More

    Por: Phillip Butters / Debates y encuestas

    Amigo lector de LA RAZÓN, todo el mundo esperaba con ansias el debate entre la señora “K” y el profesor Castillo. Sostengo que el candidato de Perú Libre se equivocó al retarla a ir a su propia tierra, porque creo que sí resultó evidente que le puso todas las trabas posibles, desde bloquearle la llegada a la plaza, también carreteras y caminos, todo para su libre tránsito.

    Tal es así que según un reportaje de Panorama, tan bien conducido por la señora Cueva, se notó que uno de sus asesores, que también es asesor de Vladimir Cerrón, mano derecha y además jefe de campaña, le decía que se apure en irse. Es decir, se quería correr en la misma Plaza de Armas de Chota, de su temida señora Keiko Fujimori. Cosa que fue evidente.

    Pese a ello, hicieron una serie de propuestas que la verdad, por la propia mecánica del debate, nunca iban a ser explicadas, puro pullas de idas y vueltas.

    Creo que lo más significativo, al margen de su contenido o sus afirmaciones y sus dichos, fue el hecho de que el señor se estaba muriendo de miedo a afrontar una responsabilidad, que es la de demostrar al Perú que está capacitado para ser Presidente de la República, independientemente a que él considere o piense mal, regular o inclusive bien de algunas de las ideas de Keiko, él tiene que exponer las propias, y el señor no lo sabe hacer.

    Es más, hasta donde se sabe y ha informado el Jurado Nacional de Elecciones, sus propios partidarios se están negando a concurrir a los próximos cuatro debates. Los primeros dos serían seguramente con Keiko, después debatirían los vicepresidentes y luego el equipo técnico.

    Resulta claro que la vicepresidenta del señor es impresentable, que Vladimir Cerrón es un tipo con una sentencia de corrupción, que es el titiritero del señor pero no puede dar la cara porque no puede ser oficialmente el candidato y, como es evidente, también ante preguntas de Panorama sobre su equipo técnico, el señor no tenía cómo mostrarlo.

    Entonces, en el devenir de lo que se aproxima en las próximas semanas seguramente veremos encuestas de las más conocidas, como Datum, CIT, Apoyo, las tres con idéntico resultado para Keiko, 34%.

    En el caso de Datum y Apoyo, ponen a Castillo con 44% y con 43% y la diferencia es la de CIT que solo le da 37.6%. Resulta claro que la tendencia de Keiko puede mejorar y la del maestro puede decrecer.

    Ahora bien, ¿Cuál será la velocidad para que se crucen las dos tendencias y ella pase arriba? Complicado establecer, habida cuenta que el principal enemigo de Keiko ni siquiera es Pedro Castillo porque él se mete cabe solo, es el anti voto, y para eso se trabajó mucho y muy bien coordinado con Odebrecht, con Soros y con toda la concentración de la prensa, el Grupo RPP, el Grupo La República, el Grupo El Comercio.

    Eso han hecho durante años algunos como La República, un trabajo de demolición de la imagen pública de Keiko Fujimori, y resulta paradójico ver el día del debate a la señora Del Río, que ha sido tan cercana y cariñosa con Vizcarra que es un ladrón y corrupto, además de haber entrevistado unas 50 veces al señor Cateriano que ha sido el libretista del golpe de Estado de Vizcarra, como también al señor Gorriti, a su primito Salvador Del Solar con respecto a las bondades de cerrar un Congreso y fustigar a Keiko como corrupta.

    Entonces ahora RPP envía al lugar de los hechos a una persona que ha sido activista anti Keiko, a preguntarle a Keiko la complicación del anti voto. Ya lo de América Televisión fue graciosísimo. A la par de la señora Del Río, en América Televisión, es decir Mávila Huertas, la más ultra vizcarrista de la historia y anti Keiko de la historia, preguntarle a la candidata cómo va a hacer para ganar.

    Ciertamente, en el set de Cuarto Poder, el programa que ha sido el chiquero de Vizcarra y de PPK cuando le acusaron a Keiko de narcotraficante, ahora el Perú se pregunta qué tiene que hacer Keiko para voltear ese anti voto.

    Bueno, esos señores deberían tener la suficiente cara y vergüenza, como para no opinar del tema.

    Hemos escuchado a Augusto Thorndike ahora en ¡Willax! ¡Plop!, decir que él simple y llanamente “apechugó” cuando su exjefa Clara Elvira Ospina les obligó a difamar a Keiko Fujimori con una acusación absurda de narcotráfico, una cabal difamación.

    Ese es el gran problema que tiene Keiko ahora, el anti voto tan bien fraguado por los medios y que acompañó en su momento Frecuencia Latina y ATV.

    Entonces, ahora todo el mundo está desesperado porque puede ganar una persona que evidentemente es un ignorante que no tiene una idea de cómo manejar el Perú. Nunca leyó un contrato, no conoce la Constitución ni las Leyes.

    El señor habla de renegociar contratos mineros, pesqueros, todo tipo de concesiones y no tiene ni una idea de cómo se hace. Ese es el gran drama que vivimos nosotros.

    Entre debates y encuestas la gente va a comenzar a guiarse por esa sensación de ganador o de perdedor. La situación está harto difícil, pero los responsables de esta desgracia tienen mucho que ver con la forma en que han envenenado a la prensa y al Perú, y cómo promocionaron al señor Castillo de manera febril en los últimos 12 o 15 días previos a la primera vuelta, en donde tenían que destrozar a López Aliaga y dividir a la derecha. Ahora estamos como estamos. Que Dios nos coja confesados.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Amigo lector de LA RAZÓN, todo el mundo esperaba con ansias el debate entre la señora “K” y el profesor Castillo. Sostengo que el candidato de Perú Libre se equivocó al retarla a ir a su propia tierra, porque creo que sí resultó evidente que le puso todas las trabas posibles, desde bloquearle la llegada a la plaza, también carreteras y caminos, todo para su libre tránsito.

