OMS advirtió que el mundo entero debe prepararse para llegada de coronavirus

0
269

Se registra primera victima fatal de epidemia en Europa.  Fallecidos en China suben a 1,526 y contagiados a 67 mil

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el sábado que “todos los países tienen que prepararse para la llegada de casos de COVID-19,el nuevo nombre del coronavirus, para tratar a los enfermos con dignidad y compasión, y para prevenir la transmisión y proteger a los trabajadores sanitarios”, según su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Seguidamente, agregó  que hoy que es “imposible” predecir la dirección que tomará el coronavirus de China y manifestó la “preocupación” por el creciente número de casos” en la nación asiática.

En una rueda de prensa en la conferencia de seguridad de Múnich (Alemania), Tedros dijo que los expertos de la organización trabajan “estrechamente” con los de China y manifestó su preocupación por los “rumores y desinformación” surgidos en relación con la enfermedad.

“En la OMS estamos preocupados por la crisis potencial que este coronavirus podría provocar en países con sistemas sanitarios más débiles” que el de China.

El director general de la OMS consideró sin embargo que la actuación de las autoridades chinas ha dado un tiempo de ventaja al resto del mundo para combatir la enfermedad, aunque añadió: “No sabemos cuánto tiempo”.

EN EUROPA

De otro lado, un turista chino de 80 años infectado por el coronavirus falleció en un hospital de Paris, en Francia y se convierte así en la primera víctima del coronavirus en Europa por lo que se les recomendó estar prepararse ante alguna otra eventualidad similar.

La noticia fue confirmada por la ministra de Salud francesa, Agnès Buzy, este 15 de febrero durante una conferencia de prensa. Se trata de la primera muerte vinculada a este mortal padecimiento registrada en Europa y la cuarta ocurrida fuera de la China continental.

En Francia se han registrado 11 casos de personas con el mortal virus. El número total de infectados en el mundo supera los 67.000 y las víctimas mortales ya son 1.526. La mayoría de ellas se han registrado en China (1.524), donde 8.096 personas han logrado recuperarse.