23.3 C
Lima
Martes, Enero 26, 2021

Por: Phillip Butters / ¡Aceleren las investigaciones!

Las muertes de Inti y de Bryan no pueden quedar impunes. Hasta donde se sabe, es el Ministerio Público quien está acopiando información con respecto a los luctuosos sucesos de esas noches malhadadas en donde han terminado 90 policías heridos, 14 patrulleros destrozados, y dos motos hechas trizas. Al fin y al cabo, esos son bienes muebles, que sean públicos o privados, se recuperan; lo paga un seguro, lo vuelven a pintar, a arreglar, y todo sigue para adelante en la vida.

Pero las familias de estos pobres muchachos necesitan urgentemente saber qué pasó con sus hijos.

Y la Policía, con la DIGIMIN, que es la Dirección General de Inteligencia, debe haber acopiado todos los videos cercanos a la muerte de esos muchachos.

Ya deberíamos tener, en las próximas horas, estoy hablando para hoy o mañana, un informe pormenorizado dado por la Policía a la Fiscalía, que es la encargada de hacer las investigaciones y una rápida conclusión. Sino uno puede comenzar a especular que el Presidente Sagasti está haciendo política con el ministro Vargas, y lo que quieren hacer es quedar bien con la galería y después decirle a la Policía que lo que quieren hacer ellos es que se haga una reforma policial lo más ordenada posible.

Señores, para eso no han venido estos encargados del Ejecutivo. El señor Sagasti tiene que dar adelante la lucha contra la pandemia, las elecciones y la seguridad ciudadana que es fundamental.

O sea, si seguimos socavando la autoridad de la Policía, imagino que por uno o dos desgraciados que podrían haber matado a estos dos muchachos, o lo que es peor, si es que ningún policía ha tenido nada que ver en estas muertes. ¿Qué estamos haciendo? ¿Ganamos hora para los violentistas y para que la gente se siga envenenando en las redes y una prédica absolutamente barata que implica que los peruanos nos tengamos que matar entre nosotros? De ninguna manera.

La señora Zoraida Ávalos tiene que instar a los fiscales encargados de este tema a tener rápido los informes. Y por supuesto no solo están los testimoniales, están también las imágenes, las pericias balísticas, y de una buena vez hay que saber las cosas, porque sino todo el mundo desconfiará de todo el mundo y la gente le va a agarrar una bronca tremenda al Presidente Sagasti, que ya pidió perdón en su discurso inaugural.

Creo que fue muy aventurado y por supuesto hay otra gente que es absolutamente inescrupulosa, que los tratan a los muchachos como héroes de la democracia, y al meme siguiente los ponen como prontuariados y se llenan la boca con la muletilla esa de la “Generación del bicentenario”.

A mí eso me parece muy irresponsable. Hay que tener las cosas claras. Hay que tomar las cosas con frialdad, y todas esas personas que están azuzando a los muchachos, saben que a la hora de la hora ellos prenden una bomba, prenden fuego y se pueden hacer daño ellos mismos, porque hay muchachos que están absolutamente equivocados, pero igual son una ínfima minoría.

De cien chicos en una turba que está protestando, meten a cinco desgraciados y pueden hacer quedar a todos los demás como unos delincuentes, cosa que no lo son.

El derecho a la defensa es propio de la Policía Nacional y el derecho a la protesta, de los civiles. Todo con orden, con disciplina, como han hecho todos los muchachos de Piura, de Trujillo, de Lambayeque, de Chiclayo, Chimbote, Iquitos, Cusco, Puno o de Arequipa. Y ninguno de esos muchachos son tontos, el Perú los ha escuchado, y tienen una idea de las múltiples cosas que quieren hacer por el Perú.

Sería bueno también que esos muchachos se organicen, que tengan algún tipo de comunicación con la prensa y hasta con los propios ministros de los sectores, porque si quieren líderes juveniles ellos tienen que hacer política. Entiendo que no lo quieran hacer con los partidos políticos porque los detestan, pero sí pueden tener colectivos, asociaciones u organizaciones que tengan un vocero, un nombre y un apellido, para por fin entrarlos.

¿Por qué han protestado? ¿Cuál es su prioridad? ¿Qué es lo que creen qué hay que cambiar?, ¿Qué ley tiene que mejorarse? O en último caso, ¿Por qué creen ellos que la Constitución es la culpable de sus problemas? Reitero, es bueno que los muchachos se hayan expresado, pero tienen que darle una forma inteligente y entendible a su protesta.

Insisto, de una buena vez hay que saber la verdad. Sino, vamos a vivir en una eterna mentira o una eterna maldad. Pero la verdad tiene que prevalecer.

