Por: Arturo Berdejo Vera / Atomización e impunidad

por | Ene 4, 2022 | Opinión

Hay que celebrar la declaración, al fin una buena, de Marianela Ledesma Presidenta del T.C. que encuentra hoy, si, abundantes razones para vacar al sombrerón.  Unos que de todo desconfían ahora dicen que es una trampita.  De otro lado otros soñadores supongo, que van a esperar en qué termina el caso sombrerón para abocarse, recién, a ver lo de la urgente vacancia.  De yapa, el forzado envión a la calle de dos generales que no atracaron su estúpida imposición.  Entonces de vacancia no todavía por favor.

Pucha y repucha. Entonces soslayan hasta las calendas griegas—ya estaremos trepados en los cerros o en asentamientos humanos donde nos lleva el sombrerón. Esta reflexión parecería descabellada –ojalá que no. Debido que aquí para abrir acusación para los que detentan el poder… es mejor que primero vuele un chancho. Si esto no es así: vean nomás que el calzonudo está ñato de risa en su casa junto a la dientona.

PPK ha hecho un jale—se ha traído a su hermano para clamar por su “pobrecito que no sale y está prisionero en su casa”. El Lagarto sale hasta con ánimo de pechar a la Zoraida. El guarapero de Cabana se muere de risa con un botellón de whisky en la mano. El único que paga el pato por todos ellos es   A. Fujimori.  Entonces muy cómodos los congresistas no quieren hablar de vacancia porque ¿saben? Van a esperar a ver qué dice la Zoraida respecto al sombrerón.  Y… ¿qué tal si ella le diera su bendición? ¿Entonces… seguimos cobrando como congresistas?   Uy, curujo ahora sí que nos-jo.

Indigna por lo demás el increíble cinismo con el que hacen frente a la prensa y al emporio del ministerio público. El vivazo Pacheco ya saben, ése que era el secretario privado del sombrerón (superando a Vladimiro Montesinos), se compró un celular virgen y así lo entregó a los “inocentes” o compinches fiscales.  Pucha que me paso pa´l Cusco ¿habrá dicho?

Uno que otro alucinándose líder se mandó por su lado para censurar a la presidenta del Congreso. Como quiera que fracasó hizo un berrinche y dijo: si no me dan mi carameloMonique Pardo, perdón, Bermejo dijo me voy. Por ese alejamiento le saltó el Puka Bellido sacándolo al fresco: si no eres uno de nosotros …puedes irte.

Hay tal desbande y tal avalancha de cutra desde la Quinta de Pizarro que no me atarantes Torres no ve y si lo ve se hace el tercio y sale a dar vuelta a la tortilla pintando como santo al sombrerón. Para eso, hay que decirlo, tienen en el adulón Lukar un ferviente admirador. En este pandemónium los adulones junto a los sicarios y asaltantes están haciendo negocios monumentales.  Vieran casi hasta las lágrimas a un Adulón lukar zapatear como bailaora andaluza porque se censuraba al semi terruco Gallardo. ¿Cómo es posible clamaba, acaso lo han visto junto a los terrucos y…por qué hacen eso con este adorable viejito?

Ni qué decir cuando se trata de blindar al sombrerón. Ahí lo verán siempre tendido en el suelo para permitir el paso del contador de cuentos. — No se olviden del cuento: “el pollito muerto o el pollito vivo” —-Cuento dicho sea de paso para lectores muy acuciosos. Puesto que el cuento es más difícil de entender que “Cien años de Soledad”—Al final pensamos que el pollito se leescapó por entre los gemelos al sombrerón, o sea, que estaba vivo. — Que nos regalara el chamaturgo chotano.

Basta entonces de verborrea es necesario que los del Congreso le den forata YA. Y se olviden del cómodo: “Vamos a ver” y… vamos a esperar…pero vacancia ¿ahora? Nimo.   Aquí estoy bien y sigo cobrando como congresista.

(*) Miembro (r) de la Marina de Guerra y analista político.


Más recientes