More

    Por: Phillip Butters / La campaña del miedo

    Ha hecho bien Keiko Fujimori en solicitar a sus seguidores no atacar torpemente al profesor Castillo, en la medida de que él fácilmente podría victimizarse y atribuir ese cargamontón a que “los ricos y los poderosos atacan al pobre profesor provinciano”.

    Porque lo que se tiene que hacer es simplemente mostrar el ideario del señor y pedirle que dé explicaciones al país. Al no tener argumentos ni mostrar solidez, él solo se va a encontrar en la disyuntiva de tener que explicar su ligazón evidente con Sendero Luminoso y con el MRTA, su fanática propuesta estatista, comunista, sectaria y hasta racista en su visión de cómo se debe entender el Estado.

    Sin ir más lejos, una evidente contradicción es que el profesor Castillo haya agradecido a los ronderos de todo el ande peruano el apoyo a su campaña.

    Para los muchachos de hoy, especialmente para los citadinos, hablar de los ronderos es hablar de algo que probablemente hayan visto en algún lugar, como en una caricatura o un dibujo.

    El común de los muchachos, no solo de Lima sino también de provincias, no tienen una idea de quien fuera Alberto Fujimori como Presidente. Y precisamente uno de los más grandes éxitos de Fujimori fue derrotar a Sendero Luminoso, expulsarlo del campo y que regresen a las ciudades porque fueron los ronderos los que fueron armados por Fujimori, él personalmente les entregó escopetas, armas, los “empoderó”, como se dice ahora.

    Fue una unión muy directa y expresa. Se informó de que el Gobierno le facilitaría recursos logísticos y lo que devino es que estos señores con su propia justicia fueron a expulsar a Sendero Luminoso de diferentes comarcas y localidades.

    Y por supuesto, los ronderos se unieron con las iglesias evangélicas y católicas para comenzar a lo que ellos consideraban lo que era su justicia. El profesor Castillo con su chicote nos quiere hacer pensar que los ronderos tienen un ideario comunista, cuando es todo lo contrario. ¿Cómo es que se va a poder demostrar eso? Es muy sencillo, los ronderos actuales son hijos y nietos de los ronderos anteriores. Y una de las labores que tienen que hacer los seguidores de Keiko, es hacer memoria colectiva, precisamente decirle a la gente qué es lo que implicaba Sendero Luminoso y el MRTA para el campesino pobre y para la madre gestante de esa época, con la gente que tenía muy poco poder económico, que eran muchas veces alimentados por los ronderos y por supuesto les permitían que los abigeos terrucos puedan defender la propiedad de estas personas.

    Y por ahí la propiedad es algo que muy fuertemente va a poder explicar Keiko, porque una de las cosas que no se entiende en el Perú es que el hombre pobre está muy ligado a su propiedad y eso es algo muy capitalista, entonces esa es una muy buena idea, permitir que mediante la exposición de las bárbaras propuestas de Castillo venga su propia derrota.

    Evidentemente una de las coas que tampoco se tiene que hacer es mostrar a Keiko como la “buena” de un momento a otro, mientras que el otro señor simplemente es el “malo”, porque él se victimizaría y diría que la lideresa de Fuerza Popular es la candidata de los ricos y de los medios de comunicación, y él es el endemoniado por los poderosos del Perú.

    Como es evidente, la campaña recién comienza, pero el primer paso de Keiko ha sido interesante. Por supuesto que el triunfalismo que le está rodeando por algunas voces, tiene que quedarse callado y no ser torpe, pensar con el cerebro y entender que los sentimientos de las personas también pueden ser procesados de una manera inteligente, aunque claro, el cerebro es el que piensa, y el estómago y el hígado es quien odia y tiene resentimiento.

    Ha hecho bien Keiko Fujimori en solicitar a sus seguidores no atacar torpemente al profesor Castillo, en la medida de que él fácilmente podría victimizarse y atribuir ese cargamontón a que “los ricos y los poderosos atacan al pobre profesor provinciano”.

    Porque lo que se tiene que hacer es simplemente mostrar el ideario del señor y pedirle que dé explicaciones al país. Al no tener argumentos ni mostrar solidez, él solo se va a encontrar en la disyuntiva de tener que explicar su ligazón evidente con Sendero Luminoso y con el MRTA, su fanática propuesta estatista, comunista, sectaria y hasta racista en su visión de cómo se debe entender el Estado.

    Sin ir más lejos, una evidente contradicción es que el profesor Castillo haya agradecido a los ronderos de todo el ande peruano el apoyo a su campaña.

    Para los muchachos de hoy, especialmente para los citadinos, hablar de los ronderos es hablar de algo que probablemente hayan visto en algún lugar, como en una caricatura o un dibujo.

    El común de los muchachos, no solo de Lima sino también de provincias, no tienen una idea de quien fuera Alberto Fujimori como Presidente. Y precisamente uno de los más grandes éxitos de Fujimori fue derrotar a Sendero Luminoso, expulsarlo del campo y que regresen a las ciudades porque fueron los ronderos los que fueron armados por Fujimori, él personalmente les entregó escopetas, armas, los “empoderó”, como se dice ahora.

    Fue una unión muy directa y expresa. Se informó de que el Gobierno le facilitaría recursos logísticos y lo que devino es que estos señores con su propia justicia fueron a expulsar a Sendero Luminoso de diferentes comarcas y localidades.

    Y por supuesto, los ronderos se unieron con las iglesias evangélicas y católicas para comenzar a lo que ellos consideraban lo que era su justicia. El profesor Castillo con su chicote nos quiere hacer pensar que los ronderos tienen un ideario comunista, cuando es todo lo contrario. ¿Cómo es que se va a poder demostrar eso? Es muy sencillo, los ronderos actuales son hijos y nietos de los ronderos anteriores. Y una de las labores que tienen que hacer los seguidores de Keiko, es hacer memoria colectiva, precisamente decirle a la gente qué es lo que implicaba Sendero Luminoso y el MRTA para el campesino pobre y para la madre gestante de esa época, con la gente que tenía muy poco poder económico, que eran muchas veces alimentados por los ronderos y por supuesto les permitían que los abigeos terrucos puedan defender la propiedad de estas personas.

    Y por ahí la propiedad es algo que muy fuertemente va a poder explicar Keiko, porque una de las cosas que no se entiende en el Perú es que el hombre pobre está muy ligado a su propiedad y eso es algo muy capitalista, entonces esa es una muy buena idea, permitir que mediante la exposición de las bárbaras propuestas de Castillo venga su propia derrota.

    Evidentemente una de las coas que tampoco se tiene que hacer es mostrar a Keiko como la “buena” de un momento a otro, mientras que el otro señor simplemente es el “malo”, porque él se victimizaría y diría que la lideresa de Fuerza Popular es la candidata de los ricos y de los medios de comunicación, y él es el endemoniado por los poderosos del Perú.

    Como es evidente, la campaña recién comienza, pero el primer paso de Keiko ha sido interesante. Por supuesto que el triunfalismo que le está rodeando por algunas voces, tiene que quedarse callado y no ser torpe, pensar con el cerebro y entender que los sentimientos de las personas también pueden ser procesados de una manera inteligente, aunque claro, el cerebro es el que piensa, y el estómago y el hígado es quien odia y tiene resentimiento.

    Más recientes