More

    Por: Phillip Butters / Bloqueo al Perú

    Con tristeza tengo que observar cómo ayer gente que nada tiene que ver con la peruanidad y nuestros valores como el trabajo, el progreso, la ambición, el de padres trabajadores que alimentan a sus hijos también con el ejemplo, ver con una melancolía que un grupo de gente despiadada destroce el trabajo de tanta gente que les ha costado tantos años.

    No me refiero a los inversionistas del sector agrario. Sino a los que cultivan, siembran, acopian, a los que han ido a trabajar ayer con buena fe y han sido abusados por una turba de gente que no tiene nada que ver con el sector agrícola y ha agarrado a pedradas a esa Policía que ha sido enviada al cadalso por un gobierno que no tiene idea de qué hacer.

    Enviar 500 o mil policías sin gases lacrimógenos o perdigones de GOMA, es simplemente enviarlos a recibir pedradas y maltratos.

    Nuestros policías no merecen esa humillación de estar asustados con la voz entrecortada, escondidos y recibiendo piedras de personas que no quieren nada más que la destrucción del régimen económico y de la Constitución, deseando que el Perú se convierta en un país comunista.

    No tiene ningún sentido lo que está pasando. A las empresas no les pueden obligar a subir el sueldo a los empleados al doble o triple, porque así lo quiere un congresista comunista, que además es minoría en el Parlamento.

    Al derogar la ley de Promoción Agraria, el Gobierno tendría que haber puesto a trabajar de la mano a los comunistas del Frente Amplio, con los del Frepap o con la gente de Alianza Para el Progreso y hacer una mejor ley.

    Ello porque una vez caído el régimen anterior, solamente queda el general, lo que hace inviable la cosecha, y lo que tendría que pasar es que las empresas simplemente no cosechen, y esa gente se quedó sin trabajo porque estamos en plenos meses de cosecha de todo tipo de verduras o frutas.

    Las empresas entonces tendrán que quebrar porque no les pueden obligar a pagar remuneraciones inviables con la economía o con el sentido común, porque son cultivos de Agroexportación.

    Y es el mercado mundial el que pone el precio de la uva, arándano, espárrago, palta, etc. y no un congresista comunista. Entonces si el dinero no da para pagar una planilla, simplemente se cerrará.

    Los informes que tengo, amigo lector de LA RAZÓN, son que muchos empleados han ido a trabajar porque están comprometidos con una empresa que ellos han ayudado a fundar y a hacerse de la nada.

    En Ica hay gente que tiene 10 años de capacitación y de conocimiento de su trabajo que lo siente como propio.

    Los bloqueos son ilegales e inconstitucionales, ¡Eso no es legítima protesta! Eso es vandalismo, subversión, abuso sobre muchas personas que no tienen nada que ver con la agroexportación, porque mucha gente se ha quedado en la mitad de la nada con la carretera bloqueada.

    Madres gestantes, adultos mayores, gente que necesita atención oncológica, gente que viajaba para visitar a su familia por fiestas, es un abuso horrible lo que hacen los comunistas, porque se han encontrado turbas de personas que no son trabajadores.

    ¿De dónde carajo sale una persona con una huaraca en Ica, si ahí la gente no usa huaraca, eso no es algo ancestral allá? ¿De dónde sacan esas piedras, esas llantas quemadas, si los iqueños y trujillanos no son así? No son belicosos ni rencorosos, eso es un absurdo.

    Trujillo e Ica tienen una muy buena economía con empleo pleno por la agricultura, y se está destrozando el Perú malamente, con insania.

    Espero que hoy se calme la situación y que haya un mínimo de ponderación, porque vienen las fiestas navideñas, y que Dios nos ilumine para encontrar el camino de la paz, no de las pedradas y el abuso.

    Mi solidaridad con la Policía Nacional y con los obreros de la agricultura del Perú, especialmente con las mujeres que necesitan trabajar para sus hijos.

