More

    Por: Phillip Butters / La Ley de Promoción Agraria y su cumplimiento

    Hace más de 20 años, el suscrito tuvo la oportunidad de vivir los inicios de lo que ha sido el más grande boom agroexportador de la historia del Perú, dado precisamente en Ica.

    Para ser más exactos, en las Pampas de Villacurí. En esa época yo tenía una empresa de transportes y me dedicaba a movilizar tomate desde las mencionadas pampas, hasta la planta central de Nestlé, que estaba cerca al puente Huáscar, en la Carretera Central.

    Era una época muy complicada, donde aún no existía el desarrollo tecnológico y había muchos terrenos que todavía eran eriazos, eran inmensas cantidades de pampa ya no solamente en esa zona, sino en todo Ica.

    Con los años se comenzó a invertir en tecnificación de riego, en perforación de pozos, en cultivos diversos, seguramente que al principio no solo era el tomate un gran negocio, sino que posteriormente lo fue el espárrago. Y ulteriormente comenzó a haber cultivos de cítricos como naranjas, mandarinas, arándanos, fresas, en fin, había un boom y eso es algo irreprochable. ¿Por qué? Porque se promovió la inversión y la agroexportación. Eso ha llevado a Ica a tener los números de empleo más espectaculares de su historia, y de la del Perú.

    En Ica, amigo lector de LA RAZÓN, hay empleo pleno. Es más, es tal la cantidad de mano de obra, que mucha gente se traslada desde Ayacucho, en zonas aledañas al departamento de Ica, para tener un buen trabajo y muy bien remunerado.

    ¿Cuál es el problema de la Ley de Promoción Agraria? Es que no se está cumpliendo con todo el rigor, porque es claro que los cultivos han generado plusvalía para los inversionistas y los agroexportadores y han hecho muy buenas utilidades.

    Y seguramente los empleados o los agricultores han tenido mejores ingresos. El drama es que no todos los empleados tienen la misma protección de Sunafil, y no todos ellos tienen las mejores condiciones de supervivencia, de respeto de sus horas laborales y del pago de sus beneficios sociales.

    Por dar un ejemplo, el promedio de la gente que trabaja en los fundos formales, ganan 450 soles semanales constantes y sonantes, en la mano.

    Estamos hablando de sueldos de aproximadamente dos mil soles mensuales. Los más duchos o los mejores cortadores de arándanos, por dar un ejemplo, o los mejores cultivadores de Vid, pueden llegar a ganar 3.500 ó 4.000 soles mensuales.

    Pero ellos no son el problema, sino las empresas que caen en la informalidad que abusan de sus trabajadores, y como en todos los negocios hay buenos, malos y regulares.

    El drama también está en la ineficiencia de la Sunafil en tratar y sancionar el problema de los abusos de las services, porque hay empresarios que no quieren tener problema alguno ni con sindicatos, ni con revoltosos ni con gente que no está dada al trabajo formal y prefiere empezar a contratar services, y empiezan los abusos.

    Por su puesto, es una zona donde hay un clima hostil. Pero de eso se trata, el frío que he vivido, porque a mí no me lo han contado, es un frío tremendo en la madrugada y el sol es realmente incandescente durante el día.

    Pero claro, eso es lo que hace de Ica una región tan fértil y tan productiva. A los agricultores no les preocupa las condiciones climáticas, les preocupa el poder tener buenos protectores, buenos sombreros, buenos uniformes, buenas duchas, buenas raciones de comida y agua, protectores solares, etc. Eso se llama condición laboral.

    Y eso es lo que está fallando y no la Ley de Promoción Agraria, porque la mejor ley del mundo, si no se fiscaliza y no se cumple, simplemente no será una ley acorde con los estándares internacionales y ese es el meollo del asunto. Los agroexportadores tienen que ser competitivos a nivel mundial, y por supuesto los costos y los sobre costos afectan sus utilidades.

    Pero queda claro el gráfico de incremento de ingresos y utilidades, que hay una brecha y que ciertamente hay empresarios abusivos, pero no son la mayoría de ninguna manera.

    Reitero que dependiendo del tipo de cultivo, porque hay algunos que tienen mucho más tiempo de maduración y de cosecha, y que tienen mayor rentabilidad, que tienen costos, mano de obra, entonces, como es obvio, no se puede homologar como si todo el mundo cultivase espárragos, fresas o cítricos.

    Por dar un ejemplo, la mandarina es la reina de los cítricos y se gana mucho más en esta fruta que en la naranja Tangelo. Y reitero, la gente capaz es muy buscada y muy cotizada. ¿Qué es lo que ha faltado acá? Fiscalización, sanción y diálogo.

    Hoy por hoy quieren que vaya el Ministro de Agricultura, la Primera Ministra o hasta Sagasti, porque se ha roto el principio de autoridad, por los constantes abusos que no hizo nada por acallar ni PPK ni Vizcarra.

