Por: Alter B. Himelfarb / “EL Tratado de Paz Árabe Israelí” (IX)

0
102
La corrupción, la epidemia de América Latina (XXVI)
Por: Alter B. Himelfarb W. 

Por: Alter B. Himelfarb W. / Recordemos, que la tierra de Israel fue “renombrada” por el bastardo Emperador Adriano, como *Palestina*, alrededor de los años 70’s d.e., cuando hacía años, no había palestinos en Israel. La tierra era conocida como Judea y Shomrón (Samaria). También “renombramos” a Adriano, porque “su” cambio fue con el propósito de herir profundamente al pueblo judío. Y lo logró. Con los nombres de Judea y Shomrón, no estaríamos en el “lío” que estamos, con los mal llamados “palestinos”.

Como ejemplo, las tonterías dichas por Mahmoud Abbas, Presidente de la Autoridad Palestina que YESHÚA (Jesús) era Palestino. Todo con el propósito de mantener encendida, la hoguera del odio y la incomprensión. Posteriormente, alrededor del 632 d.e., el mundo Musulmán, entró en JERUSALÉM. No con el CORÁN en la mano, evangelizando. Entró a punta de cimitarra a Israel/Palestina…. Entró VIOLENTAMENTE, con TERRORISMO. Violencia, generada por Mahoma y musulmanes, desde la creación de Islam.

La situación actual, es en lo que ha devenido el problema. Y con el “argumento” de la violencia y pasando por varias manos, terminó este pedazo de tierra, Israel, en manos del Imperio Británico. Era alrededor de 1922, cuando la Sociedad de Naciones oficializa el Mandato Británico.

(La gran mayoría de los acontecimientos han sido mencionados a lo largo de los Art’s I al VIII, del mismo nombre, entre Febrero 9 y Marzo 29 del presente año). Con el cuento inventado por los musulmanes, que una vez conquistada una tierra, ésta les pertenece a perpetuidad, consideraron que Israel, conquistada con VIOLENCIA y TERRORISMO, les pertenece, al igual que, -por ejemplo- Granada, en España.

Pasada la II Guerra Mundial, estamos en la ONU, año 1947, en la votación de la “Partición”, donde una vez votada la decisión de partir ésa tierra en 2 partes, “Palestina” e Israel, los países Árabes y/o Musulmanes, después de haber votado, la rechazan vulgarmente.

Vemos como la ONU ni pone las cosas en su sitio ni hace respetar la votación, por ejemplo, sancionando a esos países Árabes: Afganistán, Arabia Saudita, Egipto, Irán, Irak, Líbano, Pakistan, Siria, Turquía y Yemen, quienes además armaban a los Árabes “Palestinos”, que vivían en esa Tierra. Y así estamos, desde 1947.

73 años, durante los cuales Israel ha construido, mientras los Árabes “Palestinos”, no solo que no han construido, sino que han tratado de destruir –de cerca o de lejos-, a Israel: Secuestros de aviones (Entebbe/Uganda), asesinatos de deportistas Olímpicos en Munich….(solo a ellos, los musulmanes, se les ocurre asesinar deportistas indefensos)…atentados contra Supermercados, en buses, utilizando equipos de construcción, atentado a la Embajada Israelí y a la AMIA, en Buenos Aires, atentados en Colegios, Sinagogas judías, etc, etc.

Llenaríamos hojas y hojas, enumerando los atentados que la Autoridad Palestina, Hamás, Hezbollá e Irán, que no son oriundos de la llamada “Palestina”, han cometido contra Israel. Pero dejemos a un lado todo esto y busquemos la solución.

La única manera que se puede lograr la paz en el área, es que los países Árabes que votaron en la Partición de 1947, reconozcan: 1) su equivocación y 2) que esa tierra le pertenece a Israel y como consecuencia, Israel definitivamente es bienvenida a esa tierra.

Ello quitaría sustento, a los movimientos terroristas ya mencionados.

Es más, un gran error -con el debido respeto- cometió Menahem Begin en su “Acuerdo de Paz” con Anwar el Sadat, cuando a pesar de devolverle a Egipto, la Penísula de Sinaí, un terreno varias veces más grande que Israel, no lo hace, “exigiendo”, no sólo un Tratado de No Agresión o “Paz”, sino el *reconocimiento de que Israel tiene derecho a estar en esa tierra*.

Igual debió haber hecho Itzhak Rabin con el Rey Hussein de Jordania: Además del Tratado de No Agresión o “Paz”, exigir el reconocimiemto de Israel, a esa, su tierra.

Eso habría sido fundamental y habría bajado del falso piso a todo los países Árabes en su problema con Israel ¡Lástima! (Continúa).

                                                              (*) Miembro A.I.E.L.C.