    Tal es así que según un reportaje de Panorama, tan bien conducido por la señora Cueva, se notó que uno de sus asesores, que también es asesor de Vladimir Cerrón, mano derecha y además jefe de campaña, le decía que se apure en irse. Es decir, se quería correr en la misma Plaza de Armas de Chota, de su temida señora Keiko Fujimori. Cosa que fue evidente.

    Pese a ello, hicieron una serie de propuestas que la verdad, por la propia mecánica del debate, nunca iban a ser explicadas, puro pullas de idas y vueltas.

    Creo que lo más significativo, al margen de su contenido o sus afirmaciones y sus dichos, fue el hecho de que el señor se estaba muriendo de miedo a afrontar una responsabilidad, que es la de demostrar al Perú que está capacitado para ser Presidente de la República, independientemente a que él considere o piense mal, regular o inclusive bien de algunas de las ideas de Keiko, él tiene que exponer las propias, y el señor no lo sabe hacer.

    Es más, hasta donde se sabe y ha informado el Jurado Nacional de Elecciones, sus propios partidarios se están negando a concurrir a los próximos cuatro debates. Los primeros dos serían seguramente con Keiko, después debatirían los vicepresidentes y luego el equipo técnico.

    Resulta claro que la vicepresidenta del señor es impresentable, que Vladimir Cerrón es un tipo con una sentencia de corrupción, que es el titiritero del señor pero no puede dar la cara porque no puede ser oficialmente el candidato y, como es evidente, también ante preguntas de Panorama sobre su equipo técnico, el señor no tenía cómo mostrarlo.

    Entonces, en el devenir de lo que se aproxima en las próximas semanas seguramente veremos encuestas de las más conocidas, como Datum, CIT, Apoyo, las tres con idéntico resultado para Keiko, 34%.

    En el caso de Datum y Apoyo, ponen a Castillo con 44% y con 43% y la diferencia es la de CIT que solo le da 37.6%. Resulta claro que la tendencia de Keiko puede mejorar y la del maestro puede decrecer.

    Ahora bien, ¿Cuál será la velocidad para que se crucen las dos tendencias y ella pase arriba? Complicado establecer, habida cuenta que el principal enemigo de Keiko ni siquiera es Pedro Castillo porque él se mete cabe solo, es el anti voto, y para eso se trabajó mucho y muy bien coordinado con Odebrecht, con Soros y con toda la concentración de la prensa, el Grupo RPP, el Grupo La República, el Grupo El Comercio.

    Eso han hecho durante años algunos como La República, un trabajo de demolición de la imagen pública de Keiko Fujimori, y resulta paradójico ver el día del debate a la señora Del Río, que ha sido tan cercana y cariñosa con Vizcarra que es un ladrón y corrupto, además de haber entrevistado unas 50 veces al señor Cateriano que ha sido el libretista del golpe de Estado de Vizcarra, como también al señor Gorriti, a su primito Salvador Del Solar con respecto a las bondades de cerrar un Congreso y fustigar a Keiko como corrupta.

    Entonces ahora RPP envía al lugar de los hechos a una persona que ha sido activista anti Keiko, a preguntarle a Keiko la complicación del anti voto. Ya lo de América Televisión fue graciosísimo. A la par de la señora Del Río, en América Televisión, es decir Mávila Huertas, la más ultra vizcarrista de la historia y anti Keiko de la historia, preguntarle a la candidata cómo va a hacer para ganar.

    Ciertamente, en el set de Cuarto Poder, el programa que ha sido el chiquero de Vizcarra y de PPK cuando le acusaron a Keiko de narcotraficante, ahora el Perú se pregunta qué tiene que hacer Keiko para voltear ese anti voto.

    Bueno, esos señores deberían tener la suficiente cara y vergüenza, como para no opinar del tema.

    Hemos escuchado a Augusto Thorndike ahora en ¡Willax! ¡Plop!, decir que él simple y llanamente “apechugó” cuando su exjefa Clara Elvira Ospina les obligó a difamar a Keiko Fujimori con una acusación absurda de narcotráfico, una cabal difamación.

    Ese es el gran problema que tiene Keiko ahora, el anti voto tan bien fraguado por los medios y que acompañó en su momento Frecuencia Latina y ATV.

    Entonces, ahora todo el mundo está desesperado porque puede ganar una persona que evidentemente es un ignorante que no tiene una idea de cómo manejar el Perú. Nunca leyó un contrato, no conoce la Constitución ni las Leyes.

    El señor habla de renegociar contratos mineros, pesqueros, todo tipo de concesiones y no tiene ni una idea de cómo se hace. Ese es el gran drama que vivimos nosotros.

    Entre debates y encuestas la gente va a comenzar a guiarse por esa sensación de ganador o de perdedor. La situación está harto difícil, pero los responsables de esta desgracia tienen mucho que ver con la forma en que han envenenado a la prensa y al Perú, y cómo promocionaron al señor Castillo de manera febril en los últimos 12 o 15 días previos a la primera vuelta, en donde tenían que destrozar a López Aliaga y dividir a la derecha. Ahora estamos como estamos. Que Dios nos coja confesados.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Artículo anteriorCastillo se acobarda
    Artículo siguienteO nos UNIMOS o nos HUNDIMOS
    Artículo anteriorCastillo se acobarda
    Artículo siguienteO nos UNIMOS o nos HUNDIMOS

    Más recientes