More

    Por: Phillip Butters / ¡No al fraude electoral!

    ¡El fraude electoral apesta! Según todos los trascendidos, en las próximas horas el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), que encabeza el magistrado Salas Arenas, estaría a punto de perpetrar un fraude electoral de dimensiones todavía desconocidas.

    Resulta que pretenden excluir de la campaña electoral a Rafael López Aliaga Cazorla, el candidato presidencial de Renovación Popular, que muy al margen de estar subiendo en las encuestas, tiene todo el derecho de ser electo, y a la gente de elegirlo.

    Resulta que por una presunta promesa de “dádiva”, le preguntaron cuando no era candidato si él estaría dispuesto a seguir donando dinero si llegar a ser Presidente, porque es un conocido filántropo.

    El candidato respondió que seguramente “pensaría” donar su dinero a una institución como Cáritas. Nada más. Reitero que esa promesa, si es que cabe llamarla promesa, fue hecha antes de que sea candidato y es una posibilidad que se dibujaba en su mente.

    No es una dádiva porque no le dio dinero a nadie, como lo hizo Acuña hace unos años y terminó siendo excluido. Por ese argumento, que además es falaz, un ultra comunista e izquierdista, como el Presidente del JNE, Salas Arenas, quien fue abogado de terroristas, lo podría excluir.

    Tampoco le creo a las encuestas de que está punteando o algo parecido. Por ahí no va la cosa. Sino que dentro de los múltiples requisitos que les exigen a los candidatos, es poner todo su patrimonio y hasta los ingresos que tendrían que haber demostrado, cuando esa información debería ser pública en los Registros Públicos, por supuesto con la declaración de sus declaraciones juradas.

    En último caso eso podría ser corregido o sancionado con una multa, pero sacar de campaña electoral a una persona a última hora, enervando la voluntad popular, no solamente los señores de su partido que ya sabemos que el alquiló Renovación Nacional y lo ha cambiado por Victoria Nacional, esas son cosas irrelevantes.

    El punto es que si sacan estos dos candidatos habrán beneficiados o perjudicados. Los beneficiados naturales serán sus contendores. Evidentemente Keiko aplaudirá, De Soto aplaudirá la posibilidad de que se vaya López Aliaga, porque en teoría captaría su voto.

    Lo propio podría decir Verónica Mendoza o José Vega Antonio, con respecto a los votos de Forsyth, o el propio Yonhy Lescano.

    Pero de eso no se trata la democracia, sino de tener la libertad de poder elegir a quien mejor te parezca, y eso es una ¡Barbaridad!

    Desgraciadamente estamos en una situación absolutamente atípica, ya con la desgracia de Vizcarra en el poder se alteraron todas las normas lógicas para que los jueces designen a sus representantes en los diversos entes. El JNE en este momento es manejado por una persona con credenciales antidemocráticas evidentes, como Salas Arenas.

    Hoy habrá un plantón “No a la exclusión” cuya reunión comenzará a las 10.30 de la mañana en el frontis del JNE que es en la Av. Nicolás de Piérola 1070, y muy probablemente solamente estén no solo los allegados a López Aliaga, sino que se junte también George Forsyth con toda su gente, que asumo deben ser muchos, según las encuestas.

    Pero esas son las opiniones de algunos líderes, de algunos interesados. Lo que importa es la voluntad popular que se tiene que expresar en las ánforas el día de las elecciones. Y para eso, señores, falta un mes.

    Así que lo que se tiene que hacer es fuerza, causa común, como lo hizo la gente del Frepap, quienes han lanzado un comunicado muy claro y contundente en contra de la exclusión. El propio César Acuña ha dicho lo mismo, siendo candidato a la presidencia y hasta el momento Hernando De Soto también se ha plegado.

    Todavía esperamos la reacción de Keiko Fujimori, de Verónika Mendoza o Yonhy Lescano, que es un anti todo. Pero la democracia implica pluralidad de opiniones y la pluralidad de variantes y opciones para elegir. Y por supuesto, eso es algo que se va a enervar, si es que cometen este fraude.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    ¡El fraude electoral apesta! Según todos los trascendidos, en las próximas horas el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), que encabeza el magistrado Salas Arenas, estaría a punto de perpetrar un fraude electoral de dimensiones todavía desconocidas.