    Y por supuesto todos los congresistas que votaron a favor de la Ley de Promoción Agraria, ahora se callan, se mueren de miedo, y por supuesto le tiran piedras a la Policía culpándolos de todos los desmanes. Así estamos, así somos.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Hace más de 20 años, el suscrito tuvo la oportunidad de vivir los inicios de lo que ha sido el más grande boom agroexportador de la historia del Perú, dado precisamente en Ica.

    Para ser más exactos, en las Pampas de Villacurí. En esa época yo tenía una empresa de transportes y me dedicaba a movilizar tomate desde las mencionadas pampas, hasta la planta central de Nestlé, que estaba cerca al puente Huáscar, en la Carretera Central.

    Era una época muy complicada, donde aún no existía el desarrollo tecnológico y había muchos terrenos que todavía eran eriazos, eran inmensas cantidades de pampa ya no solamente en esa zona, sino en todo Ica.

    Con los años se comenzó a invertir en tecnificación de riego, en perforación de pozos, en cultivos diversos, seguramente que al principio no solo era el tomate un gran negocio, sino que posteriormente lo fue el espárrago. Y ulteriormente comenzó a haber cultivos de cítricos como naranjas, mandarinas, arándanos, fresas, en fin, había un boom y eso es algo irreprochable. ¿Por qué? Porque se promovió la inversión y la agroexportación. Eso ha llevado a Ica a tener los números de empleo más espectaculares de su historia, y de la del Perú.

    En Ica, amigo lector de LA RAZÓN, hay empleo pleno. Es más, es tal la cantidad de mano de obra, que mucha gente se traslada desde Ayacucho, en zonas aledañas al departamento de Ica, para tener un buen trabajo y muy bien remunerado.

    ¿Cuál es el problema de la Ley de Promoción Agraria? Es que no se está cumpliendo con todo el rigor, porque es claro que los cultivos han generado plusvalía para los inversionistas y los agroexportadores y han hecho muy buenas utilidades.

    Y seguramente los empleados o los agricultores han tenido mejores ingresos. El drama es que no todos los empleados tienen la misma protección de Sunafil, y no todos ellos tienen las mejores condiciones de supervivencia, de respeto de sus horas laborales y del pago de sus beneficios sociales.

    Por dar un ejemplo, el promedio de la gente que trabaja en los fundos formales, ganan 450 soles semanales constantes y sonantes, en la mano.

    Estamos hablando de sueldos de aproximadamente dos mil soles mensuales. Los más duchos o los mejores cortadores de arándanos, por dar un ejemplo, o los mejores cultivadores de Vid, pueden llegar a ganar 3.500 ó 4.000 soles mensuales.

    Pero ellos no son el problema, sino las empresas que caen en la informalidad que abusan de sus trabajadores, y como en todos los negocios hay buenos, malos y regulares.

    El drama también está en la ineficiencia de la Sunafil en tratar y sancionar el problema de los abusos de las services, porque hay empresarios que no quieren tener problema alguno ni con sindicatos, ni con revoltosos ni con gente que no está dada al trabajo formal y prefiere empezar a contratar services, y empiezan los abusos.

    Por su puesto, es una zona donde hay un clima hostil. Pero de eso se trata, el frío que he vivido, porque a mí no me lo han contado, es un frío tremendo en la madrugada y el sol es realmente incandescente durante el día.

    Pero claro, eso es lo que hace de Ica una región tan fértil y tan productiva. A los agricultores no les preocupa las condiciones climáticas, les preocupa el poder tener buenos protectores, buenos sombreros, buenos uniformes, buenas duchas, buenas raciones de comida y agua, protectores solares, etc. Eso se llama condición laboral.

    Y eso es lo que está fallando y no la Ley de Promoción Agraria, porque la mejor ley del mundo, si no se fiscaliza y no se cumple, simplemente no será una ley acorde con los estándares internacionales y ese es el meollo del asunto. Los agroexportadores tienen que ser competitivos a nivel mundial, y por supuesto los costos y los sobre costos afectan sus utilidades.

    Pero queda claro el gráfico de incremento de ingresos y utilidades, que hay una brecha y que ciertamente hay empresarios abusivos, pero no son la mayoría de ninguna manera.

    Reitero que dependiendo del tipo de cultivo, porque hay algunos que tienen mucho más tiempo de maduración y de cosecha, y que tienen mayor rentabilidad, que tienen costos, mano de obra, entonces, como es obvio, no se puede homologar como si todo el mundo cultivase espárragos, fresas o cítricos.

    Por dar un ejemplo, la mandarina es la reina de los cítricos y se gana mucho más en esta fruta que en la naranja Tangelo. Y reitero, la gente capaz es muy buscada y muy cotizada. ¿Qué es lo que ha faltado acá? Fiscalización, sanción y diálogo.

    Hoy por hoy quieren que vaya el Ministro de Agricultura, la Primera Ministra o hasta Sagasti, porque se ha roto el principio de autoridad, por los constantes abusos que no hizo nada por acallar ni PPK ni Vizcarra.

    Y por supuesto todos los congresistas que votaron a favor de la Ley de Promoción Agraria, ahora se callan, se mueren de miedo, y por supuesto le tiran piedras a la Policía culpándolos de todos los desmanes. Así estamos, así somos.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Más recientes