Óscar Maúrtua juramentó como nuevo canciller de la República

Reemplazante de Béjar estuvo vinculado a escándalo por “avión parrandero”

Reemplazante de Béjar estuvo vinculado a escándalo por “avión parrandero”

El diplomático Óscar Maúrtua juró anoche como nuevo ministro de Relaciones Exteriores tras la renuncia de Héctor Béjar en esta cartera de Estado.

Como se recuerda, Béjar renunció al cargo tras los duros cuestionamientos en su contra por afirmar que la Marina inició el terrorismo.

El diplomático fue canciller durante el gobierno de Alejandro Toledo entre el 2005 y 2006. Maúrtua también fue embajador del Perú en Canadá, Bolivia, Tailandia y Ecuador y se desempeñaba como presidente de la Sociedad Peruana de Derecho Internacional (SPDI).

En sus primeras declaraciones a la prensa, el flamante canciller indicó que en su gestión buscará “generar confianza y eficiencia”.  “Vamos a reactivar y dinamizar aspectos operacionales” en la Cancillería, referidos a la llegada de las vacunas contra la covid-19, manifestó.

Consultado por las críticas de Guillermo Bermejo, quien calificó su designación como una “broma de mal gusto”, el flamante canciller sostuvo que no se pronunciaría ante el comentario porque “soy un demócrata”.

Como se recuerda, Maúrtua de Romaña había participado como encargado del proceso de transferencia de la Cancillería de la gestión de Francisco Sagasti a la de Pedro Castillo.

INCIDENTE “PARRANDERO”

Siendo canciller en el Gobierno de Alejandro Toledo en 2005, Maúrtua estuvo envuelto en un escándalo internacional. Durante el vuelo de Málaga a Madrid, un funcionario de la Cancillería en estado de ebriedad protagonizó un bochornoso incidente a bordo del avión presidencial, donde además la congresista Doris Sánchez hizo viajar a tres de sus parientes.

Este hecho fue denunciado por periodistas que viajaban como parte de la comitiva presidencial. Ellos solo mencionaron como protagonista de ese etílico episodio a «un funcionario» del Ministerio de Relaciones Exteriores.