    Resulta que pretenden excluir de la campaña electoral a Rafael López Aliaga Cazorla, el candidato presidencial de Renovación Popular, que muy al margen de estar subiendo en las encuestas, tiene todo el derecho de ser electo, y a la gente de elegirlo.

    Resulta que por una presunta promesa de “dádiva”, le preguntaron cuando no era candidato si él estaría dispuesto a seguir donando dinero si llegar a ser Presidente, porque es un conocido filántropo.

    El candidato respondió que seguramente “pensaría” donar su dinero a una institución como Cáritas. Nada más. Reitero que esa promesa, si es que cabe llamarla promesa, fue hecha antes de que sea candidato y es una posibilidad que se dibujaba en su mente.

    No es una dádiva porque no le dio dinero a nadie, como lo hizo Acuña hace unos años y terminó siendo excluido. Por ese argumento, que además es falaz, un ultra comunista e izquierdista, como el Presidente del JNE, Salas Arenas, quien fue abogado de terroristas, lo podría excluir.

    Tampoco le creo a las encuestas de que está punteando o algo parecido. Por ahí no va la cosa. Sino que dentro de los múltiples requisitos que les exigen a los candidatos, es poner todo su patrimonio y hasta los ingresos que tendrían que haber demostrado, cuando esa información debería ser pública en los Registros Públicos, por supuesto con la declaración de sus declaraciones juradas.

    En último caso eso podría ser corregido o sancionado con una multa, pero sacar de campaña electoral a una persona a última hora, enervando la voluntad popular, no solamente los señores de su partido que ya sabemos que el alquiló Renovación Nacional y lo ha cambiado por Victoria Nacional, esas son cosas irrelevantes.

    El punto es que si sacan estos dos candidatos habrán beneficiados o perjudicados. Los beneficiados naturales serán sus contendores. Evidentemente Keiko aplaudirá, De Soto aplaudirá la posibilidad de que se vaya López Aliaga, porque en teoría captaría su voto.

    Lo propio podría decir Verónica Mendoza o José Vega Antonio, con respecto a los votos de Forsyth, o el propio Yonhy Lescano.

    Pero de eso no se trata la democracia, sino de tener la libertad de poder elegir a quien mejor te parezca, y eso es una ¡Barbaridad!

    Desgraciadamente estamos en una situación absolutamente atípica, ya con la desgracia de Vizcarra en el poder se alteraron todas las normas lógicas para que los jueces designen a sus representantes en los diversos entes. El JNE en este momento es manejado por una persona con credenciales antidemocráticas evidentes, como Salas Arenas.

    Hoy habrá un plantón “No a la exclusión” cuya reunión comenzará a las 10.30 de la mañana en el frontis del JNE que es en la Av. Nicolás de Piérola 1070, y muy probablemente solamente estén no solo los allegados a López Aliaga, sino que se junte también George Forsyth con toda su gente, que asumo deben ser muchos, según las encuestas.

    Pero esas son las opiniones de algunos líderes, de algunos interesados. Lo que importa es la voluntad popular que se tiene que expresar en las ánforas el día de las elecciones. Y para eso, señores, falta un mes.

    Así que lo que se tiene que hacer es fuerza, causa común, como lo hizo la gente del Frepap, quienes han lanzado un comunicado muy claro y contundente en contra de la exclusión. El propio César Acuña ha dicho lo mismo, siendo candidato a la presidencia y hasta el momento Hernando De Soto también se ha plegado.

    Todavía esperamos la reacción de Keiko Fujimori, de Verónika Mendoza o Yonhy Lescano, que es un anti todo. Pero la democracia implica pluralidad de opiniones y la pluralidad de variantes y opciones para elegir. Y por supuesto, eso es algo que se va a enervar, si es que cometen este fraude.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Más recientes