Maniobran para blindar a Pedro Castillo ante eventual vacancia

Aliado del gobierno presenta ley para evitar futuro desafuero por “incapacidad moral”

Aliado del gobierno presenta ley para evitar futuro desafuero por “incapacidad moral”

El presidente de la República Pedro Castillo está convencido de que puede ser vacado por el Congreso de la República, y ello se ha dado cuenta luego de que las bancadas se unieron para enfrentar las amenazas que hizo su entonces Presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido, de presentar una cuestión de confianza para defender de la censura a Iber Maraví que hasta el 6 de octubre ocupaba la cartera de Trabajo.

Un día antes, el 5 de octubre, LA RAZÓN informó que en su edición que la oposición ya está evaluando presentar una moción de vacancia presidencial, en caso el gobierno haga cuestión de confianza del ministro de Trabajo. Incluso en sus cálculos, si la oposición se une, podría incluso superar los 86 votos que se requería: Fuerza Popular (24), Alianza Para el Progreso (15),  Acción Popular (15), Avanza País (10), Renovación Popular (9), Somos Perú (6) y Podemos Perú (5) y Partido Morado (3).

Lo publicado por esta casa editora desató pánico en Palacio de Gobierno y contribuyó a que el jefe de Estado decidiera por fin sacar a Guido Bellido y a Iber Maraví y designe a Mirtha Vásquez como premier con seis nuevos ministros.

Según fuentes oficialistas, en las reuniones que tuvo el jefe de Estado con altos dirigentes de Juntos por el Perú y Perú Libre se planteó promover un proyecto de ley para blindar a Pedro Castillo de una eventual vacancia presidencial.

 

BLINDAJE

Por ello, la bancada de Juntos por el Perú (JP), a iniciativa del congresista Edgard Reymundo Mercado y bajo la firma de su vocera Ruth Luque, presentó un proyecto de ley que plantea una “ley que desarrolla el ejercicio de la causal de vacancia por permanente incapacidad moral o física del cargo de presidente de la República” con el fin de que el Parlamento no pueda recurrir a dicha figura como una herramienta de control político.

El proyecto de ley formulado propone que la causal de vacancia por permanente incapacidad moral o física del cargo de jefe de Estado, declarada por el Congreso de la República y regulada en el inciso 2) del artículo 1130 de la Constitución Política del Perú, esté referida a la falta de condiciones o aptitudes mentales o físicas “debidamente comprobada por la autoridad de salud y no a valoraciones subjetivas o de índole similar”.

“En solo cinco años, llegamos a tener cuatro presidentes de la República (Pedro Pablo Kuczynski, Martin Vizcarra, Manuel Merino y Francisco Sagasti), todos ellos producto de una crisis y conflicto político entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo”, se recalca en la en la exposición de motivos.

“Ambos poderes del Estado utilizaron sus prerrogativitas constitucionales para confrontarse entre sí. Por parte del Poder Legislativo, se utilizó las mociones de interpelación y de censura para ejercer su facultad de control político sobre los ministros de Estado, que en muchas ocasiones se realizaron no con en el ánimo de fiscalizar, sino de un ánimo de obstruir la labor del Poder Ejecutivo”, añade la iniciativa.

 

PROPUESTA

La propuesta legal argumenta que la figura de la vacancia presidencial por “permanente incapacidad moral” fue utilizada de manera ordinaria y con la intención del Congreso de ejercer un control político contra un presidente de la República, tal como se dio con los casos de Pedro Pablo Kuczynski y Martín Vizcarra.

También se enfatiza que, cuando dicha figura fue establecida en la Constitución durante el siglo XIX, esta hacía alusión a un escenario en que el presidente de la República tuviera algún problema psicológico o psiquiátrico. Para ello, el documento presentado por Juntos por el Perú citó a diversos constitucionalistas refiriéndose a dicho factor, entre los que destacan Omar Sar y Cairo Roldán.

También el proyecto de ley señala que lo que “ se busca es garantizar el equilibrio de poderes de nuestro sistema constitucional, donde los procesos de vacancia presidencial sean realizados estrictamente en respeto al estado constitucional de derecho, donde se precise el término ‘permanente incapacidad moral’ y no siga siendo ejercida de manera arbitraria y subjetiva, que en muchas ocasiones se utiliza la vacancia presidencial con ánimo de revancha política, lo cual termina perjudicando la concreción de políticas públicas en beneficio de todos los peruanos”.

“Una cosa es el control político pero otra es el abuso de poder. Una cosa es fiscalizar y otra es obstruir», señala la iniciativa en clara intención de blindar al jefe de Estado de una futura vacancia presidencial.

 

EFECTO VIZCARRA

Hace unos días, tras expresar su molestia por la salida de Guido Bellido del premierato, el congresista de Perú Libre Edgar Tello adelantó parte de los temores de Pedro Castillo, al señalar que espera que no se repita la historia del expresidente Martín Vizcarra, respecto a perder el apoyo de una bancada en el Parlamento.

“Esperamos que no se llegue a ese extremo y no se repita la historia como con el señor Vizcarra que terminó sin bancada”, sostuvo.

Al ser consultado sobre si se podría una vacancia contra Pedro Castillo, como sucedió con Martín Vizcarra, el legislador indicó que su bancada no ha tomado ninguna decisión al respecto. Sin embargo, dijo esperar que eso no llegue a suceder.

Ese mismo día, la congresista Silvana Robles de Perú Libre se pronunció vía redes sociales para expresar su completo rechazo a la reciente elección del gabinete ministerial presidido por Mirtha Vásquez, excongresista del Frente Amplio.

“El presidente Pedro Castillo optó por el suicidio político. La ultraderecha le impuso su agenda camino a la vacancia. Con el golpismo apátrida no se negocia, porque más temprano que tarde le dará el zarpaso de odio y de venganza. Ganó el golpismo y perdió el Perú”, se lee en su cuento oficial de Twitter.