More

    Liberan a Jorge Cuba y Edwin Luyo, acusados por coimas

    Pero permanecerán vigilados con grilletes electrónicos

     

    Jorge Cuba y Edwin Luyo fueron excarcelados ayer luego que el Poder Judicial ordenara la liberación de los exfuncionarios de la segunda gestión de Alan García. Tanto Cuba como Luyo cumplieron prisión preventiva dentro de la investigación que los compromete con el pago de sobornos de la empresa Odebrecht para obtener la adjudicación de la Línea 1 del Metro de Lima.

    Jorge Cuba —exviceministro de Comunicaciones de Alan García— y Luyo permanecerán con vigilancia electrónica a través de grilletes colocados por la Policía Nacional, según dispuso el Poder Judicial tras ordenar la excarcelación de los exfuncionarios. Dicha medida fue adoptada ayer por agentes de la PNP, Cuba y Luyo, estuvieron recluidos en los penales Ancón I y Ancón II.

    Para el Equipo Especial Lava Jato, Cuba y Luyo se encuentran implicados en la recepción de una coima de 1 millón 285 mil dólares por parte de la constructora Odebrecht, a cambio de obtener la licitación de la Línea 1 del Metro de Lima. Jorge Cuba, exviceministro de Comunicaciones del segundo gobierno de Alan García, se encuentra involucrado en la recepción de un soborno de 6 millones 700 mil dólares por el tramo II de la Línea 1 de la Metro de Lima.

    “Lo que tenemos que hacer es continuar con la investigación porque las decisiones judiciales de esta naturaleza tienen que ser evaluadas.Si es posible, tal vez imponer un recurso de casación, que es un medio impugnatorio que tenemos que evaluar”, dijo Rafael Vela.

    “No hay que olvidar que esto llega en una apelación porque el juez de primera instancia, el juez concepción Carhuancho,sí había conseguido una ampliación para que se pueda culminar con el proceso considerando que ya existe una acusación fiscal”,“Hemos hecho un gran esfuerzo en tratar de impulsar todas las investigaciones dentro de limitaciones y coyunturas específicas (…) El problema es que el control de la acusación se ha retrasado también por la conducta procesal, por un lado de los abogados y por otro lado también porque las interpretaciones muchas veces garantistas de la sala superior han conspirado también contra ello”, sostuvo.

    Pero permanecerán vigilados con grilletes electrónicos

     

    Jorge Cuba y Edwin Luyo fueron excarcelados ayer luego que el Poder Judicial ordenara la liberación de los exfuncionarios de la segunda gestión de Alan García. Tanto Cuba como Luyo cumplieron prisión preventiva dentro de la investigación que los compromete con el pago de sobornos de la empresa Odebrecht para obtener la adjudicación de la Línea 1 del Metro de Lima.

    Jorge Cuba —exviceministro de Comunicaciones de Alan García— y Luyo permanecerán con vigilancia electrónica a través de grilletes colocados por la Policía Nacional, según dispuso el Poder Judicial tras ordenar la excarcelación de los exfuncionarios. Dicha medida fue adoptada ayer por agentes de la PNP, Cuba y Luyo, estuvieron recluidos en los penales Ancón I y Ancón II.

    Para el Equipo Especial Lava Jato, Cuba y Luyo se encuentran implicados en la recepción de una coima de 1 millón 285 mil dólares por parte de la constructora Odebrecht, a cambio de obtener la licitación de la Línea 1 del Metro de Lima. Jorge Cuba, exviceministro de Comunicaciones del segundo gobierno de Alan García, se encuentra involucrado en la recepción de un soborno de 6 millones 700 mil dólares por el tramo II de la Línea 1 de la Metro de Lima.

    “Lo que tenemos que hacer es continuar con la investigación porque las decisiones judiciales de esta naturaleza tienen que ser evaluadas.Si es posible, tal vez imponer un recurso de casación, que es un medio impugnatorio que tenemos que evaluar”, dijo Rafael Vela.

    “No hay que olvidar que esto llega en una apelación porque el juez de primera instancia, el juez concepción Carhuancho,sí había conseguido una ampliación para que se pueda culminar con el proceso considerando que ya existe una acusación fiscal”,“Hemos hecho un gran esfuerzo en tratar de impulsar todas las investigaciones dentro de limitaciones y coyunturas específicas (…) El problema es que el control de la acusación se ha retrasado también por la conducta procesal, por un lado de los abogados y por otro lado también porque las interpretaciones muchas veces garantistas de la sala superior han conspirado también contra ello”, sostuvo.

    Más recientes