20.8 C
Lima
Jueves, Enero 14, 2021

Por: Phillip Butters / Mininter arde en llamas, ¿Y la Seguridad Ciudadana?

Los “caviares” están felices. Ahora son dueños y señores del Ministerio del Interior. El Ministro Vargas aplaude como foca al SPR Francisco Sagasti, cuando se les ocurre descabezar a la Policía y poner al General Cervantes mandando al retiro a 18 oficiales de la Policía, que estaban cumpliendo funciones y que respetaban el escalafón de ascensos y, por supuesto, de promociones. ¿Por qué digo que respetaban los hechos, que son leyes dentro de la vida cotidiana del mundo policial? Pues porque precisamente durante el gobierno de Ollanta Humala se hizo una barbaridad similar, que para nombrar al número uno de la Policía en su momento, mandaron a su casa a cerca de 30 oficiales. Y claro, durante el Gobierno de PPK, para poner un paralé a ello, el ministro Basombrío dio una norma mediante la cual se veían obligados los ministros del Interior a escoger entre los tres oficiales de más antigüedad al nuevo Comandante General de la Policía. Eso es lo que simplemente no le ha importado al nuevo inquilino de Palacio de Gobierno. Y es muy bueno que sepa que tiene esa condición, bastante precaria y temporal porque insisten con la gran reforma policiaca, en un momento donde el Perú necesita realmente orden interno. Para muestra, un botón.

Como consecuencia del odio enquistado en las mentes de muchas personas desinformadas, en el Cusco creen que los trenes que llevan a los turistas o a los cusqueños a Machu Picchu son carísimos. Primera premisa que es falsa. El pasaje hoy cuesta 10 soles. Ese precio es un regalo para ver Machu Picchu, con eso es evidentemente imposible entrar al museo de Londres, a las Pirámides de Egipto o al museo o monumento arqueológico de nivel mundial que a usted se le ocurra. Es imposible entrar por 10 soles y ese es un precio absolutamente accesible para cualquier peruano. Las empresas que llevan en tren a ver Machu Picchu son “Peru Rail” e “Inca Rail”, son entidades de 100% capitales nacionales. No hay ni un solo chileno, que es otra gran falacia metida por el comunismo local. Esas empresas están perdiendo dinero al llevar a 10 soles a sus clientes, porque entre otras cosas, es un tema injusto. El MTC lo conmina y va solamente el 50% del aforo. Por supuesto, los aviones van repletos y los carros que llevan turistas de Aguas Calientes a Machu Picchu también, es decir van al 100% de su capacidad.

Pero acá, gente de La República, de El Útero, en fi n, todos los comunistas y los “socialconfusos” emiten “tuits” para dañar la seguridad del Cusco. ¿Y qué pasó ayer? bloquearon la vía de acceso a Ollantaytambo, generaron problemas con la Policía, y por supuesto con 60 turistas que estaban ahí, que han informado a sus embajadas y a sus familias que somos un país de salvajes. ¿Por qué ha pasado esto? bueno, los policías no quieren hacer nada para controlar una algarada o una manifestación, porque después le dirán que son unos desgraciados, ladrones y asesinos. Y si un policía que está de franco trabaja para defender la seguridad ciudadana, le dirán que pertenece al grupo “Terna” y que anda de encubierto para acallar la legítima protesta de la gente que no le parece y quiere pagar menos de 10 soles para ir a ver Machu Picchu. Eso es todo. Seguramente hay un tren de lujo que cuesta 200 soles o dólares, pero el problema no es el de lujo, sino el del populórum que tiene una tarifa espectacular, que deberían agradecer, porque la verdad es que ver una maravilla como nuestro “Corazón del mundo”, es decir Machu Picchu a ese precio, es algo inédito y yo nunca me imaginé que fuera tan barato. Pero así estamos como estamos.

Ahora bien, el día de mañana que algunos malvados, y malvados de verdad, no un par de muchachos atribulados y exacerbados que pueden tirar una piedra frente a un policía (cosa que también es un delito), yo me pregunto qué pasará cuando quieran tomar realmente la estación de Machu Picchu con turistas dentro, cuando quieran tomar las aeropuertos del Cusco o de Arequipa, y haya un bloqueo general de un terrapuerto en la ceja de selva, ¿Qué policía querrá entrar a poner orden, después de todas las estupideces que están haciendo? Una barbaridad a la que se han prestado casi todos los medios de comunicación. Yo creo que la vida que cuida nuestra vida, tiene que ser respetada. Y los policías son la ley hecha hombre o mujer. no se le puede pegar a una mujer policía, no se le puede vejar a un policía de ninguna manera. Eso, en cualquier otro país del mundo, es un delito. Acá es aplaudido por la prensa mermelera.

