Por: Arturo B. Berdejo Vera / ¡Vacancia ya!

por | Nov 24, 2021 | Opinión

El sombrerón Castillo está rodeado de corruptos. Sin embargo, él no los ve. Los busca en otras filas. Están, los corruptos, tan cerca de él que forman cerros. Es decir, cerrones como los gringos rusos y americanos que responden a los nombres Wladimir Putin, perdón, Cerrón y Waldemar –este es gringo de los States… vaya nombrecitos que se buscaron estos que aborrecen a los extranjeros.

No encuentra corruptos en sus filas. Pero botan al innombrable Ayala y él atraca ¿contento? O resignado porque ya tiene otro de la misma calaña para amarrarle el fajín. Entonces vuelve a recoger a uno que fuera fiscal y siéndolo aceptó ponerse de ministro del Interior. Eso… ¿no es acaso corrupción? Ahora lo vuelve a llamar para ministro de Defensa. Para refrescarle la azotea ya que No me atarantes se ha dedicado a pelear con todo el mundo y hace nada para ir agrupando a los corruptos y meterlos a la cárcel.

La hipocresía es el otro perfil que tiene este Sombrerón. Va a terruños de la sierra donde los habitantes están carentes de todo bienestar. A ello solo les da odio. Que la corrupción de hace 200 años. Que yo me fajé sin tabas metí las patas, perdón, los pies en el barro. —Los que lo conocen coterráneos y contrarios a su nefasta política dicen de él que nunca lo vieron arar la tierra. Toda la vida la pegó de maestro sin enseñar nada en aulas. Que la derecha, más derecha y mucha más derecha culpable de todos los males. También culpables de que él se llame Pedro Castillo y no pichikuy que le hubiera agradado.

A ese público solo les dá eso. El odio que él siente. Él es un significativo corrupto puesto que se ha levantado buen dinero cobrando como profesor. Actividad que nunca ejerció por amarrarse a: “soy sindicalista”. Y siguiendo con el engaño les cuenta que él es pobrecito y eso… se tiene que acabar con: no más pobres en un país rico. Al final se retira en avión dejando a los que acudieron a escucharlo en la misma miseria. Ese es el comunismo y el avance que hace por el país este aventurero muñeco de Cerrón.

Entonces… ¿queda alguna duda de que este Sombrerón clama por su vacancia? Vamos congresistas tenga fe en la nación y defiéndala de este esperpento dañino. Por lo pronto me apunto para apoyar a la congresista Chirinos a la hora que presente su proyecto de ley Vacancia del sombrerón. Vacancia sí. No me atarantes, no.

Entonces… ¿queda alguna duda de que este Sombrerón clama por su vacancia? Vamos congresistas tenga fe en la nación y defiéndala de este esperpento dañino. Por lo pronto me apunto para apoyar a la congresista Chirinos a la hora que presente su proyecto de ley Vacancia del sombrerón. Vacancia sí. No me atarantes, no.

Remuevan a los tibios e hipócritas de APP que se pierden en una cháchara para que al final decir que si ven … algo malo, ellos apoyarían algo así. No mencionan la vacancia porque el amigo de todos, plata como cancha los tiene maniatados con ofertas de chantarlos como profesor y catedráticos en su universidad aun cuando fueran unos borricos. – Como empinó a catedrático al burbujito enterrador del PPC:  ven y golea que solo supiera hablar de futbol. Traten de abrirles la sesera a los chupamedias seguidores de otro idiota como el tal secretario del partido de la lampa.  Vaya qué tipo para rastrero y sobón abrazándose con un comunista como si tal cosa. De ese modo dice que sigue los postulados de Fernando Belaunde. Los otros de Acción Popular es hora que reaccionen y lo boten.

Traten de sacarle el aserrín al chino del bisoñé el mismo que aun cuando estuviera en Palacio Lucifer… él no votaría por la vacancia si no… amárrense para no caer de indignación o de risa, por la gobernabilidad que él y sólo él ve que está marchando. Con esos ya no hay nada qué hacer. Así nacieron sobones y felpudos. Entonces, señores: Vacancia ya.

(*) Miembro (r) de la Marina de Guerra y analista político.