More

    Por: Phillip Butters / ¡No mataron a “Porky”! ¡Y ahora se viene con todo!

    Iba a ser un escándalo si el Jurado Nacional de Elecciones, encabezado por el ultra comunista Salas Arenas, hubiera hecho chicharrón de “Porky”, porque Rafael López Aliaga está encarnizando una lucha inmensa entre sectores democráticos, ciertamente conservadores, católicos evangélicos, con muchos jóvenes y emprendedores que creen que el Perú sí tiene una salida en la vida de la democracia y del capitalismo popular.

    Y ahí está la madre del cordero. El tío “Porky” ha desafiado al comunismo y a la “caviarada”, se ha enfrentado directamente al grupo Odebrecht y otros de poder como el Grupo La República y Grupo El Comercio. Y por supuesto no les tiene miedo a los millonarios del Perú, porque él también lo es. Quiere enfrentarse a los bancos para bajar la tasa de interés a los grandes oligopolios que no pagan bien por las mercaderías de los agricultores, sea lana, leche, papa, alpaca, frutas o lo que sea. Es decir, está yendo a la vena del corazón de la gente, porque él cree en Dios y es parte de la cristiandad y el catolicismo, de nuestra historia y cultura, y está yendo al bolsillo de la gente. No pregona regalar bonos, sino que va a regalar trabajo, que es la mayor bendición que puede tener una persona.

    Además, ha ofrecido al Perú la obra de su vida, que es el Tren de la Costa, un proyecto donde ha invertido más de 12 millones de dólares y se lo está dando al Perú de manera gratuita para que se haga un tren desde Tumbes hasta Arica y que se termine de interrelacionar nuestro país, desde la costa hasta el Brasil profundo.

    Estamos ante un fenómeno inusual, solamente antes visto con lo que le pasó a Ricardo Belmont o a Fujimori, un hombre que no tiene un aparato partidario sólido, que ayer ha movilizado a juventudes en todo el Perú con su protesta, porque ha habido movilizaciones en Arequipa, Huancayo, Junín, Loreto, Chiclayo.

    Por supuesto este detrimento de toda la “caviarada” que ve cómo cae en las encuestas Forsyth, el cual para mí hubiera sido un drama si lo sacaba injustamente, pero también casi desaparece Julio Guzmán, con un discurso absolutamente hueco, sin mayor fundamento, sin cuadros. Hemos tenido nosotros en Combutters y en PBO por Willax, acceso a la última encuesta de intención de votos de Idice, en donde López Aliaga está primero a nivel nacional, con 10.8%, seguido de Yonhy Lescano con 9.4%, Keiko Fujimori con 8.9%, Verónika Mendoza con 6.4%, cayendo duramente Forsyth con 7.3%. Más abajo César Acuña con 6.7%, Daniel Urresti con 6.0%, Julio Guzmán casi no pasando la valla con 4.3% y más debajo de Soto, Ollanta Humala y los demás donde tampoco se ve a Salaverry, que al no pasar la valla estarían condenando al miserable de Martín Vizcarra a ser un peatón más, frente a todas las acusaciones que lo llevarían a morir en la cárcel, donde merece morir ahogado.

    Yo no le atribuyo más veracidad a Idice, que a la encuesta de CIT o a la de Ipsos Apoyo o la de Datum, tampoco a la de los Institutos Estudios Peruanos. Al fin y al cabo yo presumo que todos tienen su corazoncito. Simplemente sí estoy de acuerdo a que haya una tendencia, el crecimiento de López Aliaga juntos con el de Lescano, el estancamiento de Keiko, otro estancamiento de Verónika Mendoza, la caída estrepitosa de Julio Guzmán y la caída de Forsyth, que son los dos candidatos favoritos de la “caviarada” y los grandes grupos mediáticos y por supuesto algunos candidatos que no terminan de dar juego como César Acuña o el propio Hernando de Soto.

    Todo está en dinámico, se pueden cometer errores, pueden salir denuncias, desaciertos, pero lo que importa es la tendencia, y cuando todas las encuestas se acercan a las últimas semanas, comienzan a decir la verdad.

    A usted, amigo lector, le sugiero votar por quien mejor le parezca, pero asuma su voto con buena responsabilidad, después no venga con la cantaleta de la generación equivocada o la generación Bicentenaria con que ese tal por cual “no me representa”.

    El Perú se juega su futuro, su propiedad, se juega la vida de su esposa, de su señora, de su madre, de sus hijos. No estamos para juegos ni para votar por caras bonitas, ni propuestas populistas. Tiene que votar con la cabeza antes que con el corazón. Tampoco se puede votar con el estómago, porque el hambre de hoy puede ser peor en el futuro, y así fue en Venezuela y los demás países donde los comunistas terminaron gobernando.

    Cuidado con las encuestas, cuidado con dejarse guiar simplemente por canto de sirenas. Pero, señores, a votar con seriedad. Es nuestra obligación.

