Maduro sobre retención de periodista Jorge Ramos: “No estamos para shows baratos”

Luego de que el periodista Jorge Ramos y su equipo de Univisión sean retenidos en palacio.

por | Feb 26, 2019 | Internacional

Luego de que el periodista Jorge Ramos y su equipo de Univisión sean retenidos en palacio.

Según el ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez el Gobierno no se presta para “shows baratos”, luego de que se denunciara la retención del periodista Jorge Ramos y su equipo de Univisión en el palacio presidencial de Miraflores en Caracas.

Se cuenta que esta acción tomada por el Gobierno fue por la molestia que sintió Maduro por unas preguntas y videos que le mostró el periodista Ramos. Según el periodista de Univisión Enrique Acevedo el video que Ramos le mostró a Maduro es el de unos jóvenes comiendo de un camión de basura y diciendo que a Maduro hay que “sacarlo” del poder.

“Como de la basura, de la basura, primera vez en mi vida (…) presidente me disculpa pero usted como presidente no sirve”, dice un hombre identificado como Jesús en el video compartido por Acevedo en su cuenta en Twitter.

Luego de lo ocurrido, el equipo de Univision fue escoltado por el Servicio de Inteligencia hasta el hotel donde se hospedaban y serán deportados a primera hora de la mañana, el material de la entrevista de Ramos fue confiscado por el gobierno, dijo el Sindicato de Prensa venezolano.

Como se sabe, no es la primera vez que ocurren retenciones de periodistas en Venezuela, ya que en enero, el Sindicato de Prensa contabilizó 40 agresiones por parte de cuerpos de seguridad del Estado contra trabajadores de la prensa.

Además, varios medios de comunicación, nacionales e internacionales, han sido sacados del aire por orden del Gobierno chavista, especialmente al ser críticos con la administración, como CNN en Español en 2017, los colombianos NTN24 en 2014, RCN y Caracol en 2017 y en 2007 el nacional Radio Caracas Televisión (RCTV)

Pero en su defensa, el Ejecutivo de Maduro asegura constantemente que la prensa, particularmente la extranjera, crea “campañas mediáticas” en su contra y les acusa incluso de mentir sobre la situación de crisis que hay en Venezuela.