El Gobierno está decidido a combatir la informalidad y a restaurar el principio de autoridad, sostuvo hoy el ministro del Interior, Carlos Morán, al reafirmar su apoyo a los municipios en su lucha contra el comercio informal, que genera desorden y delincuencia.

Desde Piura, donde supervisó un operativo de recuperación de espacios públicos en el mercado central de la ciudad, indicó que su sector tiene el firme compromiso de acompañar las diversas acciones para desalojar a vendedores informales de las calles.

Refirió que una muestra de ello es el apoyo policial brindado al municipio de La Victoria para ordenar las calles del emporio comercial de Gamarra, así como a la comuna de Lima Metropolitana para liberar del comercio informal a la transitada avenida Aviación.

“Estamos dando señales claras de que estamos decididos a luchar contra la informalidad y a restaurar el principio de autoridad, venido a menos cuando no se respeta el libre acceso a las calles, cuando hay comercio informal y delincuencia”, anotó.

El titular del Sector calificó de exitoso el operativo realizado en Piura, que permitió retirar a unos 3,000 ambulantes que mantenían tomada la vía pública y recuperar el tránsito vehicular y peatonal en la zona, gracias a una acción policial y municipal conjunta.

Agregó que la informalidad no solo afecta la imagen de las ciudades ante los ojos del visitante, sino que también provoca evasión de impuestos, explotación laboral, daño al medioambiente y hasta adulteración de productos, por lo que es necesario combatirla.

“La autoridad local tiene competencia para recuperar los espacios públicos y ahí estará la Policía siempre. Es una política del Gobierno apoyar decididamente a los alcaldes”, expresó Morán, acompañado del burgomaestre provincial de Piura, Juan José Díaz.

Convenio

En su visita a Piura, Morán también suscribió un convenio entre el Ministerio del Interior y el municipio provincial, por el cual la comuna brindará apoyo legal oportuno a los policías que sean denunciados por usar sus armas de fuego al cumplir su deber.

“No puede ser que el policía que cumple con su deber esté privado de su libertad o prófugo. Tenemos que restaurar el principio de autoridad y darle dignidad a la función policial. Tiene que haber tolerancia cero para estos casos”, manifestó el ministro.

Como parte de este acuerdo, entre otras cosas, el municipio piurano se encargará de reparar las unidades móviles policiales que lo requieran, potenciando así esta flota vehicular para optimizar el patrullaje en las calles de esa jurisdicción.

En esta oportunidad, Morán Soto se reunió con los familiares de policías procesados por haber usado su arma de fuego contra la delincuencia, entre ellos, el S3 PNP Elvis Miranda, quien afronta en libertad un juicio por haber abatido a un asaltante en enero pasado.