More

    Por: Phillip Butters / Entre la mentira y la corrupción

    Por: Phillip Butters / Si el suscrito fue alguien “políticamente correcto”, el título en esta columna sería “falta de transparencia y probables negociados”. Pero como yo no estoy escribiendo en las líneas de LA RAZÓN para hacer relaciones públicas, ni caerle bien a nadie, tengo que decir la verdad. Y lo que está pasando es realmente un escándalo. El gobierno encubre, disfraza, maquilla y altera cifras como se le da la gana. Hace días seguimos viviendo la mentira de las pruebas serológicas o rápidas. Y siempre, el número de infectados va entre mil y mil 200. Y así, nos tienen todos los días con la mecida de la cantidad de curados, y de descartados y de infectados. Las cifras, la verdad, es que son increíbles e inverosímiles. Basta con el ejemplo que escribí el día de ayer en esta columna.

    El día viernes, el general Morán, a la sazón, Ministro del Interior, informó que había 120 policías con pruebas positivas de coronavirus, 300 en observación y 12 muertos. Pues
    bien, el día de ayer, el General Lavalle, el Comandante General de la PNP tuvo que aceptar que había ¡Mil policías infectados! Es decir, mucho más del doble que lo ellos estaban informando tres días antes. Y por supuesto, en el Ejército la cosa va de “castaño a oscuro”, porque hasta donde se sabe hay 12 Generales infectados. Y no se sabe cuánta oficialidad y tropa está en las mismas. El hospital de la Policía no se da abasto y ha tenido que
    contratar y hacer un convenio con la Maison de Santé. ¿Cómo están los hospitales militares entonces? Y el Gremio Médico se ha pronunciado en voz del doctor Ciro Maguiña, que es el vicedecano el Colegio Médico, indicando que ellos consideran que se tendría que extender la cuarentena cuando, por menos, unos diez días más. Y todos los médicos del Perú, en diversos hospitales, dicen que la situación ¡HA COLAPSADO! Es decir, no dan para más, ni para ingresar y dar diagnósticos y tratamientos, ni para siquiera mandar a enterrar a los muertos.

    Seguimos con las fosas individuales y el famoso “comando humanitario” del ministro Zamora ya no tiene cómo ocultar muertos. Dicho sea de paso, el ministro en mención se molesta con Panorama, cuando les dan voz a los médicos que opinan en contra de él. El
    Gobierno intenta hacer más sicosociales y el Presidente dice que se equivocaron en algunas cosas y los trolls pagados siguen poniendo “likes” a los dichos por Vizcarra y sus adláteres. Comienzan a hablar de una reapertura parcial de la cuarentena, cuando la verdad los números se disparan y son sumamente agresivos. Una de las cosas que está pasando, es que no pueden frenar la presión internacional, agencias internacionales reconocidas
    como Associated Press (AP) de los Estados Unidos, United Press, Reuters que es inglesa, DPA que es de Alemania, ANSA que es de Italia, EFE que es de España, Xinhua de China, France-Presse de Francia y la BBC de Londres, claman por información fidedigna, porque nosotros, al ser parte de un concierto internacional que no puede mentir con respecto a la gravedad de lo que pasa acá, y eso ha generado una presión, en muchos de los miembros de los canales de la prensa “mermelera”, en decir la verdad, ya connotados “vizcarristas”, que han sido waripoleras de este régimen, que ha hecho barbaridad y media, comienzan a soltar la verdad.

    Columnistas de hasta La República, que es un medio oficial del Gobierno para decir las cosas claras, comienzan a cuestionar las cifras de la mentira, porque – señores- además ¡LA CORRUPCIÓN GALOPA, TANTO EN EL MINSA COMO EN ESSALUD! Y va a tener
    que estar, en muy poco tiempo, en el banquillo de los acusados, o como testigo o como inculpado, el ministro Zamora. Y por supuesto, Fiorella Molinelli cuando se vaya Vizcarra (Si es que se va) Va a tener mucho que responder en tribunales. Las adquisiciones de mascarillas, respiradores y estas pruebas, apestan a podrido. Y vaya que hay corrupción en ambas localidades. Vamos a ver qué pasa con el tiempo. Pero la mentira tiene patas cortas.
    Y ya el mundo se está dando cuenta de que hay un tremendo mentiroso trabajando en la Plaza de Armas.

