en Vizcarra?

    Por eso digo, me van a venir a decir que el 56% de los encuestados aprueba a Vizcarra, no mojen que no hay quien planche como decía Nemesio Chupaca Porongo, no nos quieran agarrar de cholitos que uno de estos vuelve ‘Camotillo el Tinterillo’  a jalarles las orejas  a estas encuestadoras.

     

    Por: Phillip Butters 

    Para serles sincero amigos lectores de LA RAZÓN, yo no creo que en la vida real, en la calle, en el mundo urbano o rural, en los andes, en la costa, en el norte, centro o sur, o en nuestra selva el presidente Vizcarra se haya caído, derrumbado o desplomado en las encuestas.

    Lo que yo creo es que nunca estuvo tan arriba como en las encuestas le quisieron hacer saber. Desgraciadamente es un misterio sin resolver, saber si las encuestadoras peruanas tienen negocios paralelos con el Estado o con las ONGs que viven del Estado.

    A mí me da mucho que pensar que siempre los presidentes de la República tengan una fabulosa aceptación en la selva, pero en fin, será parte de mi natural desconfianza en las estadísticas populares.

    Pero para ir al tema. Según la última encuesta de Datum,  la gente cree que la gestión del presidente Martín Vizcarra es mala, que no gobierna, que es mentiroso, que la economía del país está peor y que no está construyendo el país. La población reclama que la zona norte del país está completamente abandonada, cosa que es completamente entendible y que además es cierto. También se da cuenta de que hay mucha delincuencia, cosa que también es cierta y que el jefe de Estado no ha hecho nada contra la corrupción; claro que la gente sabe que a la hora de la hora, él está metido hasta el cuello con tema del ‘Club de la Construcción’.

    Los peruanos perciben a Vizcarra como una persona que solo le interesa el poder, bueno al fin y al cabo fue el ‘serrucho’ de PPK. Está el tema de Chinchero, que es algo de lo cual él nunca ha podido deslizarse, habida cuenta que él dijo que este proyecto era un mal negocio para el Estado, pero vaya que intentó sacarlo adelante. Y por último, recibió dinero de CASA y la población cree como cierto los testimonios de esos dos colaboradores eficaces que dicen que le dieron dinero en la mano a Martín Vizcarra, Alfonso Grados Carraro y al propio PPK.

    Desde los puntos de vista mencionados en los párrafos de arriba, yo coincido con todos esos argumentos para desconfiar de Vizcarra. Simplemente creo que sus números son peores. Yo no creo que tenga 56% de aprobación, porque implicaría que en algunos lugares del Perú tiene una altísima aprobación y no veo dónde, cómo y cuándo pueda tenerla.

    Solo para dar un ejemplo, en la región norte ¿Cómo va ser posible que tenga 58% de aprobación? Eso implicaría que en algunos lugares tendría que tener 60% o 70% de aprobación, y yo me pregunto ¿en dónde? ¿En Piura que está devastada? donde el Río La Leche se desborda, donde el Río Piura no tiene buenos diques ¿O en Tumbes donde sigue lloviendo y no hay agua? ¿En todos estos lugares confían en Vizcarra?

    Por eso digo, me van a venir a decir que el 56% de los encuestados aprueba a Vizcarra, no mojen que no hay quien planche como decía Nemesio Chupaca Porongo, no nos quieran agarrar de cholitos que uno de estos vuelve ‘Camotillo el Tinterillo’  a jalarles las orejas  a estas encuestadoras.

     

    Más recientes