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

Los “caviares” están felices. Ahora son dueños y señores del Ministerio del Interior. El Ministro Vargas aplaude como foca al SPR Francisco Sagasti, cuando se les ocurre descabezar a la Policía y poner al General Cervantes mandando al retiro a 18 oficiales de la Policía, que estaban cumpliendo funciones y que respetaban el escalafón de ascensos y, por supuesto, de promociones. ¿Por qué digo que respetaban los hechos, que son leyes dentro de la vida cotidiana del mundo policial? Pues porque precisamente durante el gobierno de Ollanta Humala se hizo una barbaridad similar, que para nombrar al número uno de la Policía en su momento, mandaron a su casa a cerca de 30 oficiales. Y claro, durante el Gobierno de PPK, para poner un paralé a ello, el ministro Basombrío dio una norma mediante la cual se veían obligados los ministros del Interior a escoger entre los tres oficiales de más antigüedad al nuevo Comandante General de la Policía. Eso es lo que simplemente no le ha importado al nuevo inquilino de Palacio de Gobierno. Y es muy bueno que sepa que tiene esa condición, bastante precaria y temporal porque insisten con la gran reforma policiaca, en un momento donde el Perú necesita realmente orden interno. Para muestra, un botón.

Como consecuencia del odio enquistado en las mentes de muchas personas desinformadas, en el Cusco creen que los trenes que llevan a los turistas o a los cusqueños a Machu Picchu son carísimos. Primera premisa que es falsa. El pasaje hoy cuesta 10 soles. Ese precio es un regalo para ver Machu Picchu, con eso es evidentemente imposible entrar al museo de Londres, a las Pirámides de Egipto o al museo o monumento arqueológico de nivel mundial que a usted se le ocurra. Es imposible entrar por 10 soles y ese es un precio absolutamente accesible para cualquier peruano. Las empresas que llevan en tren a ver Machu Picchu son “Peru Rail” e “Inca Rail”, son entidades de 100% capitales nacionales. No hay ni un solo chileno, que es otra gran falacia metida por el comunismo local. Esas empresas están perdiendo dinero al llevar a 10 soles a sus clientes, porque entre otras cosas, es un tema injusto. El MTC lo conmina y va solamente el 50% del aforo. Por supuesto, los aviones van repletos y los carros que llevan turistas de Aguas Calientes a Machu Picchu también, es decir van al 100% de su capacidad.

Pero acá, gente de La República, de El Útero, en fi n, todos los comunistas y los “socialconfusos” emiten “tuits” para dañar la seguridad del Cusco. ¿Y qué pasó ayer? bloquearon la vía de acceso a Ollantaytambo, generaron problemas con la Policía, y por supuesto con 60 turistas que estaban ahí, que han informado a sus embajadas y a sus familias que somos un país de salvajes. ¿Por qué ha pasado esto? bueno, los policías no quieren hacer nada para controlar una algarada o una manifestación, porque después le dirán que son unos desgraciados, ladrones y asesinos. Y si un policía que está de franco trabaja para defender la seguridad ciudadana, le dirán que pertenece al grupo “Terna” y que anda de encubierto para acallar la legítima protesta de la gente que no le parece y quiere pagar menos de 10 soles para ir a ver Machu Picchu. Eso es todo. Seguramente hay un tren de lujo que cuesta 200 soles o dólares, pero el problema no es el de lujo, sino el del populórum que tiene una tarifa espectacular, que deberían agradecer, porque la verdad es que ver una maravilla como nuestro “Corazón del mundo”, es decir Machu Picchu a ese precio, es algo inédito y yo nunca me imaginé que fuera tan barato. Pero así estamos como estamos.

Ahora bien, el día de mañana que algunos malvados, y malvados de verdad, no un par de muchachos atribulados y exacerbados que pueden tirar una piedra frente a un policía (cosa que también es un delito), yo me pregunto qué pasará cuando quieran tomar realmente la estación de Machu Picchu con turistas dentro, cuando quieran tomar las aeropuertos del Cusco o de Arequipa, y haya un bloqueo general de un terrapuerto en la ceja de selva, ¿Qué policía querrá entrar a poner orden, después de todas las estupideces que están haciendo? Una barbaridad a la que se han prestado casi todos los medios de comunicación. Yo creo que la vida que cuida nuestra vida, tiene que ser respetada. Y los policías son la ley hecha hombre o mujer. no se le puede pegar a una mujer policía, no se le puede vejar a un policía de ninguna manera. Eso, en cualquier otro país del mundo, es un delito. Acá es aplaudido por la prensa mermelera.

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

Más recientes