Paramilitares decapitaron a venezolano que entró a Colombia

0
731

Tres paramilitares colombianos fueron capturados en el Estado de Táchira (Venezuela) mientras llevaban la cabeza de una persona joven  que resultó ser un soldado desertor del ejército venezolano, que supuestamente había ingresado clandestinamente a Colombia para vender helados, porque no le alcanzaba el sueldo que le pagaba el gobierno de Maduro. Luego fue encontrado el cuerpo sin cabeza, que correspondía al S2 Wilson Yeismith Paz Useche.

Al día siguiente, el 29 de diciembre, en la carretera nacional de Puerto Ayacucho eje carretero norte, fueron emboscados por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) el comandante de destacamento 632 de la Guardia Nacional y el chófer un sargento, a quienes hirieron, siendo trasladados al hospital José Gregorio Hernández de la capital del estado Amazonas.

Los paramilitares lo habían secuestrado dos días antes, el 26 de diciembre, cuando el joven militar, como muchos funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), ante el miserable salario que reciben de la institución castrense, que no les permite cubrir ni siquiera los gastos básicos de ellos y su familia, pasó hacia El Escobal, Cúcuta del Norte de Santander en territorio colombiano, a vender helados.

También ingresaron, pero a la morgue de dicho hospital, los cadáveres de cinco individuos, que serían miembros del ELN. Incautaron las autoridades una camioneta, una pistola Glock con selector de tiro, un revólver y una Granada fragmentaria.

Los guerrilleros estaban en plena vía de Picatonal, a 10 kilómetros de la ciudad de Puerto Ayacucho, cuando pretendieron emboscar a la comisión de la GNB,comandada por el Tcnel. Yurioscar Quiroz, jefe del Destacamento de Fronteras 632, quien recibió dos tiros en la pierna izquierda, el sargento Mayor de Segunda Merwin Maestre Torres, con heridas de bala en el abdomen y piernas; y el SM3 César Gómez Utriz, quien tiene múltiples lesiones.

El ELN tiene ocupado el territorio del sector Picatonal, con conocimiento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) porque fue en ese mismo sector de Picatonal donde el ELN asesinó, el 4 de noviembre 2018, a tres funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB); ellos fueron: S1 Alfredo Antonio Zolano Guevara, S1 Robert José Artahona Díaz y S2 José Jean Pierre Martínez Bolívar. Y once militares heridos. De ese caso resultó detenido el comandante guerrillero Luis Felipe Ortega Bernal alias “Garganta”, quien tiene más de un año detenido.