17.1 C
Lima
Viernes, Noviembre 27, 2020

Por: Phillip Butters / ¿Un Gabinete concertado puede ser solución a la crisis?

Por: Phillip Butters / Al cierre de esta edición, una nueva moción de vacancia por incapacidad moral contra el Presidente de la República se presentó en el Congreso, luego de conocerse las declaraciones de aspirantes a colaboradores eficaces, que lo acusan de recibir coimas cuando era gobernador de Moquegua. Con los votos que se han presentado, la moción de vacancia presidencial es un hecho. La gente de Podemos Perú ha apoyado con las firmas significativas de José Luna Morales y Robinson Gupioc; también Édgar Alarcón, de UPP. A esto se suma la fuerza del Frente Amplio.

Parece que se va a tener que lidiar con una situación muy extrema en el Congreso. también llama la atención que Jesús Arapa Roque y Rosario Paredes, de Acción Popular, hayan firmado la moción. Evidentemente, ahora la situación está en manos de César Acuña, de APP; de Keiko Fujimori que maneja presuntamente la bancada de Fuerza Popular, y por supuesto de Acción Popular. Depende de estas tres bancadas ahora el futuro de Martín Vizcarra. Lo que me queda claro es que el Presidente, como dije antes, está K.O. Ya es un muerto viviente, su credibilidad es cero.

El hecho es que el hombre sale por todos lados tratando de seguir con la teoría del complot de los malos contra los buenos, que son los del “Club de la Construcción” porque les quitó obras. Eso es disco rayado y repetido. El problema es cómo hace este señor para gobernar. He leído la posibilidad de un Gabinete concertado, que sería algo así como un Gabinete Congresal, donde se vean todas las sangres del Ejecutivo para garantizar la imparcialidad en el proceso electoral. Suena bonito, pero quién va a querer ser el Premier de un Presidente de la República acusado de corrupción por más de una decena de colaboradores eficaces, que están “tirándole dedo”.

Quién va a querer asumir el Ministerio de Economía y Finanzas, en donde la reina del bono, la señorita María Antonieta Alva, se terminará gastando todas las reservas del Perú regalando plata. Quién querrá ser el ministro del Interior, con una aterradora ola de asaltos. Recordemos que faltan poco para las elecciones y la inseguridad se ha disparado. Así podríamos enumerar los 19 ministros y será difícil encontrar aventureros a esta hora. Si prospera esta nueva vacancia, Merino de Lama asume tamaño encargo en una situación económica terrible, sumada la pandemia que es la peor del mundo, y la situación muy compleja de toda la gente que se ha quedado sin trabajo. Si usted, amigo lector, tiene tiempo de salir a la calle (me refiero por las restricciones existentes), verá la cantidad de taxistas y mototaxistas que hay día a día y ambulantes por doquier.

Eso es parte de la crisis que se avecina, porque en tres o cuatro meses se van a descongelar las deudas de las tarjetas de crédito y ya se habrá acabado el bono familiar, el de los policías, de los médicos o de las enfermeras. Comenzarán con el aumento de pensión y así tendrán a la gente en ascuas, hasta que en abril ¡Cataplún! Y agárrese el nuevo Presidente de la República porque encontrará “sapos y culebras” en el clóset. En el interín, Vizcarra puede respirar tranquilo porque hasta el momento no se ponen de acuerdo. Pero él no puede controlar lo que puedan manifestar hoy ante un fiscal, los señores Richard “Swing”, la señora Miriam Morales o el propio Óscar Vásquez. Recordemos que la cárcel es durísima, que se acumulan las penas, y que cualquiera del entorno moqueguano, y que hasta su querido Presidente, se podrían comer canas de 25 años, siendo la máxima de 28.

Pero qué duda cabe de que hay varios que se malogran la vida. de que Vizcarra termina preso y cadáver en un hospital o una carceleta, eso también creo que es muy viable. Sigo pensando cómo vamos a hacer para seguir siendo gobernados por una persona a la que semana a semana se le van a agolpar los colaboradores eficaces. La verdad es que todo esto es muy riesgoso. Creo que Vizcarra tiene que salir y creo que la vacancia es lo único que le haría caer, porque la verdad, la vergüenza no le cabe en la cara.

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.  