(*) La Dirección no se hace responsable por las notas firmadas

Las muertes de Inti y de Bryan no pueden quedar impunes. Hasta donde se sabe, es el Ministerio Público quien está acopiando información con respecto a los luctuosos sucesos de esas noches malhadadas en donde han terminado 90 policías heridos, 14 patrulleros destrozados, y dos motos hechas trizas. Al fin y al cabo, esos son bienes muebles, que sean públicos o privados, se recuperan; lo paga un seguro, lo vuelven a pintar, a arreglar, y todo sigue para adelante en la vida.

Pero las familias de estos pobres muchachos necesitan urgentemente saber qué pasó con sus hijos.

Y la Policía, con la DIGIMIN, que es la Dirección General de Inteligencia, debe haber acopiado todos los videos cercanos a la muerte de esos muchachos.

Ya deberíamos tener, en las próximas horas, estoy hablando para hoy o mañana, un informe pormenorizado dado por la Policía a la Fiscalía, que es la encargada de hacer las investigaciones y una rápida conclusión. Sino uno puede comenzar a especular que el Presidente Sagasti está haciendo política con el ministro Vargas, y lo que quieren hacer es quedar bien con la galería y después decirle a la Policía que lo que quieren hacer ellos es que se haga una reforma policial lo más ordenada posible.

Señores, para eso no han venido estos encargados del Ejecutivo. El señor Sagasti tiene que dar adelante la lucha contra la pandemia, las elecciones y la seguridad ciudadana que es fundamental.

O sea, si seguimos socavando la autoridad de la Policía, imagino que por uno o dos desgraciados que podrían haber matado a estos dos muchachos, o lo que es peor, si es que ningún policía ha tenido nada que ver en estas muertes. ¿Qué estamos haciendo? ¿Ganamos hora para los violentistas y para que la gente se siga envenenando en las redes y una prédica absolutamente barata que implica que los peruanos nos tengamos que matar entre nosotros? De ninguna manera.

La señora Zoraida Ávalos tiene que instar a los fiscales encargados de este tema a tener rápido los informes. Y por supuesto no solo están los testimoniales, están también las imágenes, las pericias balísticas, y de una buena vez hay que saber las cosas, porque sino todo el mundo desconfiará de todo el mundo y la gente le va a agarrar una bronca tremenda al Presidente Sagasti, que ya pidió perdón en su discurso inaugural.

Creo que fue muy aventurado y por supuesto hay otra gente que es absolutamente inescrupulosa, que los tratan a los muchachos como héroes de la democracia, y al meme siguiente los ponen como prontuariados y se llenan la boca con la muletilla esa de la “Generación del bicentenario”.

A mí eso me parece muy irresponsable. Hay que tener las cosas claras. Hay que tomar las cosas con frialdad, y todas esas personas que están azuzando a los muchachos, saben que a la hora de la hora ellos prenden una bomba, prenden fuego y se pueden hacer daño ellos mismos, porque hay muchachos que están absolutamente equivocados, pero igual son una ínfima minoría.

De cien chicos en una turba que está protestando, meten a cinco desgraciados y pueden hacer quedar a todos los demás como unos delincuentes, cosa que no lo son.

El derecho a la defensa es propio de la Policía Nacional y el derecho a la protesta, de los civiles. Todo con orden, con disciplina, como han hecho todos los muchachos de Piura, de Trujillo, de Lambayeque, de Chiclayo, Chimbote, Iquitos, Cusco, Puno o de Arequipa. Y ninguno de esos muchachos son tontos, el Perú los ha escuchado, y tienen una idea de las múltiples cosas que quieren hacer por el Perú.

Sería bueno también que esos muchachos se organicen, que tengan algún tipo de comunicación con la prensa y hasta con los propios ministros de los sectores, porque si quieren líderes juveniles ellos tienen que hacer política. Entiendo que no lo quieran hacer con los partidos políticos porque los detestan, pero sí pueden tener colectivos, asociaciones u organizaciones que tengan un vocero, un nombre y un apellido, para por fin entrarlos.

¿Por qué han protestado? ¿Cuál es su prioridad? ¿Qué es lo que creen qué hay que cambiar?, ¿Qué ley tiene que mejorarse? O en último caso, ¿Por qué creen ellos que la Constitución es la culpable de sus problemas? Reitero, es bueno que los muchachos se hayan expresado, pero tienen que darle una forma inteligente y entendible a su protesta.

Insisto, de una buena vez hay que saber la verdad. Sino, vamos a vivir en una eterna mentira o una eterna maldad. Pero la verdad tiene que prevalecer.

(*) La Dirección no se hace responsable por las notas firmadas

Más recientes