    Lo que está pasando es un abuso alucinante, ilegal, inconstitucional y subversivo.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Con tristeza tengo que observar cómo ayer gente que nada tiene que ver con la peruanidad y nuestros valores como el trabajo, el progreso, la ambición, el de padres trabajadores que alimentan a sus hijos también con el ejemplo, ver con una melancolía que un grupo de gente despiadada destroce el trabajo de tanta gente que les ha costado tantos años.

    No me refiero a los inversionistas del sector agrario. Sino a los que cultivan, siembran, acopian, a los que han ido a trabajar ayer con buena fe y han sido abusados por una turba de gente que no tiene nada que ver con el sector agrícola y ha agarrado a pedradas a esa Policía que ha sido enviada al cadalso por un gobierno que no tiene idea de qué hacer.

    Enviar 500 o mil policías sin gases lacrimógenos o perdigones de GOMA, es simplemente enviarlos a recibir pedradas y maltratos.

    Nuestros policías no merecen esa humillación de estar asustados con la voz entrecortada, escondidos y recibiendo piedras de personas que no quieren nada más que la destrucción del régimen económico y de la Constitución, deseando que el Perú se convierta en un país comunista.

    No tiene ningún sentido lo que está pasando. A las empresas no les pueden obligar a subir el sueldo a los empleados al doble o triple, porque así lo quiere un congresista comunista, que además es minoría en el Parlamento.

    Al derogar la ley de Promoción Agraria, el Gobierno tendría que haber puesto a trabajar de la mano a los comunistas del Frente Amplio, con los del Frepap o con la gente de Alianza Para el Progreso y hacer una mejor ley.

    Ello porque una vez caído el régimen anterior, solamente queda el general, lo que hace inviable la cosecha, y lo que tendría que pasar es que las empresas simplemente no cosechen, y esa gente se quedó sin trabajo porque estamos en plenos meses de cosecha de todo tipo de verduras o frutas.

    Las empresas entonces tendrán que quebrar porque no les pueden obligar a pagar remuneraciones inviables con la economía o con el sentido común, porque son cultivos de Agroexportación.

    Y es el mercado mundial el que pone el precio de la uva, arándano, espárrago, palta, etc. y no un congresista comunista. Entonces si el dinero no da para pagar una planilla, simplemente se cerrará.

    Los informes que tengo, amigo lector de LA RAZÓN, son que muchos empleados han ido a trabajar porque están comprometidos con una empresa que ellos han ayudado a fundar y a hacerse de la nada.

    En Ica hay gente que tiene 10 años de capacitación y de conocimiento de su trabajo que lo siente como propio.

    Los bloqueos son ilegales e inconstitucionales, ¡Eso no es legítima protesta! Eso es vandalismo, subversión, abuso sobre muchas personas que no tienen nada que ver con la agroexportación, porque mucha gente se ha quedado en la mitad de la nada con la carretera bloqueada.

    Madres gestantes, adultos mayores, gente que necesita atención oncológica, gente que viajaba para visitar a su familia por fiestas, es un abuso horrible lo que hacen los comunistas, porque se han encontrado turbas de personas que no son trabajadores.

    ¿De dónde carajo sale una persona con una huaraca en Ica, si ahí la gente no usa huaraca, eso no es algo ancestral allá? ¿De dónde sacan esas piedras, esas llantas quemadas, si los iqueños y trujillanos no son así? No son belicosos ni rencorosos, eso es un absurdo.

    Trujillo e Ica tienen una muy buena economía con empleo pleno por la agricultura, y se está destrozando el Perú malamente, con insania.

    Espero que hoy se calme la situación y que haya un mínimo de ponderación, porque vienen las fiestas navideñas, y que Dios nos ilumine para encontrar el camino de la paz, no de las pedradas y el abuso.

    Mi solidaridad con la Policía Nacional y con los obreros de la agricultura del Perú, especialmente con las mujeres que necesitan trabajar para sus hijos.

    Lo que está pasando es un abuso alucinante, ilegal, inconstitucional y subversivo.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Más recientes