More

    Por: Phillip Butters / Vacunitis aguditis

    Cuando el suscrito afirma que el maldito de Zamora era un sádico y lo sigue siendo, que Mazzetti tiende un camino empedrado hacia el infierno y que Vizcarra merece morir ahogado en la cárcel, no exagera ni un poquito, porque además de omitir el hecho comprobado de haber trabado la compra de otra vacuna que no sea Sinopharm, no hicieron nada por comprar a otros laboratorios, que los hay muchos.

    Tampoco hicieron nada por traer plantas de oxígeno, pruebas moleculares, respiradores artificiales, camas UCI y hospitalarias, cosas que seguro el lector de esta columna estará harto que se lo repita de modo recalcitrante.

    Pero daré unos datos sencillos de entender. Hoy en el mundo hay 86 vacunas que ya están en pruebas con humanas, 77 en pruebas en animales. En total hay 163 vacunas que podrían ser una posibilidad de salvación para los peruanos. Del total, 23 están en fase 3, tal como está la de Sinopharm.

    La pregunta es ¿Qué está haciendo el gobierno de Sagasti para tratar de comprar, aunque sea a futuro, cualquiera de estas posibilidades de vacuna? Hay coas que no tienen sentido común.

    Hay vacunas que se pueden comprar, como la vacuna Curevac, la cual hace ensayos clínicos en la Universidad Nacional Agraria, en la sección de alimentación y nutrición, y hace tiempos hay peruanos que se están sometiendo a esos ensayos clínicos.

    Esa vacuna, la Curevac, es una alianza estratégica entre Bayer, el laboratorio más prestigioso de Alemania, Novartis, y GSK. ¿Por qué el embajador peruano no hace las gestiones para comprar a futuro donde nosotros tenemos una prioridad por ser parte de los ensayos clínicos?

    En China también hay una vacuna que se llama Cansino, que está aprobada en China, y en México Pakistán y Hungría ya la están comprando.

    Otra vacuna se llama Bharat Biotech, en India y otros países, y está en fase 3. La Novavax de EE UU, está en el departamento de Maryland, cerca de Washington, y asumo que el embajador peruano ya tendría que estar buscando la posibilidad de comprarla.

    ¿A qué se dedican? Entiendo que al embajador Wagner le han dado un fierro caliente y que la Sinopharm no nos la quiere vender porque ese cuento de que no nos envían los documentos es evidentemente un psicosocial.

    Pero sigamos con las vacunas a las cuales les podemos sacar provecho. Hay una denominada Zydeus, que podría estar acá en junio de este año.

    Otra es la Anges, de Japón, está en fase 3 y podría estar acá en diciembre. Otra más que se llama Reithera, de Italia, la cual podría estar ya entre las posibilidades de compra de nosotros. ¡Cómo es posible que no se toque esa puerta! Y si se trata de otro tipo de latitudes, hay otra vacuna cubana que se llama Finalay, está en fase 3 y ya se vende en Irán y en Cuba. Otra más, la canadiense Medicabol que está en fase 3, que también ya se podría tener. Entonces, si el suscrito que es un peatón y tiene mayor información del Ministerio de Salud y de la Cancillería, quiere decir que estamos todos locos, porque además, el centro de genética de Cuba también tiene una vacuna en fase 3. ¿Por qué no tocaron la puerta a la embajada de Cuba?

    Por si no sabe el Mandatario, la encuentra ahí en Coronel Portillo, en San Isidro. Toca la puerta, sale el embajador cubano y lo va a recibir. O por último, hay otra vacuna y supongo que tiene que ver con el multimillonario Rupert Murdoch, que tiene un instituto de desarrollo que ha hecho una vacuna llamada Brace, es australiana y también está en fase 3.

    Entonces qué pasa con las autoridades peruanas que no se preocupan en solucionar los problemas. Están en el sicosocial continuo, permanente y constante de mecernos con lo de las vacunas, pero sí hablan de vacunar a los muchachos que irán al colegio, cuando no hay vacunas ni para los mayores de 80 años.

    Entonces estamos hablando entre gente que miente o que tienen un propósito genocida. El tiempo pasa y el poder muta. Algún día habrá una Comisión de la Verdad que cuestionará a estos miserables. Porque a mí me queda muy claro que los que plantean los comunistas que nos gobiernan, es la destrucción total del sistema para luego de la anarquía hacer su revolución.

