22 C
Lima
Jueves, Enero 21, 2021

Papa Francisco demandó hacer más por dignidad de la mujer

El Papa Francisco emitió un mensaje con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, celebrado este 25 de noviembre, el Papa Francisco usó sus redes para pedir que se haga “mucho más por la dignidad de cada mujer”.

El Papa usó su cuenta oficial de Twitter para enviar un mensaje. Este lamentó que “a menudo las mujeres son ofendidas, golpeadas, violadas, inducidas a prostituirse”. Asimismo, indicó que “si queremos un mundo mejor, que sea casa de paz y no patio de guerra, debemos hacer todos mucho más por la dignidad de cada mujer”.

Cabe mencionar que, Francisco ha denunciado el machismo y la violencia machista en varias ocasiones en muchos de sus viajes. El 1 de enero del 2020, rechazó la violencia de la que son víctimas muchas mujeres en el mundo. Además, señaló que “toda violencia infligida a la mujer es una profanación de Dios”.

En la primera misa del año, en su homalía en la Basílica de San Pedro del Vaticano, señaló que las mujeres “son continuamente ofendidas, golpeadas, violadas, inducidas a prostituirse y a eliminar la vida que llevan en el vientre”.

En esa línea rechazó cualquier mercantilización de la mujer en la sociedad. “Cuántas veces el cuerpo de la mujer se sacrifica en los altares profanos de la publicidad, del lucro, de la pornografía, explotado como un terreno para utilizar.“, expresó.

Por otro lado, hace dos días el sumo pontífice se refirió a los migrantes en su obra titulada Soñemos Junto. Este está inspirado en sus reflexiones sobre la pandemia actual.

“Rechazar a un migrante en dificultades, sea este de la confesión religiosa que sea, por miedo a diluir nuestra cultura cristiana es una grotesca falsificación tanto del cristianismo como de la cultura., escribió el sumo pontífice.

“La migración no es una amenaza para el cristianismo, salvo en la imaginación de aquellos que se benefician pretendiéndolo. Promover el Evangelio y no acoger al extranjero necesitado ni afirmar su humanidad como hijo de Dios es querer fomentar una cultura cristiana solamente de nombre; vacía de toda su novedad”, expresó.

El Papa Francisco emitió un mensaje con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, celebrado este 25 de noviembre, el Papa Francisco usó sus redes para pedir que se haga “mucho más por la dignidad de cada mujer”.

El Papa usó su cuenta oficial de Twitter para enviar un mensaje. Este lamentó que “a menudo las mujeres son ofendidas, golpeadas, violadas, inducidas a prostituirse”. Asimismo, indicó que “si queremos un mundo mejor, que sea casa de paz y no patio de guerra, debemos hacer todos mucho más por la dignidad de cada mujer”.

Cabe mencionar que, Francisco ha denunciado el machismo y la violencia machista en varias ocasiones en muchos de sus viajes. El 1 de enero del 2020, rechazó la violencia de la que son víctimas muchas mujeres en el mundo. Además, señaló que “toda violencia infligida a la mujer es una profanación de Dios”.

En la primera misa del año, en su homalía en la Basílica de San Pedro del Vaticano, señaló que las mujeres “son continuamente ofendidas, golpeadas, violadas, inducidas a prostituirse y a eliminar la vida que llevan en el vientre”.

En esa línea rechazó cualquier mercantilización de la mujer en la sociedad. “Cuántas veces el cuerpo de la mujer se sacrifica en los altares profanos de la publicidad, del lucro, de la pornografía, explotado como un terreno para utilizar.“, expresó.

Por otro lado, hace dos días el sumo pontífice se refirió a los migrantes en su obra titulada Soñemos Junto. Este está inspirado en sus reflexiones sobre la pandemia actual.

“Rechazar a un migrante en dificultades, sea este de la confesión religiosa que sea, por miedo a diluir nuestra cultura cristiana es una grotesca falsificación tanto del cristianismo como de la cultura., escribió el sumo pontífice.

“La migración no es una amenaza para el cristianismo, salvo en la imaginación de aquellos que se benefician pretendiéndolo. Promover el Evangelio y no acoger al extranjero necesitado ni afirmar su humanidad como hijo de Dios es querer fomentar una cultura cristiana solamente de nombre; vacía de toda su novedad”, expresó.

Más recientes