Por: Phillip Butters / ¡Cifras de espanto!

0
694
Columna Phillip Butters
Phillip Butters

Por: Phillip Butters / ¡Miente, miente, que algo queda! Ese parece, la máxima
del Gobierno. Porque es increíble que Martín Vizcarra salga a cada rato a decir que lo estamos haciendo bien.  Que somos un país líder en Sudamérica en la lucha contra el coronavirus, cuando las cifras son absolutamente adversas para nosotros. Al día de ayer el Perú tiene 17,837 infectados y, hasta donde se sabe 484 muertos. A ambas cifras uno las tiene que tomar, pero con pinzas. Porque yo a este Gobierno no le puedo creer, porque está hace rato, manipulando información de toda índole ¿Por qué no tendría entonces que estar engañándonos con las cifras? Pero lo que es alarmante, es cuando se compara con países de la región. Brasil tiene 40,814 contagios. Pero Brasil tiene 209 millones de personas. Siete veces más que los peruanos. Y nosotros tenemos la mitad. Hay que ser un genio de la estadística o de la matemática para darse cuenta que estamos con problemas graves. ¿Acaso Brasil tiene la mayoría de los hospitales de ese país, colapsados? ¿Acaso alguna ciudad del Brasil tiene 1 millón y medio de personas sin agua ni desagüe Es decir, ¡el 18% de Lima sin agua! ¿Acaso un país como Brasil tiene –según Ipsos Apoyo-, empresa a la cual no le creo ni lo que come, ¿42% de personas que no tienen ni trabajo ni ingresos?. Eso ha sido la portada del “diario oficial” El Comercio. Entonces, es evidente que el bono ha fracasado. Es evidente que el bono no le ha llegado a la gente. Y hasta el día de ayer, las MINISTRAS DE ECONOMÍA, y de DESARROLLO E INCLUSIÓN SOCIAL, la señorita Alva y la señora Luna, no dicen exactamente ¡CUÁNTOS PERUANOS HAN COBRADO EL BONO! Es algo sencillísimo de entender, la desesperación de la gente que está saliendo en un éxodo, como Moisés, cuando buscaba la tierra prometida, la gente está regresando a provincias. Está desesperada, porque no tiene qué comer. Y dónde se notan esas cifras, que ya hay departamentos que hace dos semanas no tenían infectados como Moquegua, como Tacna, como Huancavelica, como Puno, como Ayacucho, que ya los tienen.  Y, señores, Iquitos comenzó con uno y miren en qué cantidad está. Resulta clarísimo que además de Lima y Callao, departamentos más complicados, porque son los que tienen más población y está centralizada. Están muy mal Lambayeque, está muy mal Ancash, Tumbes, Piura, Trujillo y Loreto.

Entonces, señores, cómo es posible que el Gobierno se ponga a hablar, de levantar la cuarentena por partes. Eso sería suicida. Los números son atroces, los números son de espanto. Y sin embargo, el Gobierno se queda sin hacer nada, sin promover cosas elementales, como las que venimos sugiriendo desde estas líneas de LA RAZÓN, en Combutters por Willax y PBO por Willax, que es el reparto directo de comida a cargo de las Fuerzas Armadas y Policiales. Los alcaldes es evidente que no se han dado abasto y que no tienen capacidad para hacerlo. ¿Cómo es posible que en los penales la gente se siga muriendo? Se habla de que van a dar 3 mil indultos. Pero hay irracionalidad y un odio enfermizo. ¿Cómo es posible que Susana Villarán siga allí, cuando puede estar en su casa con un grillete? La “caviarada” quiere que se muera, pregunto, ¿Para que no les tire dedo? Lo de Keiko es atroz. “Carhuancho se ha negado a ver su pedido de levantamiento de prisión, simple y llanamente para darle largonas a su excarcelación. Cruel, cruel” Número uno, de Keiko no se ha probado, que haya recibido dinero de Odebrecht. Es una investigada, lo propio Pier Figari. ¿Por qué no pueden ir a sus casas con arresto domiciliario? ¡Por Dios santo! ¿A dónde se va a fugar? Si estamos en cuarentena. Estamos viendo un Gobierno y sus adláteres de la prensa, con una actitud vergonzosa de ocultamiento de la información y, de tergiversación de la realidad. Y, señores, por si acaso, el delito por omisión de funciones existe. Y el genocidio, también está penado. Tarde o temprano, la justicia les va a caer a estos miserables.