20.6 C
Lima
Domingo, Noviembre 29, 2020

Política negativa de EEUU hacia América Latina dificulta cooperación ante COVID-19, afirman expertos

MEXICO, 2 sep (Xinhua) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha manejado durante su gobierno una política negativa hacia América Latina que dificulta una cooperación conjunta para responder a los efectos de la pandemia de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), dijeron expertos.

En una conversación virtual del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) el lunes por la noche, el académico Antonio Ortíz-Mena expuso que Trump ha manejado una política exterior impredecible que socavó la autoridad del Departamento de Estado.

El proteccionismo de Estados Unidos y las divisiones internas en ese país bajo el gobierno de Trump dificultan una mayor colaboración con la región, de la que el republicano sólo muestra interés en ciertos países, indicó el profesor afiliado del CIDE y de la Universidad de Georgetown.

“Es muy difícil tener cualquier tipo de cooperación seria tal y como Estados Unidos se conduce hoy en día”, agregó Ortíz-Mena, ex jefe de Asuntos Económicos de la Embajada de México en Estados Unidos.

Por su parte, el diplomático y académico chileno, Luis Maira, recordó que históricamente Washington ha dado poca prioridad a su relación con América Latina; sin embargo, Trump trata a la región desde la perspectiva de que es desfavorable para el progreso de Estados Unidos.

“No conocíamos la experiencia de un presidente de Estados Unidos que tuviera una postura tan negativa frente a la región como la que ha tenido Trump”, agregó el ex embajador chileno en México y Argentina.

En agosto, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) planteó que Estados Unidos y la región necesitaban establecer un “diálogo renovado”, basado en elementos clave como acceso a financiamiento externo, para enfrentar la crisis generada por la pandemia.

América Latina, que junto con Estados Unidos es el epicentro del brote a nivel global, enfrentará este año la peor crisis en un siglo, con un desplome de su economía y un aumento del desempleo, según la proyección del organismo.

Maira dijo que se preveía un aumento de la pobreza en la región, con algunos países registrando retrocesos de 20 años en ciertos indicadores, pero no se vislumbra un escenario positivo en la cooperación con Estados Unidos en un futuro cercano.

Trump tiene un “liderazgo fuertemente ideológico, altamente nacionalista” y “extremadamente confrontacional”, por lo que es difícil pensar en acuerdos y entendimientos, indicó el académico en la conversación del CIDE “Pandemia y relaciones América Latina-Estados Unidos“.

“Ojalá lleguemos a una normalización civilizada en nuestras relaciones y a interrumpir este tiempo de hostilidad, de menosprecio y de ofensa que los latinoamericanos hemos vivido en la administración Trump”, abundó Maira.

Para el asociado senior en el centro de investigación independiente Center for American Progress, Dan Restrepo, el presidente estadounidense carece de liderazgo interno y externo para impulsar una respuesta conjunta de la región a la pandemia.

“En este momento tenemos un gobierno estadounidense que vive en un mundo de fantasía, vive en un mundo donde habla de pandemia en el pasado, como si no lo estuviéramos viviendo”, explicó Restrepo, quien fue consejero del ex presidente Barack Obama sobre temas de América Latina.

Expuso que, desde su “nativismo” y “racismo”, Trump observa a la región como un reto que debe prevenir para frenar el cambio demográfico en Estados Unidos, donde los latinos son la primera minoría.

“Sin el liderazgo y sin esa realidad, sin un reconocimiento de lo que verdaderamente nos enfrenta, es muy difícil pensar que vas a llegar a tener una respuesta conjunta”, agregó el analista del centro basado en Washington.

MEXICO, 2 sep (Xinhua) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha manejado durante su gobierno una política negativa hacia América Latina que dificulta una cooperación conjunta para responder a los efectos de la pandemia de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), dijeron expertos.

En una conversación virtual del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) el lunes por la noche, el académico Antonio Ortíz-Mena expuso que Trump ha manejado una política exterior impredecible que socavó la autoridad del Departamento de Estado.

El proteccionismo de Estados Unidos y las divisiones internas en ese país bajo el gobierno de Trump dificultan una mayor colaboración con la región, de la que el republicano sólo muestra interés en ciertos países, indicó el profesor afiliado del CIDE y de la Universidad de Georgetown.

“Es muy difícil tener cualquier tipo de cooperación seria tal y como Estados Unidos se conduce hoy en día”, agregó Ortíz-Mena, ex jefe de Asuntos Económicos de la Embajada de México en Estados Unidos.

Por su parte, el diplomático y académico chileno, Luis Maira, recordó que históricamente Washington ha dado poca prioridad a su relación con América Latina; sin embargo, Trump trata a la región desde la perspectiva de que es desfavorable para el progreso de Estados Unidos.

“No conocíamos la experiencia de un presidente de Estados Unidos que tuviera una postura tan negativa frente a la región como la que ha tenido Trump”, agregó el ex embajador chileno en México y Argentina.

En agosto, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) planteó que Estados Unidos y la región necesitaban establecer un “diálogo renovado”, basado en elementos clave como acceso a financiamiento externo, para enfrentar la crisis generada por la pandemia.

América Latina, que junto con Estados Unidos es el epicentro del brote a nivel global, enfrentará este año la peor crisis en un siglo, con un desplome de su economía y un aumento del desempleo, según la proyección del organismo.

Maira dijo que se preveía un aumento de la pobreza en la región, con algunos países registrando retrocesos de 20 años en ciertos indicadores, pero no se vislumbra un escenario positivo en la cooperación con Estados Unidos en un futuro cercano.

Trump tiene un “liderazgo fuertemente ideológico, altamente nacionalista” y “extremadamente confrontacional”, por lo que es difícil pensar en acuerdos y entendimientos, indicó el académico en la conversación del CIDE “Pandemia y relaciones América Latina-Estados Unidos“.

“Ojalá lleguemos a una normalización civilizada en nuestras relaciones y a interrumpir este tiempo de hostilidad, de menosprecio y de ofensa que los latinoamericanos hemos vivido en la administración Trump”, abundó Maira.

Para el asociado senior en el centro de investigación independiente Center for American Progress, Dan Restrepo, el presidente estadounidense carece de liderazgo interno y externo para impulsar una respuesta conjunta de la región a la pandemia.

“En este momento tenemos un gobierno estadounidense que vive en un mundo de fantasía, vive en un mundo donde habla de pandemia en el pasado, como si no lo estuviéramos viviendo”, explicó Restrepo, quien fue consejero del ex presidente Barack Obama sobre temas de América Latina.

Expuso que, desde su “nativismo” y “racismo”, Trump observa a la región como un reto que debe prevenir para frenar el cambio demográfico en Estados Unidos, donde los latinos son la primera minoría.

“Sin el liderazgo y sin esa realidad, sin un reconocimiento de lo que verdaderamente nos enfrenta, es muy difícil pensar que vas a llegar a tener una respuesta conjunta”, agregó el analista del centro basado en Washington.

Más recientes