More

    Nuevos vientos en el Ministerio de Cultura

    Por: Juan Sotomayor
    Luego de una semana tan agitada y mientras se sigue aclarando el panorama político en el país, hay muchísimos asuntos urgentes para atender y resolver desde el Poder Ejecutivo. Uno de ellos es el relacionado a la Cultura.
    Desde su creación, el Ministerio de Cultura no se ha consolidado como un organismo motivador y dinámico acorde a nuestra vasta riqueza cultural. Mayor actividad y movimiento cultural se percibía desde el extinto Instituto Nacional de Cultura. Al parecer, la burocracia y el día a día han predominado sobre la verdadera esencia y finalidad de un ministerio tan importante.

    Por eso, una de las noticias más interesantes que ha traído la conformación del nuevo gabinete ministerial, es la designación de Francesco Petrozzi, quien hasta la semana pasada formaba parte del hoy disuelto Congreso de la República, como flamante Ministro de Cultura.

    Chalaco de nacimiento, Petrozziha estado vinculado al mundo del arte y la cultura desde su niñez.

    Como cantante lírico, maestro de música y conductor de televisión en Argentina y el Perú, se propuso siempre la tarea de difundir el arte y la cultura nacional, dándole espacio preferencial a los artistas peruanos.

    Como congresista, donde ejerció la presidencia de la Comisión de Cultura y Patrimonio Cultural, gestionó la creación de la actual Universidad Nacional de Música sobre la base del ex Conservatorio Nacional, así como la aprobación de la Ley de Promoción de la Actividad Cinematográfica y Audiovisual.

    Francesco Petrozzi sabe que hay mucho trabajo por hacer y ha aceptado un reto complicado en las actuales circunstancias. Reflotar y acercar a la comunidad instituciones y elencos emblemáticos como la Orquesta Sinfónica Nacional, el Ballet y el Teatro Nacional y la Escuela Nacional Superior de Folklore, entre otros, será una de sus principales tareas. Promover la identidad nacional desde la interculturalidad, así como consolidar beneficios tributarios a la actividad editorial para promover la lectura, son otras de sus principales preocupaciones.

    Conocedores de sus capacidades y virtudes, saludamos desde aquí el nombramiento de Francesco Petrozzi en la cartera de Cultura y le deseamos el mayor de los éxitos en una labor que consideramos de suma importancia para todos los peruanos.

    Por: Juan Sotomayor
    Luego de una semana tan agitada y mientras se sigue aclarando el panorama político en el país, hay muchísimos asuntos urgentes para atender y resolver desde el Poder Ejecutivo. Uno de ellos es el relacionado a la Cultura.
    Desde su creación, el Ministerio de Cultura no se ha consolidado como un organismo motivador y dinámico acorde a nuestra vasta riqueza cultural. Mayor actividad y movimiento cultural se percibía desde el extinto Instituto Nacional de Cultura. Al parecer, la burocracia y el día a día han predominado sobre la verdadera esencia y finalidad de un ministerio tan importante.

    Por eso, una de las noticias más interesantes que ha traído la conformación del nuevo gabinete ministerial, es la designación de Francesco Petrozzi, quien hasta la semana pasada formaba parte del hoy disuelto Congreso de la República, como flamante Ministro de Cultura.

    Chalaco de nacimiento, Petrozziha estado vinculado al mundo del arte y la cultura desde su niñez.

    Como cantante lírico, maestro de música y conductor de televisión en Argentina y el Perú, se propuso siempre la tarea de difundir el arte y la cultura nacional, dándole espacio preferencial a los artistas peruanos.

    Como congresista, donde ejerció la presidencia de la Comisión de Cultura y Patrimonio Cultural, gestionó la creación de la actual Universidad Nacional de Música sobre la base del ex Conservatorio Nacional, así como la aprobación de la Ley de Promoción de la Actividad Cinematográfica y Audiovisual.

    Francesco Petrozzi sabe que hay mucho trabajo por hacer y ha aceptado un reto complicado en las actuales circunstancias. Reflotar y acercar a la comunidad instituciones y elencos emblemáticos como la Orquesta Sinfónica Nacional, el Ballet y el Teatro Nacional y la Escuela Nacional Superior de Folklore, entre otros, será una de sus principales tareas. Promover la identidad nacional desde la interculturalidad, así como consolidar beneficios tributarios a la actividad editorial para promover la lectura, son otras de sus principales preocupaciones.

    Conocedores de sus capacidades y virtudes, saludamos desde aquí el nombramiento de Francesco Petrozzi en la cartera de Cultura y le deseamos el mayor de los éxitos en una labor que consideramos de suma importancia para todos los peruanos.

    Más recientes