22.9 C
Lima
Viernes, Enero 15, 2021

Por: German Lench / ¿Y el Ministro de Economía qué dice?

Siempre es conveniente que el Ministro de Economía sea una persona de prestigio, e integridad reconocida que conozca bien el mundo exterior y que sea un técnico reconocido interna y externamente.

El ministro de Economía debe demostrar habilidad técnica y autoridad moral para explicar al pueblo nuestra real situación económica y que los problemas se pueden superar. Pero depende que priorice bien los problemas y los diagnostique con racionalidad trabajando concertadamente en sus soluciones mediante una política económica que promueva la inversión.

El Ministerio de Economía MEF no ha dado a conocer su estrategia para recuperar el dinamismo de la inversión. El pueblo quiere saber cuál es la política económica que promueva las inversiones y el crecimiento para generar empleo productivo. Se debe dar a conocer en que se gastan los recursos de los contribuyentes que lo financian con sus tributos. El ministro de Economía debe decir qué hará para crecer 10% el 2021, pero sin sostener que es lo que da su modelo econométrico.

El equipo económico debe proponer modificaciones que atraigan y mejoren las inversiones privadas y disminuyan el gasto improductivo que contiene el Presupuesto 2021.

El equipo económico no solo debe estar integrado por técnicos con formación en hacer caja sino en Planeamiento Estratégico direccionado a cumplir metas en función al conocimiento de la realidad y no solo teoría académica o sea tener experiencia en gestión pública.

Se debe diseñar un programa económico que tenga como uno de sus ejes aumentar el gasto de inversión del Gobierno en planes, programas y proyectos, ofreciendo asesoramiento a los gobiernos locales y regionales, para mejorar y orientar la distribución de los recursos públicos a nivel nacional.

El Plan económico anticrisis debe revisar al modelo económico de apoyar la inversión para la explotación y la exportación de materias primas, por otro que al tener beneficios apoye la economía doméstica, aumente la inversión y las exportaciones.

Con la recesión la demanda no se reactiva, el consumo interno no crece, los sueldos siguen bajos, la informalidad del empleo ha crecido, la calidad de vida se ha desmejorado.

Nuestro déficit fiscal el 2021 será del 6.2% del PBI.

La consolidación fiscal debe venir de un aumento de la recaudación de ingresos por impuestos, más qué por la reducción irracional del gasto público, una política fiscal restrictiva debilita el crecimiento económico.

El MEF se ha manejado dando preferencia a la gestión financiera y austeridad dejando de lado el bienestar de la ciudadanía, sin proponer que hacer para el futuro. Carecemos de planificación estratégica, prevención y visión de futuro.

El MEF debe disminuir el déficit fiscal, generar confianza, transparencia en el manejo de las finanzas públicas, adoptando medidas para reducir el gasto público improductivo, reforzar el cuerpo de inspectores de la SUNAT.

No debemos preocuparnos tanto de la Caja Fiscal sino de la inversión, para alcanzar un crecimiento económico permanente; el equipo económico debe dar a conocer su estrategia para recuperar el dinamismo de la inversión privada.

(*) Economista

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

 

Siempre es conveniente que el Ministro de Economía sea una persona de prestigio, e integridad reconocida que conozca bien el mundo exterior y que sea un técnico reconocido interna y externamente.

El ministro de Economía debe demostrar habilidad técnica y autoridad moral para explicar al pueblo nuestra real situación económica y que los problemas se pueden superar. Pero depende que priorice bien los problemas y los diagnostique con racionalidad trabajando concertadamente en sus soluciones mediante una política económica que promueva la inversión.

El Ministerio de Economía MEF no ha dado a conocer su estrategia para recuperar el dinamismo de la inversión. El pueblo quiere saber cuál es la política económica que promueva las inversiones y el crecimiento para generar empleo productivo. Se debe dar a conocer en que se gastan los recursos de los contribuyentes que lo financian con sus tributos. El ministro de Economía debe decir qué hará para crecer 10% el 2021, pero sin sostener que es lo que da su modelo econométrico.

El equipo económico debe proponer modificaciones que atraigan y mejoren las inversiones privadas y disminuyan el gasto improductivo que contiene el Presupuesto 2021.

El equipo económico no solo debe estar integrado por técnicos con formación en hacer caja sino en Planeamiento Estratégico direccionado a cumplir metas en función al conocimiento de la realidad y no solo teoría académica o sea tener experiencia en gestión pública.

Se debe diseñar un programa económico que tenga como uno de sus ejes aumentar el gasto de inversión del Gobierno en planes, programas y proyectos, ofreciendo asesoramiento a los gobiernos locales y regionales, para mejorar y orientar la distribución de los recursos públicos a nivel nacional.

El Plan económico anticrisis debe revisar al modelo económico de apoyar la inversión para la explotación y la exportación de materias primas, por otro que al tener beneficios apoye la economía doméstica, aumente la inversión y las exportaciones.

Con la recesión la demanda no se reactiva, el consumo interno no crece, los sueldos siguen bajos, la informalidad del empleo ha crecido, la calidad de vida se ha desmejorado.

Nuestro déficit fiscal el 2021 será del 6.2% del PBI.

La consolidación fiscal debe venir de un aumento de la recaudación de ingresos por impuestos, más qué por la reducción irracional del gasto público, una política fiscal restrictiva debilita el crecimiento económico.

El MEF se ha manejado dando preferencia a la gestión financiera y austeridad dejando de lado el bienestar de la ciudadanía, sin proponer que hacer para el futuro. Carecemos de planificación estratégica, prevención y visión de futuro.

El MEF debe disminuir el déficit fiscal, generar confianza, transparencia en el manejo de las finanzas públicas, adoptando medidas para reducir el gasto público improductivo, reforzar el cuerpo de inspectores de la SUNAT.

No debemos preocuparnos tanto de la Caja Fiscal sino de la inversión, para alcanzar un crecimiento económico permanente; el equipo económico debe dar a conocer su estrategia para recuperar el dinamismo de la inversión privada.

(*) Economista

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

 

Más recientes