Marisa Glave y Augusto Rey: Una cita con la Ley y la Verdad!!!

El ciudadano vigilante

por | Feb 12, 2021 | Sin categoría

El ciudadano vigilante

Marisa Glave Remy y Augusto Rey Hernández de Agüero, finalmente, tienen una cita ineludible con la Ley por su supuesta pertenencia a “La Cúpula” de “La Mafia de las Chalinas Verdes” que Susana Villarán dirigió como alcaldesa de Lima entre el 1 de enero de 2011 y el 31 de diciembre de 2014.

Comparecerán ante el señor Fiscal José Domingo Pérez. La primera está citada para el martes 16 de febrero próximo y el segundo para el lunes 22 siguiente, para rendir manifestación acerca de su participación en la presunta organización criminal que se enquistó en la MML y devino el gobierno edil más corrupto que ha regido la Ciudad de Lima.

Los presuntos delitos que se les imputa son cohecho, colusión y negociación incompatible por su participación en los contratos de concesión “Línea Amarilla” celebrado con OAS, “Nuevas Vías de Lima” celebrado con Odebrecht y “Vía Expresa Sur” celebrado con Graña y Montero; que serían el motivo por el que las empresas mencionadas, habrían pagado sobornos –que conozcamos– por un total de US$ 7.2 Millones de Dólares Americanos.

Así lo dispone la Decisión N° 4 de fecha 25 de enero del año en curso, expedida por el Primer Despacho del Equipo Especial “Lava Jato” y que firma el Fiscal Provincial Walter Villanueva Luicho, titular del Quinto Despacho del Equipo Especial; misma que admite la denuncia que el suscrito presentó con fecha 4 de septiembre de 2020 contra Susana Villarán, Glave y Rey.

Para Glave, su situación penal se agrava. Los delitos por los que la Decisión N° 4 dispone que debe ser investigada deben sumarse al de lavado de activos que el Equipo “Lava Jato”, en julio de 2020, dispuso que debía ser investigada; así como al de negociación incompatible que se viene discutiendo en la Primera Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima, sólo que, esta vez, como parte de los sobornos pagados a través de OAS, en adición a aquellos realizados para la “Campaña por el NO”.

El caso de los sobornos pagados por OAS y Odebrecht a la “Mafia de las Chalinas Verdes” es uno de naturaleza en extremo compleja; y, tenemos la plena confianza y certeza, como en nota anterior hemos señalado, que el Fiscal José Domingo Pérez develará la verdad que esta organización criminal ha ocultado tras la red de mentiras que ha tejido. Para el cabal entendimiento del lector, debe tenerse en cuenta dos elementos que siempre están presentes en estos casos de corrupción:

Primero: la existencia de empresas concesionarias corruptas, dispuestas a todo para maximizar sus ganancias derivadas de los contratos celebrados con el Estado; en este caso con la MML; y,

Segundo: la existencia de un grupo político en el gobierno edil dispuesto a hacer lo que sea, cualquier cosa, para “entornillarse” en el poder, así como para enriquecerse individualmente por el ejercicio de tal poder y gobierno; como es el caso de Villarán y su organización.

Analicemos el caso de OAS y la Concesión “Línea Amarilla”, por ejemplo.

Tal como ya hemos acreditado anteriormente, OAS habría planificado desde el 2008-2009 el proceso de adquisición y posterior venta de la Concesión “Línea Amarilla” con pingües utilidades. Así, el 9 de noviembre de 2009, OAS firmó un contrato estándar de concesión de construcción de vías y administración de peajes por 30 años.

Hacia mediados de 2010 se habrían percatado que el plazo de 30 años de la Concesión les resultaba “corto” para las ganancias que pretendían obtener con la venta de dicha concesión, por lo que en las elecciones municipales de 2010 habrían decidido apoyar a un candidato proclive a “renegociar” el Contrato y a ampliar el plazo de la Concesión a 40 años.

Asimismo, habrían tomado en cuenta que conforme a la normativa que regulaba la Concesión “Línea Amarilla” ésta no les permitía su transferencia directa, por lo que necesitaban cambiar la estructura del accionariado de la Concesionaria a una que les permitiese una transferencia indirecta de la Concesión.

Y todos los anteriores objetivos fueron logrados entre el 2011 y el 2013, como está acreditado y corroborado; y, en el 2016, OAS y las empresas con las que estaba asociada, como INVEPAR, vendieron la Concesión “Línea Amarilla” por cerca de US$ 1,700 Millones con una utilidad superior a los US$ 1,000 Millones; hipotecando a los peruanos hasta el año de 2049 con peajes por el estimado US$3,630 Millones de Dólares.

