Por: Phillip Butters / “Martincito”: el ingeniero de la mentira

0
7599
Columna Phillip Butters
Phillip Butters

Por: Phillip Butters / Todavía recuerdo un día cuando a PPK siendo presidente, le preguntaron si él estaba preocupado por su salud, y que pasaría si algo le ocurriese, habida cuenta que es un hombre mayor de edad. Y dijo: “No hay ningún problema, para eso tengo a “Martincito” y a “Mechita””. Bueno PPK ahorita ya no es Presidente, Vizcarra lo recontra serruchó. Y “Mechita” hizo un papelón en el Congreso y le metieron 50 policías en la puerta de su casa, después del Golpe de Estado. Y por supuesto, “Martincito” fusiló su lealtad con PPK y es hoy por hoy el Presidente de facto de la República, y por supuesto, un gran ingeniero de la mentira y algunas cosas pueden llevar a la misma conclusión que tengo yo, al lector de LA RAZÓN. Explíqueme usted cómo es que el Presidente de pasea por Tumbes, por Chiclayo y por Trujillo, inaugurando centros de atención para el Covid-19, según él, en UCI que es Unidad de Cuidados Intensivos con una serie de camas, que solamente tienen almohadas, que no tienen colchas, que no tienen conexión de oxígeno, que no tienen equipos de monitoreo cardíaco, ni tampoco respiradores. Y eso lo ha repetido antes de ayer y ayer en todo el norte del Perú. Imágenes de PBO digital que transmitimos también por Willax de gente desesperada en Ventanilla, porque también les inauguró una farsa. Es decir, el Centro Medico Covid-19 de Ventanilla hoy por hoy permanece cerrado, porque simplemente no hay equipamiento para atender a nadie. Exactamente lo mismo ha pasado en el hospital Cayetano Heredia y no hay oxígeno en la mayoría de hospitales del interior de país. La pobre gente de Nazca está organizando una colecta de artesanos, de galleros, de gente aficionada a los caballos de paso, para rematar sus mejores animales y conseguir dinero para comprar una planta de oxígeno. Hay escases de ese elemental insumo para el combate contra el Covid-19 y contra todas las enfermedades en cualquier Unidad de Cuidados Intensivos. En el Perú señor Vizcarra ¡no hay oxígeno disponible!, porque usted es un incompetente que ¡no ha podido comprar las plantas de oxigeno! que se requiere para la atención de un enfermo. Pero además resulta que hablan de un convenio con clínicas y entrecomillan algo que era realmente cruel. De que las clínicas privadas van a aceptar a los pacientes ¡“GRAVES”! ¿Y cómo es eso? Algo muy sencillo, los pacientes de EsSalud o del SIS no pueden entrar a una clínica y no van a ser referidos salvo que estén graves. La pregunta cae de madura. ¿Cuántos referidos graves van a llevar del MINSA o
de EsSalud? Cuando todo el mundo sabe, que una persona que se puede morir, es muy complicado que la suban a una ambulancia y la trasladen a un hospital privado, que evidentemente va a tener que cobrar las tarifas que son de negocio, de cualquier inversión
grande. Es decir, una recontra farsa y los pobres del Perú siguen recontra jodidos. Entonces, estamos hablando de un ingeniero de la mentira, porque seguimos con las campañas pro Molinelli, campañas pro Zamora y el Gobierno ni siquiera puede comprar tapabocas para la propia gente de EsSalud. ¿Y de qué estamos hablando? Por lo pronto, el ingeniero de la mentira sigue con el cuento de la inmunidad parlamentaria y de la reforma política. Y mañana va a volver a agarrar a Chávarry como si fuera su “tonto útil” y seguir hablando, hablando y hablando, mientras que todos sus familiares y amigos tienen grandes contratos con el Estado. Y por supuesto, los allegados a la “caviarada” como el señor Tuesta sigue metiendo a su gente en el aparato del Estado, en el Ministerio de Justicia hacen lo que se les da la gana, en el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social
hacen lo mismo, la señora Ministra de la Mujer se dedica a hacer la sobona, la “piquichona” del Gobierno. Y en fin, acá no pasa nada. Y Vizcarra sigue mintiendo sin ningún inconveniente. Y los medios de prensa: ¡calladitos! Porque me van a disculpar si la Sociedad Nacional de Radio y Televisión critica un comunicado de CONFIEP en donde dice que este incompetente, solamente había gastado el 30% de los recursos del presupuesto Covid-19 del Estado ¿Por qué no se lo preguntan sus sabios periodistas? Se dedican a presentar a Forsyth todos los días y a gastar solamente el 28% del presupuesto de La Victoria. Conclusión: Mucha “waripolera moqueguana” en la prensa y mucha mentira de parte de “Martincito”.