17.9 C
Lima
Miércoles, Diciembre 2, 2020

Por: Eduardo Farah H. / Todos saldremos adelante

Por: Eduardo Farah H. / En el que sería su último día como Primer Ministro, de una gestión de apenas 20 días, Pedro Cateriano informó que la aplicación del trabajo remoto por parte de las empresas podría ser extendida hasta el 31 de julio del año próximo. Esta es una noticia a tener en cuenta, pues da a las empresas y a los trabajadores, la posibilidad de continuar con sus labores con un riesgo mínimo de contagio.

Sin embargo, es importante resaltar que las herramientas para llevar a cabo esta modalidad no están siempre presentes o al menos no de manera homogénea, ni a disposición de todos los peruanos. Explico, Cateriano y el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) señalaron que a la fecha hay aproximadamente 220 mil peruanos trabajando bajo esta modalidad.

Sin embargo, es necesario resaltar que para que este modo de trabajo sea realmente eficiente y productivo, se necesitan las herramientas para que los trabajadores puedan cumplir con sus labores. Esto es, conexiones a internet estables y rápidas, mejor cobertura de líneas móviles y demás. Este nuevo horizonte que se abre en relación a esta nueva realidad, debería ser tomado como una oportunidad para incrementar y mejorar la conectividad del país.

Que esta “nueva normalidad” sea tomada como un reto para que las redes de telecomunicaciones en el país estén, por qué no decirlo, a la par con las de los países desarrollados; y también extenderlas a todos los rincones del país.

Si tenemos en cuenta la caída en el PBI que tendrá el Perú este año (un 13%, según Credicorp Capital), serán necesarios muchos canales de inversión para poder levantar al país y recuperar, e incluso mejorar los niveles de crecimiento previos a la pandemia que aún azota al país. Como lo mencionado la semana pasada, un eje fundamental para el crecimiento del país es la conectividad, tanto en infraestructura de transporte como también en comunicaciones.

Si continuamos por esa línea, es también necesario hacer notar que el comercio electrónico será una pieza fundamental del repunte económico y esta es una realidad que ya estamos presenciando. El BBVA señaló que en apenas el primer semestre del presente año las operaciones realizadas por canales digitales se han incrementado en un increíble 58% en relación al año anterior.

Es por todas estas razones que es imperativo que el país haga un esfuerzo para unirse a las economías que ya tienen una sociedad bancarizada y conectada de manera digital. Tomemos esta tragedia que pasamos todos los peruanos como una oportunidad, como un empujón para salir adelante, más fuertes y mejores.

Otro si digo: El Presidente Vizcarra tiene un gran desafío y esto se entiende primero por la necesidad de resolver el problema sanitario del país, necesitamos oxígeno, camas UCI, camas comunes, distanciamiento social y seguridad para los todos los habitantes. Esto hay que hacerlo en unión con todos los peruanos.

Es más que una emergencia nacional, tenemos que impedir que nuestros compatriotas se sigan muriendo. Si cumplimos en conseguir lo arriba descrito podremos resolver muchos de los problemas que tenemos, sin olvidarnos que también necesitamos la ayuda de COFIDE, que es la ayuda de nuestro Gobierno.

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

Por: Eduardo Farah H. / En el que sería su último día como Primer Ministro, de una gestión de apenas 20 días, Pedro Cateriano informó que la aplicación del trabajo remoto por parte de las empresas podría ser extendida hasta el 31 de julio del año próximo. Esta es una noticia a tener en cuenta, pues da a las empresas y a los trabajadores, la posibilidad de continuar con sus labores con un riesgo mínimo de contagio.

Sin embargo, es importante resaltar que las herramientas para llevar a cabo esta modalidad no están siempre presentes o al menos no de manera homogénea, ni a disposición de todos los peruanos. Explico, Cateriano y el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) señalaron que a la fecha hay aproximadamente 220 mil peruanos trabajando bajo esta modalidad.

Sin embargo, es necesario resaltar que para que este modo de trabajo sea realmente eficiente y productivo, se necesitan las herramientas para que los trabajadores puedan cumplir con sus labores. Esto es, conexiones a internet estables y rápidas, mejor cobertura de líneas móviles y demás. Este nuevo horizonte que se abre en relación a esta nueva realidad, debería ser tomado como una oportunidad para incrementar y mejorar la conectividad del país.

Que esta “nueva normalidad” sea tomada como un reto para que las redes de telecomunicaciones en el país estén, por qué no decirlo, a la par con las de los países desarrollados; y también extenderlas a todos los rincones del país.

Si tenemos en cuenta la caída en el PBI que tendrá el Perú este año (un 13%, según Credicorp Capital), serán necesarios muchos canales de inversión para poder levantar al país y recuperar, e incluso mejorar los niveles de crecimiento previos a la pandemia que aún azota al país. Como lo mencionado la semana pasada, un eje fundamental para el crecimiento del país es la conectividad, tanto en infraestructura de transporte como también en comunicaciones.

Si continuamos por esa línea, es también necesario hacer notar que el comercio electrónico será una pieza fundamental del repunte económico y esta es una realidad que ya estamos presenciando. El BBVA señaló que en apenas el primer semestre del presente año las operaciones realizadas por canales digitales se han incrementado en un increíble 58% en relación al año anterior.

Es por todas estas razones que es imperativo que el país haga un esfuerzo para unirse a las economías que ya tienen una sociedad bancarizada y conectada de manera digital. Tomemos esta tragedia que pasamos todos los peruanos como una oportunidad, como un empujón para salir adelante, más fuertes y mejores.

Otro si digo: El Presidente Vizcarra tiene un gran desafío y esto se entiende primero por la necesidad de resolver el problema sanitario del país, necesitamos oxígeno, camas UCI, camas comunes, distanciamiento social y seguridad para los todos los habitantes. Esto hay que hacerlo en unión con todos los peruanos.

Es más que una emergencia nacional, tenemos que impedir que nuestros compatriotas se sigan muriendo. Si cumplimos en conseguir lo arriba descrito podremos resolver muchos de los problemas que tenemos, sin olvidarnos que también necesitamos la ayuda de COFIDE, que es la ayuda de nuestro Gobierno.

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

Más recientes