    Al cierre de esta edición, se ha descubierto que los ensayos clínicos de la vacuna china, de la cepa de Beijing y de Wuhan, daban 11% y 33% de efectividad, respectivamente. En conclusión, la vacuna Sinopharm no sirve. Nos han estafado.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Iba a ser un escándalo si el Jurado Nacional de Elecciones, encabezado por el ultra comunista Salas Arenas, hubiera hecho chicharrón de “Porky”, porque Rafael López Aliaga está encarnizando una lucha inmensa entre sectores democráticos, ciertamente conservadores, católicos evangélicos, con muchos jóvenes y emprendedores que creen que el Perú sí tiene una salida en la vida de la democracia y del capitalismo popular.

    Y ahí está la madre del cordero. El tío “Porky” ha desafiado al comunismo y a la “caviarada”, se ha enfrentado directamente al grupo Odebrecht y otros de poder como el Grupo La República y Grupo El Comercio. Y por supuesto no les tiene miedo a los millonarios del Perú, porque él también lo es. Quiere enfrentarse a los bancos para bajar la tasa de interés a los grandes oligopolios que no pagan bien por las mercaderías de los agricultores, sea lana, leche, papa, alpaca, frutas o lo que sea. Es decir, está yendo a la vena del corazón de la gente, porque él cree en Dios y es parte de la cristiandad y el catolicismo, de nuestra historia y cultura, y está yendo al bolsillo de la gente. No pregona regalar bonos, sino que va a regalar trabajo, que es la mayor bendición que puede tener una persona.

    Además, ha ofrecido al Perú la obra de su vida, que es el Tren de la Costa, un proyecto donde ha invertido más de 12 millones de dólares y se lo está dando al Perú de manera gratuita para que se haga un tren desde Tumbes hasta Arica y que se termine de interrelacionar nuestro país, desde la costa hasta el Brasil profundo.

    Estamos ante un fenómeno inusual, solamente antes visto con lo que le pasó a Ricardo Belmont o a Fujimori, un hombre que no tiene un aparato partidario sólido, que ayer ha movilizado a juventudes en todo el Perú con su protesta, porque ha habido movilizaciones en Arequipa, Huancayo, Junín, Loreto, Chiclayo.

    Por supuesto este detrimento de toda la “caviarada” que ve cómo cae en las encuestas Forsyth, el cual para mí hubiera sido un drama si lo sacaba injustamente, pero también casi desaparece Julio Guzmán, con un discurso absolutamente hueco, sin mayor fundamento, sin cuadros. Hemos tenido nosotros en Combutters y en PBO por Willax, acceso a la última encuesta de intención de votos de Idice, en donde López Aliaga está primero a nivel nacional, con 10.8%, seguido de Yonhy Lescano con 9.4%, Keiko Fujimori con 8.9%, Verónika Mendoza con 6.4%, cayendo duramente Forsyth con 7.3%. Más abajo César Acuña con 6.7%, Daniel Urresti con 6.0%, Julio Guzmán casi no pasando la valla con 4.3% y más debajo de Soto, Ollanta Humala y los demás donde tampoco se ve a Salaverry, que al no pasar la valla estarían condenando al miserable de Martín Vizcarra a ser un peatón más, frente a todas las acusaciones que lo llevarían a morir en la cárcel, donde merece morir ahogado.

    Yo no le atribuyo más veracidad a Idice, que a la encuesta de CIT o a la de Ipsos Apoyo o la de Datum, tampoco a la de los Institutos Estudios Peruanos. Al fin y al cabo yo presumo que todos tienen su corazoncito. Simplemente sí estoy de acuerdo a que haya una tendencia, el crecimiento de López Aliaga juntos con el de Lescano, el estancamiento de Keiko, otro estancamiento de Verónika Mendoza, la caída estrepitosa de Julio Guzmán y la caída de Forsyth, que son los dos candidatos favoritos de la “caviarada” y los grandes grupos mediáticos y por supuesto algunos candidatos que no terminan de dar juego como César Acuña o el propio Hernando de Soto.

    Todo está en dinámico, se pueden cometer errores, pueden salir denuncias, desaciertos, pero lo que importa es la tendencia, y cuando todas las encuestas se acercan a las últimas semanas, comienzan a decir la verdad.

    A usted, amigo lector, le sugiero votar por quien mejor le parezca, pero asuma su voto con buena responsabilidad, después no venga con la cantaleta de la generación equivocada o la generación Bicentenaria con que ese tal por cual “no me representa”.

    El Perú se juega su futuro, su propiedad, se juega la vida de su esposa, de su señora, de su madre, de sus hijos. No estamos para juegos ni para votar por caras bonitas, ni propuestas populistas. Tiene que votar con la cabeza antes que con el corazón. Tampoco se puede votar con el estómago, porque el hambre de hoy puede ser peor en el futuro, y así fue en Venezuela y los demás países donde los comunistas terminaron gobernando.

    Cuidado con las encuestas, cuidado con dejarse guiar simplemente por canto de sirenas. Pero, señores, a votar con seriedad. Es nuestra obligación.

    Al cierre de esta edición, se ha descubierto que los ensayos clínicos de la vacuna china, de la cepa de Beijing y de Wuhan, daban 11% y 33% de efectividad, respectivamente. En conclusión, la vacuna Sinopharm no sirve. Nos han estafado.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Más recientes