¿Cómo lo lograron? En Glave, regidora de la MML y quien fuera Presidenta de la Comisión de Desarrollo Urbano y Nomenclatura; y, en Rey, asesor de extrema confianza de Villarán; creemos que está la respuesta; y, por ello, la acertada expedición de la Decisión N° 4 del Primer Despacho a cargo del Fiscal Pérez.

Mientras Glave se arrogó “la maternidad” de la renegociación del Contrato de Concesión “Línea Amarilla” cuando, en marzo de 2016, así se lo habría admitido a Víctor Andrés García Belaúnde, en el programa que dirigía Mónica Delta, al señalar que ella fue la que “vio” la renegociación con OAS; resulta que Augusto Rey se arroga “la paternidad”, señalando en su hoja de vida, como experiencia laboral, que “… Entre el 2011 y 2012 coordiné el equipo a cargo de la implementación del proyecto Vía Parque Rímac [v.g. “Línea Amarilla”]” (sic)

El Fiscal Pérez siempre ha demostrado ser un profesional muy minucioso; y, bien conoce el refrán que reza: “El Diablo está en los detalles”. Así lo ha demostrado en todos los casos a su cargo, por lo que intuimos que es muy probable que proceda de la siguiente manera:

Primero: Investigará si en la Campaña Electoral de 2010 Villarán y su agrupación política recibieron de OAS “aportes de campaña”; porque, de ser así, habría indicios que la administración “villaranense” fue “comprada” por la constructora brasilera desde antes que fueran gobierno municipal; entre los miembros de ésta: Glave.

Segundo: Tomará más en cuenta la denominada “Acta-Contrato” de 20 de mayo de 2011 en la que la MML se obliga a formalmente ampliar el plazo de la Concesión “Línea Amarilla” de 30 a 40 años, a cambio de la ampliación de la inversión por OAS para la inclusión del Proyecto “Río Verde” y otras obras accesorias; por ser esta “Acta-Contrato” el antecedente de la Adenda N° 1 del “Contrato de Concesión de Línea Amarilla” firmada el 13 de febrero de 2013; Adenda por la que OAS pagó el soborno de US$ 4 Millones.

El indicio que Glave cumplió un rol protagónico en la firma del “Acta-Contrato” que se aprecia de la ceremonia del 2 de junio 2011, oportunidad en la que Susana Villarán anunció –“de la mano” con Glave, Miguel Prialé y Augusto Ortiz de Zevallos– el Proyecto “Río Verde” (y hay pruebas fotográficas del hecho), no es un hecho que pueda haber escapado al riguroso Fiscal Pérez.

Tampoco el hecho que el propio Rey haya declarado en su hoja de vida que él sí participó, al señalar “En el 2011 elaboré la propuesta final para la renegociación del Contrato de Concesión [v.g. Acta-Contrato de 20 de mayo de 2011, formalizada en virtud de la Adenda N° 1 al “Contrato de Concesión Línea Amarilla” de fecha 13 de febrero de 2013] incrementando la inversión de US$ 540 millones al monto de la inversión actual [US$ 700 Millones]…” (sic).

La firma del Acta-Contrato aquí mencionada genera una serie de interrogantes; que esta Fiscalía aclarará: ¿Se pagó un soborno por la firma del “Acta-Contrato” de 21 de mayo de 2011? Si OAS realizó aportes a la campaña de Villarán del 2010, ¿la firma del Acta-Contrato fue el “quid pro quo” por tales aportes?; o, ¿hubo un soborno puntual para dicho acto? Si recién el 21 de mayo de 2011 se tuvo la certeza que el Proyecto “Río Verde” “iba”, ¿por qué Portal Campoy, en los primeros meses de 2011, inició las negociaciones para la compra del terreno en San Juan de Lurigancho y, el 12 de mayo de ese año, sin ser aún propietaria del terreno, solicitó el cambio de zonificación?

Tercero: Escrutará al máximo la relación de Rey con OAS-LAMSAC-INVEPAR, para determinar si “panetoncitos” y “regalitos navideños” son “codinomes” para sobornos y prebendas; pero sobre todo investigará a fondo el proceso de cambio de la estructura accionaria de LAMSAC, en la que Rey tuvo un rol protagónico, de acuerdo a los correos electrónicos revelados por el programa dominical “Panorama” y que evidencian que Castro Gamarra habría cobrado una coima por la firma de cierto documento. Todos estos correos y los de Glave (personales e institucionales) los escrutará.