    Por: Phillip Butters / Si el suscrito fue alguien “políticamente correcto”, el título en esta columna sería “falta de transparencia y probables negociados”. Pero como yo no estoy escribiendo en las líneas de LA RAZÓN para hacer relaciones públicas, ni caerle bien a nadie, tengo que decir la verdad. Y lo que está pasando es realmente un escándalo. El gobierno encubre, disfraza, maquilla y altera cifras como se le da la gana. Hace días seguimos viviendo la mentira de las pruebas serológicas o rápidas. Y siempre, el número de infectados va entre mil y mil 200. Y así, nos tienen todos los días con la mecida de la cantidad de curados, y de descartados y de infectados. Las cifras, la verdad, es que son increíbles e inverosímiles. Basta con el ejemplo que escribí el día de ayer en esta columna.

    El día viernes, el general Morán, a la sazón, Ministro del Interior, informó que había 120 policías con pruebas positivas de coronavirus, 300 en observación y 12 muertos. Pues
    bien, el día de ayer, el General Lavalle, el Comandante General de la PNP tuvo que aceptar que había ¡Mil policías infectados! Es decir, mucho más del doble que lo ellos estaban informando tres días antes. Y por supuesto, en el Ejército la cosa va de “castaño a oscuro”, porque hasta donde se sabe hay 12 Generales infectados. Y no se sabe cuánta oficialidad y tropa está en las mismas. El hospital de la Policía no se da abasto y ha tenido que
    contratar y hacer un convenio con la Maison de Santé. ¿Cómo están los hospitales militares entonces? Y el Gremio Médico se ha pronunciado en voz del doctor Ciro Maguiña, que es el vicedecano el Colegio Médico, indicando que ellos consideran que se tendría que extender la cuarentena cuando, por menos, unos diez días más. Y todos los médicos del Perú, en diversos hospitales, dicen que la situación ¡HA COLAPSADO! Es decir, no dan para más, ni para ingresar y dar diagnósticos y tratamientos, ni para siquiera mandar a enterrar a los muertos.

    Seguimos con las fosas individuales y el famoso “comando humanitario” del ministro Zamora ya no tiene cómo ocultar muertos. Dicho sea de paso, el ministro en mención se molesta con Panorama, cuando les dan voz a los médicos que opinan en contra de él. El
    Gobierno intenta hacer más sicosociales y el Presidente dice que se equivocaron en algunas cosas y los trolls pagados siguen poniendo “likes” a los dichos por Vizcarra y sus adláteres. Comienzan a hablar de una reapertura parcial de la cuarentena, cuando la verdad los números se disparan y son sumamente agresivos. Una de las cosas que está pasando, es que no pueden frenar la presión internacional, agencias internacionales reconocidas
    como Associated Press (AP) de los Estados Unidos, United Press, Reuters que es inglesa, DPA que es de Alemania, ANSA que es de Italia, EFE que es de España, Xinhua de China, France-Presse de Francia y la BBC de Londres, claman por información fidedigna, porque nosotros, al ser parte de un concierto internacional que no puede mentir con respecto a la gravedad de lo que pasa acá, y eso ha generado una presión, en muchos de los miembros de los canales de la prensa “mermelera”, en decir la verdad, ya connotados “vizcarristas”, que han sido waripoleras de este régimen, que ha hecho barbaridad y media, comienzan a soltar la verdad.

    Columnistas de hasta La República, que es un medio oficial del Gobierno para decir las cosas claras, comienzan a cuestionar las cifras de la mentira, porque – señores- además ¡LA CORRUPCIÓN GALOPA, TANTO EN EL MINSA COMO EN ESSALUD! Y va a tener
    que estar, en muy poco tiempo, en el banquillo de los acusados, o como testigo o como inculpado, el ministro Zamora. Y por supuesto, Fiorella Molinelli cuando se vaya Vizcarra (Si es que se va) Va a tener mucho que responder en tribunales. Las adquisiciones de mascarillas, respiradores y estas pruebas, apestan a podrido. Y vaya que hay corrupción en ambas localidades. Vamos a ver qué pasa con el tiempo. Pero la mentira tiene patas cortas.
    Y ya el mundo se está dando cuenta de que hay un tremendo mentiroso trabajando en la Plaza de Armas.

    Más recientes