16.6 C
Lima
Martes, Noviembre 24, 2020

Madrid entra en segunda ola de covid-19 antes de los previsto

Segunda ola del covid-19 llegó antes de lo esperado, poniendo a prueba el sistema sanitario de la capital española

Cerca del aeropuerto de Madrid, las grúas funcionan las 24 horas del día para terminar en noviembre elhospital de pandemias. Pero la segunda ola del COVID-19 llegó antes de lo esperado, poniendo a prueba el sistema sanitario español.

En un inmenso terreno a orillas de la autopista, entre nubes de polvo que levantan decenas de camiones, 400 obreros trabajan día y noche desde julio.

“Hace dos meses no había nada aquí”, dice Alejo Mirando, director general de infraestructuras de la región de Madrid, principal foco de la epidemia en España en los meses de marzo y abril.

Con un coste superior a los 50 millones de euros (unos us$ 59 millones), el hospital Isabel Zendal, rebautizado como “hospital de pandemias”, dispondrá de 45,000 m2 para acoger a más de 1,000 enfermos en caso de crisis sanitaria.

“La arquitectura está pensada para “evitar la transmisión de carga viral” y se inspira en el pabellón de congresos Ifema, convertido entre marzo y mayo en hospital de campaña”, explica Mirando.

Sin embargo, a pesar de ser prometido para preparar mejor a la región ante una segunda ola de la epidemia, el hospital se entregará demasiado tarde para atender el incremento de pacientes con los que ya está lidiando el sistema sanitario.

“Al borde del colapso”

“Nos preocupa el estado de la salud pública y de la evolución de la epidemia en Madrid”, admitió el lunes el jefe de gobierno español, Pedro Sánchez.

Madrid, con más de 6.5 millones de habitantes, representa desde el inicio de la epidemia cerca de un tercio de los 29,000 fallecidos por COVID-19 en el país. 73 de las 191 defunciones de la última semana proceden de la región capitalina.

“La situación es muy, muy preocupante”, coincide la doctora Silvia Durán, portavoz de la asociación de médicos Amyts, preocupada por la rápida progresión de la curva de contagios, similar a la del comienzo de la pandemia.

“Estamos al borde del colapso”, señala José Molero, del sindicato CSIT. “El siguiente nivel va a ser cuando la población va a acudir directamente al hospital, y no va a pasar por los centros de salud primaria”, indica.

Del mismo modo, menciona que los médicos se quejan de falta de personal, de recursos y de descanso. “Están exhaustos, agotados porque reciben hasta 60 pacientes diarios”, acotó.

Segunda ola del covid-19 llegó antes de lo esperado, poniendo a prueba el sistema sanitario de la capital española

Cerca del aeropuerto de Madrid, las grúas funcionan las 24 horas del día para terminar en noviembre elhospital de pandemias. Pero la segunda ola del COVID-19 llegó antes de lo esperado, poniendo a prueba el sistema sanitario español.

En un inmenso terreno a orillas de la autopista, entre nubes de polvo que levantan decenas de camiones, 400 obreros trabajan día y noche desde julio.

“Hace dos meses no había nada aquí”, dice Alejo Mirando, director general de infraestructuras de la región de Madrid, principal foco de la epidemia en España en los meses de marzo y abril.

Con un coste superior a los 50 millones de euros (unos us$ 59 millones), el hospital Isabel Zendal, rebautizado como “hospital de pandemias”, dispondrá de 45,000 m2 para acoger a más de 1,000 enfermos en caso de crisis sanitaria.

“La arquitectura está pensada para “evitar la transmisión de carga viral” y se inspira en el pabellón de congresos Ifema, convertido entre marzo y mayo en hospital de campaña”, explica Mirando.

Sin embargo, a pesar de ser prometido para preparar mejor a la región ante una segunda ola de la epidemia, el hospital se entregará demasiado tarde para atender el incremento de pacientes con los que ya está lidiando el sistema sanitario.

“Al borde del colapso”

“Nos preocupa el estado de la salud pública y de la evolución de la epidemia en Madrid”, admitió el lunes el jefe de gobierno español, Pedro Sánchez.

Madrid, con más de 6.5 millones de habitantes, representa desde el inicio de la epidemia cerca de un tercio de los 29,000 fallecidos por COVID-19 en el país. 73 de las 191 defunciones de la última semana proceden de la región capitalina.

“La situación es muy, muy preocupante”, coincide la doctora Silvia Durán, portavoz de la asociación de médicos Amyts, preocupada por la rápida progresión de la curva de contagios, similar a la del comienzo de la pandemia.

“Estamos al borde del colapso”, señala José Molero, del sindicato CSIT. “El siguiente nivel va a ser cuando la población va a acudir directamente al hospital, y no va a pasar por los centros de salud primaria”, indica.

Del mismo modo, menciona que los médicos se quejan de falta de personal, de recursos y de descanso. “Están exhaustos, agotados porque reciben hasta 60 pacientes diarios”, acotó.

Más recientes