More

    Periodista denuncia que el Gobierno ruso “intentará matarlo”

    El periodista Christo Grozev reveló los nombres de los agentes del FSB que habrían intentado matar al opositor del Gobierno ruso, Alexéi Navalny

    El periodista de la plataforma de investigación Bellingcat, Christo Grozev, aseguró que el Gobierno ruso, presidido por Vladimir Putin, estaría intentando matarlo por revelar los nombres de los agentes del servicio de  inteligencia ruso (FSB) que habrían tratado de envenenar al opositor Alexéi Navalny.

    “El miedo es una emoción subjetiva, así que no temo por mi vida. Pero creo que van a intentar matarme”, confesó Grozev a Efe en una entrevista en la capital austríaca.

    Asimismo, el periodista búlgaro recordó los intentos de asesinato a Navalny, Serguéi Skripal y su hija Yulia en Reino Unido en el 2018 como ejemplo de las “muchas herramientas” que tiene el Kremlin para eliminar a críticos del gobierno ruso.

    Según Grozev, el uso del veneno llamado “novichock” en estos intentos de asesinatos fue autorizado por el presidente de Rusia, Vladimir Putin en coordinación con el FSB. “El programa del novichok es tan peligroso que se necesita su aprobación”, asegura Grozev.

    Por otro lado, el periodista aseguró no tener problema en definirse como un activista que lucha contra la opacidad y los crímenes estatales.

    “Soy un activista, pero mi objetivo es investigar los crímenes llevados a cabo por los gobiernos, los que nadie quiere o puede investigar”, añade.

    En ese sentido, Christo Grozev señaló que solo acude al mercado negro cuando tiene un fuerte convencimiento de que un Estado ha cometido un crimen, donde compra fuentes abiertas y datos que posteriormente los usa para probar hipótesis, tras eliminar cualquier rastro de información privada. “Es nuestro último recurso”, dice Grozev.

    Las revelaciones de Grozev han tenido mucha repercusión en Europa Occidental y, según el periodista, tras el caso Navalny sus declaraciones empiezan a tener calado en la sociedad rusa.

    “Uno de los proveedores de datos que nos ayudó con el caso me habló un mes después, diciéndome que por mi culpa su negocio se había destruido, pero que estaba muy orgulloso de lo que había ayudado a hacer y que acudiría a las protestas contra el Kremlin. Me dio las gracias”, confiesa Grozev. “Por primera vez se empieza a entender que Putin está detrás de todo”, asegura.

    El periodista Christo Grozev reveló los nombres de los agentes del FSB que habrían intentado matar al opositor del Gobierno ruso, Alexéi Navalny

    El periodista de la plataforma de investigación Bellingcat, Christo Grozev, aseguró que el Gobierno ruso, presidido por Vladimir Putin, estaría intentando matarlo por revelar los nombres de los agentes del servicio de  inteligencia ruso (FSB) que habrían tratado de envenenar al opositor Alexéi Navalny.

    “El miedo es una emoción subjetiva, así que no temo por mi vida. Pero creo que van a intentar matarme”, confesó Grozev a Efe en una entrevista en la capital austríaca.

    Asimismo, el periodista búlgaro recordó los intentos de asesinato a Navalny, Serguéi Skripal y su hija Yulia en Reino Unido en el 2018 como ejemplo de las “muchas herramientas” que tiene el Kremlin para eliminar a críticos del gobierno ruso.

    Según Grozev, el uso del veneno llamado “novichock” en estos intentos de asesinatos fue autorizado por el presidente de Rusia, Vladimir Putin en coordinación con el FSB. “El programa del novichok es tan peligroso que se necesita su aprobación”, asegura Grozev.

    Por otro lado, el periodista aseguró no tener problema en definirse como un activista que lucha contra la opacidad y los crímenes estatales.

    “Soy un activista, pero mi objetivo es investigar los crímenes llevados a cabo por los gobiernos, los que nadie quiere o puede investigar”, añade.

    En ese sentido, Christo Grozev señaló que solo acude al mercado negro cuando tiene un fuerte convencimiento de que un Estado ha cometido un crimen, donde compra fuentes abiertas y datos que posteriormente los usa para probar hipótesis, tras eliminar cualquier rastro de información privada. “Es nuestro último recurso”, dice Grozev.

    Las revelaciones de Grozev han tenido mucha repercusión en Europa Occidental y, según el periodista, tras el caso Navalny sus declaraciones empiezan a tener calado en la sociedad rusa.

    “Uno de los proveedores de datos que nos ayudó con el caso me habló un mes después, diciéndome que por mi culpa su negocio se había destruido, pero que estaba muy orgulloso de lo que había ayudado a hacer y que acudiría a las protestas contra el Kremlin. Me dio las gracias”, confiesa Grozev. “Por primera vez se empieza a entender que Putin está detrás de todo”, asegura.

    Más recientes