Por: Phillip Butters / Al cierre de esta edición, una nueva moción de vacancia por incapacidad moral contra el Presidente de la República se presentó en el Congreso, luego de conocerse las declaraciones de aspirantes a colaboradores eficaces, que lo acusan de recibir coimas cuando era gobernador de Moquegua. Con los votos que se han presentado, la moción de vacancia presidencial es un hecho. La gente de Podemos Perú ha apoyado con las firmas significativas de José Luna Morales y Robinson Gupioc; también Édgar Alarcón, de UPP. A esto se suma la fuerza del Frente Amplio.

Parece que se va a tener que lidiar con una situación muy extrema en el Congreso. también llama la atención que Jesús Arapa Roque y Rosario Paredes, de Acción Popular, hayan firmado la moción. Evidentemente, ahora la situación está en manos de César Acuña, de APP; de Keiko Fujimori que maneja presuntamente la bancada de Fuerza Popular, y por supuesto de Acción Popular. Depende de estas tres bancadas ahora el futuro de Martín Vizcarra. Lo que me queda claro es que el Presidente, como dije antes, está K.O. Ya es un muerto viviente, su credibilidad es cero.

El hecho es que el hombre sale por todos lados tratando de seguir con la teoría del complot de los malos contra los buenos, que son los del “Club de la Construcción” porque les quitó obras. Eso es disco rayado y repetido. El problema es cómo hace este señor para gobernar. He leído la posibilidad de un Gabinete concertado, que sería algo así como un Gabinete Congresal, donde se vean todas las sangres del Ejecutivo para garantizar la imparcialidad en el proceso electoral. Suena bonito, pero quién va a querer ser el Premier de un Presidente de la República acusado de corrupción por más de una decena de colaboradores eficaces, que están “tirándole dedo”.

Quién va a querer asumir el Ministerio de Economía y Finanzas, en donde la reina del bono, la señorita María Antonieta Alva, se terminará gastando todas las reservas del Perú regalando plata. Quién querrá ser el ministro del Interior, con una aterradora ola de asaltos. Recordemos que faltan poco para las elecciones y la inseguridad se ha disparado. Así podríamos enumerar los 19 ministros y será difícil encontrar aventureros a esta hora. Si prospera esta nueva vacancia, Merino de Lama asume tamaño encargo en una situación económica terrible, sumada la pandemia que es la peor del mundo, y la situación muy compleja de toda la gente que se ha quedado sin trabajo. Si usted, amigo lector, tiene tiempo de salir a la calle (me refiero por las restricciones existentes), verá la cantidad de taxistas y mototaxistas que hay día a día y ambulantes por doquier.

Eso es parte de la crisis que se avecina, porque en tres o cuatro meses se van a descongelar las deudas de las tarjetas de crédito y ya se habrá acabado el bono familiar, el de los policías, de los médicos o de las enfermeras. Comenzarán con el aumento de pensión y así tendrán a la gente en ascuas, hasta que en abril ¡Cataplún! Y agárrese el nuevo Presidente de la República porque encontrará “sapos y culebras” en el clóset. En el interín, Vizcarra puede respirar tranquilo porque hasta el momento no se ponen de acuerdo. Pero él no puede controlar lo que puedan manifestar hoy ante un fiscal, los señores Richard “Swing”, la señora Miriam Morales o el propio Óscar Vásquez. Recordemos que la cárcel es durísima, que se acumulan las penas, y que cualquiera del entorno moqueguano, y que hasta su querido Presidente, se podrían comer canas de 25 años, siendo la máxima de 28.

Pero qué duda cabe de que hay varios que se malogran la vida. de que Vizcarra termina preso y cadáver en un hospital o una carceleta, eso también creo que es muy viable. Sigo pensando cómo vamos a hacer para seguir siendo gobernados por una persona a la que semana a semana se le van a agolpar los colaboradores eficaces. La verdad es que todo esto es muy riesgoso. Creo que Vizcarra tiene que salir y creo que la vacancia es lo único que le haría caer, porque la verdad, la vergüenza no le cabe en la cara.

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.  

Sabes que la detención policial dura 48 horas, no 24 como antes. Y en otros casos 15...

0

Más recientes

Cusco y Ayacucho unen fuerzas con minería

0
Ezoicreport this ad