Por: JAVIER VALLE-RIESTRA / Depurar el Tribunal Constitucional

por | Mar 28, 2022 | Opinión

En la Asamblea Constituyente de 1978-79 insistí en la creación de un ente apartado del Poder Judicial para que se ocupara de la Defensa de la Constitución, pero sobre todo de las libertades, así como fulminar las leyes que fueran contra la Carta magna. Fue llamado Tribunal de Garantías Constitucionales, justamente para garantizar y tutelar el habeas corpus, el amparo y los derechos fundamentales. Propuse que sus miembros fueran elegidos y renovables por tercios bienalmente, que no fueran ni podían ser profesionales de la administración de justicia ordinaria. Creamos entonces un Tribunal según la consigna de Haya de la Torre, verdadero factótum de ese organismo, fanático de la libertad. En la sesión del 1 de junio de 1979, dije:

Queremos gentes que, en la alternativa de escoger entre la quincena y la historia, escojan la historia.

 

Así depuraríamos la justicia de magistrados prevaricadores y oportunistas que, empero, no han desparecido y continúan con sus desmanes torcidos.

II

Reiteré entonces un magistral fallo de la Corte Federal argentina en defensa de las libertades, que construiría jurisprudencialmente el recurso de amparo conculcado por las dictaduras castrenses, como en el Perú. Veamos algo dicho por mí en la Constituyente (1979):

 

“Las garantías individuales existen y protegen a los individuos por el solo hecho de estar consagradas en la Constitución independientemente de las leyes reglamentarias. La Constitución contiene derechos y garantías que deben ser aplicados por los jueces sin alterar ni debilitar con vagas interpretaciones o ambigüedades la expresa significación de sus textos.”

 

Aquí repito: los jueces están vendidos y, entre el oro y la historia, prefieren el oro. Pero, el espíritu de la constitucionalidad es proteger los derechos del hombre y del ciudadano. Por eso, si esto sigue así debe haber una revolución en las calles que erradique a todo el aparato encargado de la justicia en el Perú, porque eso es un sarcasmo.

II

Reiteré entonces un magistral fallo de la Corte Federal argentina en defensa de las libertades, que construiría jurisprudencialmente el recurso de amparo conculcado por las dictaduras castrenses, como en el Perú. Veamos algo dicho por mí en la Constituyente (1979):

 

“Las garantías individuales existen y protegen a los individuos por el solo hecho de estar consagradas en la Constitución independientemente de las leyes reglamentarias. La Constitución contiene derechos y garantías que deben ser aplicados por los jueces sin alterar ni debilitar con vagas interpretaciones o ambigüedades la expresa significación de sus textos.”

 

Aquí repito: los jueces están vendidos y, entre el oro y la historia, prefieren el oro. Pero, el espíritu de la constitucionalidad es proteger los derechos del hombre y del ciudadano. Por eso, si esto sigue así debe haber una revolución en las calles que erradique a todo el aparato encargado de la justicia en el Perú, porque eso es un sarcasmo.

III

Debemos entronizar y señalar los cimientos para que los ciudadanos escojan el camino ellos mismos y no el de individuos adocenados en su torre de marfil que prefieren la librea a la toga. Toga negra sí, pero alma negra no. La elección de miembros del Tribunal Constitucional debe hacerse entre personas principalmente demócratas y si saben algo de derecho, mejor. Pero eso no acontece hoy. Lamentablemente, los actuales miembros del TC están con su mandato vencido y los que vengan estarán hipotecados a la traición. Por eso, necesitamos una cirugía de hierro que decapite a los cobardes que traicionan a la Constitución y las libertades.

 

Lo ideal sería ir a un plebiscito para nombrar a los miembros del TC. Pero como eso es inviable escojamos un camino en que la elección se realice con propuestas provenientes de las facultades de derecho de universidades nacionales y privadas, de los sindicatos, del empresariado, de las iglesias, de las fuerzas armadas, de la sociedad civil organizada, de representantes del Poder Judicial que sean jueces con un currículum vitae de luchadores por la libertad y no por sujetos amancebados con la autocracia y el servilismo mercenarios.

IV

Finalmente, sostengo reiterada y admonitoriamente que este Congreso descalificado no debe usurpar facultades constituyentes para reformar la Constitución apócrifa de 1993. Pretender como remedio, construir un bicameralismo sin debate nacional es utópico. No saben explicar por qué necesitamos dos cámaras ni el tricameralismo con el TC. Agitemos al país en las calles, en las universidades, en las ágoras para enmendar el siniestro camino existente hoy. No queremos una justicia “constitucional” burocratizada ni politizada con cuotas del poder. Tengo fe en que las masas se empeñarán en la tarea de refundar el orden constitucional para tener uno moralizador, revolucionario, sin otro culto que el habeas corpus y los derechos humanos. Pero ¡cuidado! bajo ningún concepto, insisto, someternos a los valetudinarios e intonsos actuales.

 

Salvemos al Perú, erradicando a los traidores de hoy. Que vengan figuras como las de antes, como aquel joven Haya de la Torre que luchó toda su vida por la libertad y llegó a ser presidente de la Asamblea Constituyente. Los hombres de ayer le darán la consigna a los putrefactos de hoy. ¡Los viejos a la tumba, los jóvenes a la obra!

 

(*) Jurista, exconstituyente, exdiputados y exsenador.


Más recientes

Por: Luis Gonzales Posada / La soledad de la ex presidenta de Bolivia

Por: Luis Gonzales Posada / La soledad de la ex presidenta de Bolivia

El rector de la Universidad Autónoma de Chile y ex ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera Neumann, ha escrito en el diario La Tercera de Santiago un admirable artículo titulado “Justicia para Jeanine Áñez”, recordando que la ex mandataria boliviana estuvo...

Por: Luciano Revoredo / Arte antisemita

Por: Luciano Revoredo / Arte antisemita

El arte contemporáneo a través de los años no ha estado exento de numerosos escándalos. Muchas veces es cierto provocados adrede por los propios artistas ávidos de figuración mediante el fácil recurso de la provocación. El dadaísta alemán Kurt Schwitters célebre por...

Nuevo faenón de la familia presidencial

Nuevo faenón de la familia presidencial

Cuñada del mandatario es lobista de empresa que logra jugoso contrato de s/3.8 millones Un nuevo escándalo en irregular entrega de licitaciones públicas salpica al presidente de la República, Pedro Castillo, esta vez la protagonista es su cuñada Jennifer Paredes,...

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial