Por: Phillip Butters / La Ley Agraria, la protesta, el “terruqueo” y la “muleta”

por | Dic 7, 2020 | Sin categoría

La Ley de Promoción Agraria debe haber sido una de las leyes de mejor rendimiento y resultados de la historia del Perú.

¿Cómo es que se me ocurre afirmar tamaña conclusión, siendo esta tan impopular en este momento?

Esta mal llamada “Ley Chlimper” fue dada cuando Fujimori era Presidente, fue extendida por Alejandro Toledo y PPK. Llegó hasta una nueva extensión firmada últimamente por Martín Vizcarra Cornejo.

Son más de 20 años de un régimen laboral especial, pero no solo exitoso en Ica sino prácticamente en todos los valles donde se aplicó en el Perú.

Esta norma no solo ha traído un boom agroexportador al departamento del Sur, sino que permitió que el Perú sea una potencia frutícola a nivel mundial y no solo inundamos los merados europeos con arándanos, cítricos, fresas o frutas en general, sino también con verduras como el espárrago, donde somos uno de los tres más grandes productores del mundo.

Como era de esperarse, hoy todos “le tiran piedras” a esta Ley, porque es lo popular y lo políticamente correcto. Dentro de las múltiples cosas que esta norma enunciaba era un régimen tributario especial, porque cuando comenzó esta danza el Perú no tenía interconexión vial ni eléctrica, como era de esperar no tenía los servicios de salud, tenía los servicios de seguridad mínimos y la inmensa infraestructura vial se ha tenido que dar en el interior de los fundos.

Bueno, ahora han derogado la Ley y lo que se quiere poner en consideración de la gente es que “los empresarios son unos abusivos y los obreros son explotados”.

Claro que existen empresarios abusivos, en especial los que se han permitido la contratación de las services que al intermediar generan un margen sin mayores beneficios para los empleados, sino para los pocos dueños de esas empresas.

Pero eso lo permitió el Estado con una Sunafil que es absolutamente incompetente y corrupta.

Bueno, lo que yo considero que se hubiera tenido que hacer es modificar y poner draconianas sanciones para quienes utilizan el tema de las services y vigilar que la Ley Agraria se extienda no solo a la costa peruana, sino a la selva, donde se la necesita muchísimo y también a la sierra. Pero a lo hecho pecho y se tendrá que buscar una modificación.

Sí me llama la atención que la gente se reciente cuando le hablan de “terruqueo” durante las protestas, porque me queda claro que dichas manifestaciones pueden ser legítimas, pero no entiendo ese adjetivo cuando se agarra a pedradas a los buses o a las instalaciones de empresas que no tienen nada que ver con el agro, o inclusive se amenazan ambulancias y le rompen la cabeza a la gente y un muchacho termina muerto como el chico Muñoz u otro joven muerto por la falta de atención médica.

Eso para mí no es legítimo y yo lo puedo decir porque tengo medios de comunicación como LA RAZÓN, Combutters, PBO por Willax, que son medios de expresión libre.

Esos hechos mencionados no son legítima protesta, son actos vandálicos que merecen la cárcel. Bloquear una carretera con violencia es un delito. No hay ninguna manera de probar que eso es legítimo, cuando tú estás afectando la vida de los demás.

Eso es lo que pasó y la idea es que no siga pasando. Pero sí me resulta paradójico escuchar a la señora Sol Carreño entrevistar al señor Bustamante, de AGAP, que es el gremio de los exportadores, diciendo que a ella le parece que ya demasiado tiempo se le ha dado una “muleta” al sector agroexportador.

Sería bueno que la señora, con esa brillantez y parsimonia que la caracteriza, se ponga a pensar por qué los medios de la Sociedad Nacional de Radio y Televisión tienen que seguir en el siglo XXI con la “muleta” de la publicidad estatal, la cual la deberían prohibir y que quiebre pues América Televisión, el Grupo El Comercio, el Grupo La República, el Grupo RPP, y por su puesto se ha tenido que haber preocupado por la cantidad de años en que ha tenido compañeros de trabajo, no con sus sueldos espectaculares como los que ella tiene (sino con recibos de honorarios profesionales), en condiciones que no son de las más dignas.

Pero bueno, así es la vida. El Régimen General va a ser casi inviable para el agro, seguramente se tendrá que entrar a una etapa estacional y en buena hora que se haga una nueva ley. Se van a dar cuenta lo tonto que han sido en desperdiciar una ley que era perfectamente mejorable.

Por supuesto, espero algún día, ya con sorna, que pueda caminar la empresa donde trabaja la señora Carreño, sin “muleta”.