More

    Por: German Lench / Retos para la economía 2021

    El ministro de economía del Gobierno de transición, debe adoptar medidas coherentes de corto plazo para recuperar la economía y enmarcarla hacia la reactivación.

    Hay un empobrecimiento de la población, los salarios han disminuido, la clase media esta insatisfecha y amenazada por la caída del precio de sus inmuebles, hay peores condiciones crediticias, la clase política esta desacreditada por los escándalos de corrupción y falta de acción de la Justica.

    Estamos en recesión el país crece a una tasa negativa, con pérdidas masivas de empleo en los sectores, empresas en quiebra y que salen del mercado PBI 2020 -11.5%.

    Se tiene cosas, pero se debe más, o sea una falsa prosperidad porque se vive de lo prestado. Ninguna economía puede crecer sobre la base de acumular deudas.

    Para este 2021 el MEF proyecta un crecimiento del PBI de 10% según el Marco Macroeconómico Multianual 2021- 2024, sin embargo, el Banco Mundial proyecta 7.6% o sea un crecimiento menor, por el rebrote del COVID-19.

    La tasa de crecimiento del PBI 2021 positiva refleja un rebote estadístico, pero la recuperación del nivel de producto bruto interno (PBI) será lenta y se dará recién el año 2024.

    El MEF se ha manejado dando preferencia a la gestión financiera y austeridad aplicando una política de cajeros del tesoro público y de baja inflación dejando de lado el bienestar de la ciudadanía. Carecemos de planificación estratégica, prevención y visión de futuro.

    Se debe evitar que los inversionistas pierdan confianza en el gobierno y se desate una crisis de credibilidad por tanto es necesario enmendar rumbos. Hay que impedir que los inversionistas sobre endeudados se retiren del mercado y al mismo tiempo vendan sus activos con el fin de pagar deudas y al hacerlo pueden provocar un desplome general.

    No debe ser el objetivo la Caja Fiscal, sino recuperar el dinamismo de la inversión. La regla fiscal que impide al gobierno subir el gasto público más allá del crecimiento económico es un error, porque lo inhibe de promover la recuperación económica, estimulando actividades generadoras de empleo y productividad.

    El ministro de economía debe informar permanentemente al país sobre la realidad económica para evitar frustraciones y una visión negativa del futuro que desemboque en un círculo vicioso de desinversión y recesión.

    Se debe aplicar un Plan económico anticrisis, que revise al modelo económico que apoya la inversión para la explotación y la exportación de materias primas, por otro que al tener beneficios apoye la economía doméstica y aumente la inversión, las exportaciones y el consumo.

    Para mejorar la economía el MEF debe adoptar medidas que impulsen la demanda interna (consumo e inversión).

    Integrar al equipo económico del MEF no solo técnicos con formación en hacer caja sino en Planeamiento Estratégico direccionado a cumplir objetivos y proyecciones en función al conocimiento de la realidad y no de teoría, o sea mayor experiencia en gestión pública.

    Se debe conocer la política económica que permita planificar la ejecución de inversiones públicas y privadas para el 2021 que generen empleo productivo.

    El problema es el carácter inestable de nuestro crecimiento que con el rebrote del COVID – 19 será mayor.

    (*) Economista

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    El ministro de economía del Gobierno de transición, debe adoptar medidas coherentes de corto plazo para recuperar la economía y enmarcarla hacia la reactivación.

    Hay un empobrecimiento de la población, los salarios han disminuido, la clase media esta insatisfecha y amenazada por la caída del precio de sus inmuebles, hay peores condiciones crediticias, la clase política esta desacreditada por los escándalos de corrupción y falta de acción de la Justica.

    Estamos en recesión el país crece a una tasa negativa, con pérdidas masivas de empleo en los sectores, empresas en quiebra y que salen del mercado PBI 2020 -11.5%.

    Se tiene cosas, pero se debe más, o sea una falsa prosperidad porque se vive de lo prestado. Ninguna economía puede crecer sobre la base de acumular deudas.

    Para este 2021 el MEF proyecta un crecimiento del PBI de 10% según el Marco Macroeconómico Multianual 2021- 2024, sin embargo, el Banco Mundial proyecta 7.6% o sea un crecimiento menor, por el rebrote del COVID-19.

    La tasa de crecimiento del PBI 2021 positiva refleja un rebote estadístico, pero la recuperación del nivel de producto bruto interno (PBI) será lenta y se dará recién el año 2024.

    El MEF se ha manejado dando preferencia a la gestión financiera y austeridad aplicando una política de cajeros del tesoro público y de baja inflación dejando de lado el bienestar de la ciudadanía. Carecemos de planificación estratégica, prevención y visión de futuro.

    Se debe evitar que los inversionistas pierdan confianza en el gobierno y se desate una crisis de credibilidad por tanto es necesario enmendar rumbos. Hay que impedir que los inversionistas sobre endeudados se retiren del mercado y al mismo tiempo vendan sus activos con el fin de pagar deudas y al hacerlo pueden provocar un desplome general.

    No debe ser el objetivo la Caja Fiscal, sino recuperar el dinamismo de la inversión. La regla fiscal que impide al gobierno subir el gasto público más allá del crecimiento económico es un error, porque lo inhibe de promover la recuperación económica, estimulando actividades generadoras de empleo y productividad.

    El ministro de economía debe informar permanentemente al país sobre la realidad económica para evitar frustraciones y una visión negativa del futuro que desemboque en un círculo vicioso de desinversión y recesión.

    Se debe aplicar un Plan económico anticrisis, que revise al modelo económico que apoya la inversión para la explotación y la exportación de materias primas, por otro que al tener beneficios apoye la economía doméstica y aumente la inversión, las exportaciones y el consumo.

    Para mejorar la economía el MEF debe adoptar medidas que impulsen la demanda interna (consumo e inversión).

    Integrar al equipo económico del MEF no solo técnicos con formación en hacer caja sino en Planeamiento Estratégico direccionado a cumplir objetivos y proyecciones en función al conocimiento de la realidad y no de teoría, o sea mayor experiencia en gestión pública.

    Se debe conocer la política económica que permita planificar la ejecución de inversiones públicas y privadas para el 2021 que generen empleo productivo.

    El problema es el carácter inestable de nuestro crecimiento que con el rebrote del COVID – 19 será mayor.

    (*) Economista

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Más recientes