Por: Phillip Butters / ¡ESTO ES GUERRA…!

0
1317
Columna Phillip Butters
Columna Phillip Butters

Por: Phillip Butters / El exitoso programa de América Televisión se ha trasladado a Palacio de Gobierno y a la Plaza Bolívar. Martín Vizcarra no sabe si ser de las Cobras o de los Leones y lo mismo dice el señor Merino de Lama. El show es interminable, porque claro, de la inmunidad parlamentaria, a la inmunidad presidencial, a la inmunidad de los ministros, hay pues muchísimas opiniones a favor y muy pocas en contra. Pero ya se imaginan la locura que va a pasar, cuando le comiencen a llegar las denuncias a Vizcarra, por los hospitales de Moquegua y por las otras 14 denuncias que tiene por esos lares. ¿Se imaginan a Vizcarra teniendo que ir a atestiguar, como cualquier hijo de vecino, a los locales de las fiscalía moqueguanas? Ojo que si no va, lo pueden citar bajo apercibimiento de ley y lo podrían detener, enmarrocar y subirlo a un avión para llevarlo a Moquegua. Algo que parece una locura, pero que le pasa a cualquier parroquiano que deja de tener inmunidad presidencial. Pero señores, ¿ustedes se imaginan a Zamora con una denuncia
por delito contra la vida, por la torpeza de no poder oxígeno en los hospitales? ¿Ustedes se imaginan al Cuerpo Médico de EsSalud denunciando en bloque a Fiorella Molinelli por atentar contra la vida de los doctores? ¿Ustedes se imaginan enmarrocados a cualquiera de esos señores, como consecuencia de una prisión preventiva? Para no hablar por supuesto del señor Urresti que podría tener una sentencia condenatoria para fin de año. Recordemos que él está acusado del homicidio de Hugo Bustíos. Y también tiene una acusación fiscal por la compra de patrulleros en la época de Ollanta Humala y Nadine, porque Urresti se olvida de que esos dos, fueron sus jefes. Pero señores, ahí no queda a cosa. Con esta locura de sentenciar a la gente en primera instancia para anularle su carrera política, que se prepare Forsyth porque él que ha sido tan “machito”, quitándole las cosas a los ambulantes lo podrían acusar de robo, o ser parte de una asociación ilícita para delinquir, y birlar las cosas de los pobres comerciantes ¿Se imaginan si este señor se equivoca o se equivoca algún sereno y le mete un mal palazo a alguien y lo acusan de ser el jefe de una organización criminal que golpeaa mujeres embarazadas? Porque esas cosas las puede hacer cualquier abogadito tipo José Domingo Pérez o Vela Barba, tinterillos dementes hay un montón. Y basta con conseguirte tu “Carhuanchito” y ese, antes de navidad, le clave una sentencia en primera instancia a Forsyth y “Cataplun”, a su papi Harold le va dar un soponcio como a su tío Siomi Lerner o a su padrino Chicho Mohme y se van a quedar sin candidato a la Presidencia. Porque claro, eso se lo pueden hacer no solamente a él sino a todos los supuestos candidatos que no podrían serlo por una sentencia condenatoria e primera instancia. Es decir, va a haber un festival de guerras de toda índole; guerra contra el Presidente, guerra contra los ministros, guerra contra los parlamentarios, contra los que son candidatos o contra los que pueden ser. Ese es el pan estúpido que ha puesto Vizcarra en el tapete. O en el plano del ajedrez político. En el ínterin el Covid-19 sigue matando a miles de peruanos, los pobres del SIS (Seguro Integral de Salud) o de EsSalud no pueden ir a ninguna clínica “pituca” porque no los van a atender y la pandemia va a seguir
creciendo y vamos a ver colas en el hospital Dos de Mayo, en el Rebagliati, colas en el hospital Carrión, en el María Auxiliadora y así, en todos los hospitales de Lima. Esto va a ser como en la época de Alan García, en donde hacían cola en las bodegas y a la hora de
la hora no había pan. Bueno lo que no hay ahora son Unidades de Cuidados Intensivos UCI. Y además la situación CATASTRÓFICA de la economía, los millones de peruanos que ya salieron a la calle se van a dar cuenta que no tienen trabajo, botaron a los mozos de
los restaurantes, a los que limpian los hoteles, a los obreros de las fábricas textiles, van a ver decenas de miles de nuevos taxistas y de nuevos ambulantes y las va a reventar “en la cara” la gratificación de 28, que no va a tener nadie, salvo Vizcarra y sus ministros. Y por supuesto “ESTO ES GUERRA” va a ser chiquito, porque viene un gran “COMBATE”: el de la gente contra Vizcarra.