    Cuando el suscrito afirma que el maldito de Zamora era un sádico y lo sigue siendo, que Mazzetti tiende un camino empedrado hacia el infierno y que Vizcarra merece morir ahogado en la cárcel, no exagera ni un poquito, porque además de omitir el hecho comprobado de haber trabado la compra de otra vacuna que no sea Sinopharm, no hicieron nada por comprar a otros laboratorios, que los hay muchos.

    Tampoco hicieron nada por traer plantas de oxígeno, pruebas moleculares, respiradores artificiales, camas UCI y hospitalarias, cosas que seguro el lector de esta columna estará harto que se lo repita de modo recalcitrante.

    Pero daré unos datos sencillos de entender. Hoy en el mundo hay 86 vacunas que ya están en pruebas con humanas, 77 en pruebas en animales. En total hay 163 vacunas que podrían ser una posibilidad de salvación para los peruanos. Del total, 23 están en fase 3, tal como está la de Sinopharm.

    La pregunta es ¿Qué está haciendo el gobierno de Sagasti para tratar de comprar, aunque sea a futuro, cualquiera de estas posibilidades de vacuna? Hay coas que no tienen sentido común.

    Hay vacunas que se pueden comprar, como la vacuna Curevac, la cual hace ensayos clínicos en la Universidad Nacional Agraria, en la sección de alimentación y nutrición, y hace tiempos hay peruanos que se están sometiendo a esos ensayos clínicos.

    Esa vacuna, la Curevac, es una alianza estratégica entre Bayer, el laboratorio más prestigioso de Alemania, Novartis, y GSK. ¿Por qué el embajador peruano no hace las gestiones para comprar a futuro donde nosotros tenemos una prioridad por ser parte de los ensayos clínicos?

    En China también hay una vacuna que se llama Cansino, que está aprobada en China, y en México Pakistán y Hungría ya la están comprando.

    Otra vacuna se llama Bharat Biotech, en India y otros países, y está en fase 3. La Novavax de EE UU, está en el departamento de Maryland, cerca de Washington, y asumo que el embajador peruano ya tendría que estar buscando la posibilidad de comprarla.

    ¿A qué se dedican? Entiendo que al embajador Wagner le han dado un fierro caliente y que la Sinopharm no nos la quiere vender porque ese cuento de que no nos envían los documentos es evidentemente un psicosocial.

    Pero sigamos con las vacunas a las cuales les podemos sacar provecho. Hay una denominada Zydeus, que podría estar acá en junio de este año.

    Otra es la Anges, de Japón, está en fase 3 y podría estar acá en diciembre. Otra más que se llama Reithera, de Italia, la cual podría estar ya entre las posibilidades de compra de nosotros. ¡Cómo es posible que no se toque esa puerta! Y si se trata de otro tipo de latitudes, hay otra vacuna cubana que se llama Finalay, está en fase 3 y ya se vende en Irán y en Cuba. Otra más, la canadiense Medicabol que está en fase 3, que también ya se podría tener. Entonces, si el suscrito que es un peatón y tiene mayor información del Ministerio de Salud y de la Cancillería, quiere decir que estamos todos locos, porque además, el centro de genética de Cuba también tiene una vacuna en fase 3. ¿Por qué no tocaron la puerta a la embajada de Cuba?

    Por si no sabe el Mandatario, la encuentra ahí en Coronel Portillo, en San Isidro. Toca la puerta, sale el embajador cubano y lo va a recibir. O por último, hay otra vacuna y supongo que tiene que ver con el multimillonario Rupert Murdoch, que tiene un instituto de desarrollo que ha hecho una vacuna llamada Brace, es australiana y también está en fase 3.

    Entonces qué pasa con las autoridades peruanas que no se preocupan en solucionar los problemas. Están en el sicosocial continuo, permanente y constante de mecernos con lo de las vacunas, pero sí hablan de vacunar a los muchachos que irán al colegio, cuando no hay vacunas ni para los mayores de 80 años.

    Entonces estamos hablando entre gente que miente o que tienen un propósito genocida. El tiempo pasa y el poder muta. Algún día habrá una Comisión de la Verdad que cuestionará a estos miserables. Porque a mí me queda muy claro que los que plantean los comunistas que nos gobiernan, es la destrucción total del sistema para luego de la anarquía hacer su revolución.

    Más recientes