Por: Ángel Delgado Silva / Lo que se juega este domingo 11 de abril

por | Abr 8, 2021 | Sin categoría

Siempre las elecciones serán acontecimientos significativos en el derrotero nacional. Pero las del 11 de abril Bicentenario entrañan una crucial importancia. El Perú vive una crisis generalizada y atroz. Crisis política y ética, económica y social, de salud colapsada y sufrimiento humano sin par. Una tragedia gigantesca como las peores debacles ocurridas en su historia. Y son estas feroces circunstancias las conducentes a una encrucijada dramática. ¡Ahí se jugará su destino como Nación!.

Con las limitaciones para ejercer el sufragio, incluyendo los inevitables fraudes encubiertos, a través de las urnas podremos acabar con la pesadilla que nos atormenta y asola, durante los últimos años. Jamás vivimos en el país de las maravillas, luego recuperar la democracia al despuntar el siglo XXI. Pero nunca como hoy, el asalto al poder por pandillas caviares, oportunistas y radicales, ha sido tan letal para el país.

No son solamente la destrucción de las instituciones democráticas, zurrarse en las normas constitucionales, someter a la prensa y la pestífera corrupción ya imposible de ocultar. ¡Claro, ellos agravian a la República!. Pero la coalición vizcarrista (a falta de mejor denominación porque Vizcarra es un infeliz), que aún gobierna con Sagasti, tiene el record mundial de incompetencia frente al Covid-19. Nos trató como conejillos de indias. Son criminales y sus actos tienen consecuencias genocidas.

La cita del domingo no tiene nada de fiesta electoral. No es una competición normal para escoger Presidente y Parlamentarios. Tampoco tiene que ver con ofertas insólitas como si estuviéramos en un bazar de ilusiones extravagantes. ¡Desechemos estos mitos que obnubilan la visión y favorecen al poder de turno!. Que nuestro voto sea la fuerza política y moral para arrojar a los mercaderes y ladrones del templo de la Patria. Votemos contra el vizcarrismo y lo semejante: los lagartos verdes, amarillos y morados, ¡Ah! Y a toda la caterva de lagartijas pululando por la Fiscalía, el Poder Judicial, los Ministerios, la Policía y los servicios de inteligencia. Mediante el voto tendremos la magnifica oportunidad de limpiar la inmundicia hedionda de los establos de Augías.

¡Es la hora de votar por la República y voltear las tornas!. Así sepultaremos a la canalla vandálica que tanto dolor ha provocado desde el poder. Repudiemos a sus candidatos y partidos. Son más de lo mismo. Votemos por las opciones que castigarán a los malditos –con justicia pero sin piedad. Por aquellos que defenderán los valores democráticos y la Constitución Histórica. Los que pondrán por delante el interés de la gente y la grandeza del Perú.

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.


Más recientes