¡Odebrecht nos sigue robando! Y para colmo le devolvemos 526 millones de Soles

0
717
Phillip Butters en La Razón
Phillip Butters en La Razón

Por: Phillip Butters

Y se consagró una de las más grandes estupideces de la historia de la República del Perú. Odebrecht nos ha robado miles de millones de dólares, nos sigue robando y una jueza ha ordenado devolverle 525 millones de Soles, de la venta de la hidroeléctrica de Chaglla, que además han vendido en 1,400 millones de dólares embolsicándose dinero para sus acreedores, y dejándonos un ripio.

Odebrecht nos sigue robando todos los días, en Vías Nuevas de Lima, donde ya vendieron más del 50% en 500 millones de dólares y conservan un paquete accionario del 23%, que debe costar 240 millones de dólares. Nos sigue robando en el mantenimiento de la Interoceánica, donde ya nos robó ¡4 mil millones de dólares! Nos sigue robando en el mantenimiento del gaseoducto, donde pretenden  enjuiciarnos por 2 mil millones de dólares. Nos sigue ganando en el proyecto de Olmos, donde coimeó. Lo propio en Chavimochic.

Y para que la gente lo sepa, Odebrecht nos roba todos los días con el cuento de la verdad y la información que nos va a dar.

Para los estúpidos que defienden eso, sepan que del gobierno de Toledo, solo tienen un funcionario público involucrado en sobornos: el propio Toledo.

En el gobierno de Alan García, solo hay dos implicados por coimas, Cubas y Luyo.

Del gobierno de Ollanta Humala no hay una sola coima aceptada por Odebrecht. En los pinches arbitrajes, donde metieron a la cárcel a 14 abogados, nos ha costado 400 millones de dólares adicionales. Y faltan por lo menos 60 obras más en todo el Perú.

Solo una persona con escaso nivel intelectual y pobrísimo conocimiento de la realidad del Perú puede argumentar que el costo de la dignidad vale miles de colegios, de hospitales, etc. Del caso de la señora Susana Villarán, solo está presa ella y un funcionario.

Vizcarra nos mira la cara de estúpidos. Lo que se debía haber hecho con Odebrecht cuando se descubre el caso Lava Jato, fue embargar sus propiedades, impedimento de salida del país de sus funcionarios, embargo de sus cuentas, de libros de acciones de flujos, prisiones preventivas, obligarles a resarcirnos todo el dinero, y después que nos digan la verdad.

Odebrecht ha dado verdades a gotas robándonos miles de millones de dólares. Esto es una vergüenza. Cuando menos el suscrito tiene la conciencia tranquila que denuncio que el acuerdo con Odebrecht es una vergüenza.

Allá los periodistas mermeleros o los estúpidos que defienden un acuerdo tan servil e indigno. Nos siguen robando todos los días y vendrán juicios en donde nos van a robar más.

Estoy asqueado, esto es una desgracia nacional. Muy pocas personas hemos dado la cara para defender los niños que en el Perú se han muerto en los hospitales haciendo cola, que no tienen un colegio, que no tienen la posibilidad de vivir como seres humanos porque no tienen vías de comunicación adecuadas.

Nunca se ha debido haber entregado los peajes a Odebrecht, nunca se debió haber hecho la Interoceánica, ni el gaseoducto. Nunca se debió haber firmado ese acuerdo que es realmente la santificación del robo más grande de la historia del Perú.