Médicos cubanos que vienen a salvar vidas

0
702

Ricardo Sánchez Serra

Una carta interna filtrada del Ministerio de Salud dirigida al canciller Gustavo Meza-Cuadra, sobre la conveniencia de firmar un acuerdo con su similar de Cuba, para que venga una brigada cubana de médicos y ayude a enfrentar la pandemia, causó críticas de sectores interesados anticubanos y antigobierno.

Muchos conocen mi pensamiento prooccidental, pero no hay que cerrarse mentalmente o cegarse para reconocer lo bueno, lo eficiente de otras sociedades. En esto hay que ser honesto y objetivo.

La medicina cubana es renombrada en el mundo y no lo digo yo. Es reconocida por las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud. Hay muchos casos de éxito, como tratamientos contra diversos virus e incluso el fármaco Interferón Alfa 2B contra el virus chino, utilizado por más de 40 países. Y así otros medicamentos contra el cáncer pulmonar, inmunización contra la hepatitis B, otras que evita las amputaciones diabéticas. La lista es interminable.

La solidaridad cubana en temas de desastres y pandemias es destacable en muchos países y no es de ahora. Tiene ya muchos años. Actualmente, según se informó, hay dos mil médicos, enfermeros y técnicos, constituidos en 25 brigadas “Henry Reeve”, denomina así en honor a la memoria del brigadier estadounidense del Ejército Libertador de Cuba, del siglo XIX.

En corto tiempo, han atendido a 14.000 pacientes y salvado a 493 personas.

Luego de la firma del acuerdo vendrían al Perú 85 médicos por un periodo de tres meses, renovables.
No hay que asustarse, ni que los prejuicios nos obnubilen. Ya los conocemos. Los médicos han estado en el Perú luego de los terremotos de Yungay y Pisco, durante la epidemia del cólera y en las inundaciones por el “Niño Costero” en 2017. Recuerdo el agradecimiento de las poblaciones iqueñas y si más no recuerdo, de los chulucanenses.

Si tuviera que ponerme en manos de un médico cubano lo haría. No conozco ni un caso, ni una sola queja, que los médicos cubanos hayan venido a ideologizar y no a curar. Así que dejemos el macartismo de lado.

Hay que destacar, además, la propuesta de académicos y organizaciones de diversos países de otorgar el Premio Nobel de la Paz a las brigadas médicas cubanas.

¡Bienvenidos sean!

(*) Vicepresidente de la Federación de Periodistas del Perú. Analista internacional