Por la mente del equipo del Primer Despacho de seguro que ya se han formulado las siguientes preguntas: ¿Por qué tanto entusiasmo de Rey por apoyar a OAS-LAMSACINVEPAR en un cambio de la estructura accionaria a los fines de transferir la Concesión “Línea Amarilla” de manera indirecta cuando la normativa lo impide por la vía directa? ¿Rey fue “comprado” por OAS-LAMSACINVEPAR? Dados los correos cursados por Rey a la dirección electrónica personal e institucional de Glave, informando cuanto ocurría en “Vía Parque Rímac” y “Río Verde”, ¿estaba ella enterada de los pormenores de este proceso de restructuración accionaria? ¿Estaba Glave también “comprada” por OASLAMSAC-INVEPAR?

Cuarto: Examinará minuciosamente la operación del llamado “Faenón de Campoy” y, entre otras cosas el Fiscal Pérez no dejará de preguntar: ¿Por qué el terreno, que estaba valorizado en US$1’142,580, no fue adquirido directamente por el Fideicomiso instituido por OAS para el Proyecto “Río Verde”? ¿Por qué la intervención de Portal Campoy para solicitar el cambio de zonificación y posterior compra del terreno por US$2’502,822 y antes de que se expida la Ordenanza de Cambio de Zonificación? ¿Conocía Portal Campoy que dicha Ordenanza le sería favorable? ¿Por qué la Ordenanza se emite al día siguiente de la firma de la Adenda N°1 y antes de la consulta popular por la revocatoria? ¿Por qué se compró el terreno a Portal Campoy por la suma de US$4’641,735 pagando un sobre precio de US$2’138,912? ¿Por qué la preocupación de Villarán y advertir, en la sesión ordinaria de 14/12/2014, que sobre la compra del terreno “había que estar atentos a lo que dijeran los medios” (sic)? En todo este proceso, ¿Glave fue sobornada u obtuvo para sí o terceros beneficios económicos? ¿Por qué y para qué Glave –16 días después del cierre de la compra del terreno de Campoy– viajó a Panamá por 24 horas? ¿Viajó para ocultar y lavar activos de procedencia corrupta?

Quinto: Investigará a fondo la participación de Glave y Rey en el “financiamiento” de la “Campaña por el NO”.

En su oportunidad, en lo que concierne a Glave, el Fiscal Puma Quispe determinó que ella –con Villarán, Townsend y otros– habría participado en reuniones con Siomi Lerner (quien sería el presunto facilitador de los sobornos) y en otras varias con Luis Favre, por lo que es de presumir, por lo anteriormente relatado, que ella siempre habría conocido de los sobornos pagados por OAS y Odebrecht.

En el caso de Rey, sin perjuicio de lo ya arriba referido, el fiscal Pérez investigará su viaje a Panamá en enero de 2013, coincidiendo con la estadía en dicha ciudad de Trombetta, el contador de OAS encargado del pago de sobornos. Asimismo, investigará por qué ordenó que la firma del contrato de concesión “Nuevas Vías de Lima” otorgada por la MML a Odebrecht se realizase “a puerta cerrada” y sin presencia de la prensa; así como sus posibles vínculos de “amistad” con los funcionarios de la constructora brasilera; y, los de Glave también. Indagará por qué en el pago del soborno realizado por Graña y Montero, a través de la empresa CHISAC, de propiedad de Freddy Chirinos y Pedro Salinas Chacaltana, de acuerdo a correos de conocimiento público, él tuvo participación activa y directa en este cobro ilícito por Castro Gamarra, así como en su aplicación.

Estos hechos no han pasado desapercibidos para el Fiscal José Domingo Pérez; y, agotará a los denunciados Glave y Rey con preguntas y repreguntas hasta obtener la Verdad.

Estamos convencidos que la relación de cuestionamientos que el Primer Despacho tiene para Glave y Rey es bastante más extensa que la aquí presentada, y que estos denunciados “visitarán” las oficinas del Fiscal Pérez hasta que él les haya extraído la Verdad.

Lo cierto es que esta investigación preliminar a cargo del experimentado Fiscal José Domingo Pérez, para Glave y Rey, no será un paso por agua tibia.

Redactada la presente nota periodística por quien la suscribe, en la Ciudad de Lima, el día 10 de febrero de 2021

Edgardo José Palomino Martínez

DNI N° 090180


Más recientes