More

    Ministerio de Cultura y las órdenes de servicio en plena cuarentena

    Por: Edwin Cavello Limas / Esta cuarentena por la pandemia nos revela diversas cifras de infectados y fallecidos todos los días, pero también nos viene revelando los gastos absurdos realizados por el Ministerio de Cultura en plena cuarentena. Los 30 mil soles de Richard Swing fue solo la punta del iceberg para darnos cuenta de las diversas contrataciones por asesorías o los diversos servicios que realizó el MNCUL.

    Desde el 23 de marzo, en pleno estado de emergencia el Ministerio de Cultura emitió órdenes de servicio por más de 180 mil soles. Este monto fue por la contratación de 18 personas para realizar el “Servicio de implementación de acciones para la estrategia para la intervención del sector cultura en las plataformas itinerantes de acción social en la región Loreto, Puno y Ucayali en el marco de emergencia por el Coronavirus”. Un nombre largo y complicado con el que parece que se pretende justificar los pagos. ¿Qué es lo que ha hecho el Ministerio de Cultura en la Amazonía? ¿Cuál ha sido su accionar “en el marco de emergencia por el coronavirus”? Su aporte ha sido nulo.

    Es por este abandono que incluso el gobierno peruano ha sido denunciado ante la ONU “por el peligro de etnocidio en las comunidades indígenas amazónicas” debido a la falta de acciones por la COVID-19.

    Pero los pagos del Ministerio de Cultura continuaron en el mes abril, un mes donde la crisis económica afectó a millones de peruanos mientras el COVID-19 colapsó los hospitales. Pero mientras esto ocurría en el país, en abril los pagos en órdenes de servicio del Ministerio de Cultura se elevaron a más de medio millón de soles. Todos los detalles de esta información han sido publicados en la revista Lima Gris.

    Dentro de esos detalles se ha detectado contrataciones de montos elevados por los trabajos realizados para el Ministerio de Cultura. Entre las asesorías más resaltantes figura la del Estudio Muñiz, por el servicio de “Asesoría legal especializada en materia de convenios de administración de recursos”. Pero por qué se resalta al Estudio Muñiz, esto es debido a que la oficina del mencionado estudio fue allanada por la Fiscalía por el caso Gaseoducto Sur.

    Es decir, el Ministerio de Cultura no solo contrata a personajes como Richard Swing, sino también a un cuestionado estudio.  Para el MINCUL la palabra austeridad no existe, y una gestión para la que la pandemia ha significado no un golpe a la moral -por la cantidad de peruanos muertos por la enfermedad, las carencias y la desesperación-, sino una oportunidad para desatar una lluvia de millones. Y así se atreven a hablar de inclusión, respeto y dignidad.

    Lo lamentable es que el Ministerio de Cultura en el mes de julio cumple 10 años de creación, pero durante la década de vida solo ha servido como una caja chica para un pequeño grupito que se encuentra enquistado en el poder.

    Su presupuesto para el 2020 es de 605 millones de soles, a esto se suma 50 millones de soles más que esperemos que no termine en las manos de otro Richard Swing.

    (*) Periodista y director de la revista cultural Lima Gris.

    Por: Edwin Cavello Limas / Esta cuarentena por la pandemia nos revela diversas cifras de infectados y fallecidos todos los días, pero también nos viene revelando los gastos absurdos realizados por el Ministerio de Cultura en plena cuarentena. Los 30 mil soles de Richard Swing fue solo la punta del iceberg para darnos cuenta de las diversas contrataciones por asesorías o los diversos servicios que realizó el MNCUL.

    Desde el 23 de marzo, en pleno estado de emergencia el Ministerio de Cultura emitió órdenes de servicio por más de 180 mil soles. Este monto fue por la contratación de 18 personas para realizar el “Servicio de implementación de acciones para la estrategia para la intervención del sector cultura en las plataformas itinerantes de acción social en la región Loreto, Puno y Ucayali en el marco de emergencia por el Coronavirus”. Un nombre largo y complicado con el que parece que se pretende justificar los pagos. ¿Qué es lo que ha hecho el Ministerio de Cultura en la Amazonía? ¿Cuál ha sido su accionar “en el marco de emergencia por el coronavirus”? Su aporte ha sido nulo.

    Es por este abandono que incluso el gobierno peruano ha sido denunciado ante la ONU “por el peligro de etnocidio en las comunidades indígenas amazónicas” debido a la falta de acciones por la COVID-19.

    Pero los pagos del Ministerio de Cultura continuaron en el mes abril, un mes donde la crisis económica afectó a millones de peruanos mientras el COVID-19 colapsó los hospitales. Pero mientras esto ocurría en el país, en abril los pagos en órdenes de servicio del Ministerio de Cultura se elevaron a más de medio millón de soles. Todos los detalles de esta información han sido publicados en la revista Lima Gris.

    Dentro de esos detalles se ha detectado contrataciones de montos elevados por los trabajos realizados para el Ministerio de Cultura. Entre las asesorías más resaltantes figura la del Estudio Muñiz, por el servicio de “Asesoría legal especializada en materia de convenios de administración de recursos”. Pero por qué se resalta al Estudio Muñiz, esto es debido a que la oficina del mencionado estudio fue allanada por la Fiscalía por el caso Gaseoducto Sur.

    Es decir, el Ministerio de Cultura no solo contrata a personajes como Richard Swing, sino también a un cuestionado estudio.  Para el MINCUL la palabra austeridad no existe, y una gestión para la que la pandemia ha significado no un golpe a la moral -por la cantidad de peruanos muertos por la enfermedad, las carencias y la desesperación-, sino una oportunidad para desatar una lluvia de millones. Y así se atreven a hablar de inclusión, respeto y dignidad.

    Lo lamentable es que el Ministerio de Cultura en el mes de julio cumple 10 años de creación, pero durante la década de vida solo ha servido como una caja chica para un pequeño grupito que se encuentra enquistado en el poder.

    Su presupuesto para el 2020 es de 605 millones de soles, a esto se suma 50 millones de soles más que esperemos que no termine en las manos de otro Richard Swing.

    (*) Periodista y director de la revista cultural Lima Gris.

    Más recientes