More

    Por: Phillip Butters / Vizcarra candidato: Escándalo en el JNE

    Tras el reportaje publicado en La República y firmado por un periodista de amplísima predisposición a la verdad y de sólido prestigio, como Ricardo Uceda, al que no se le puede acusar de Fujimorista, Montesinista, derechista, aprista o cualquiera de las otras hierbas, porque normalmente se despotrica en contra de la gente que piensa de una manera contraria a lo “políticamente correcto” o a lo que la “caviarada” normalmente pone como razonable, nos encontramos con que la versión de la aprista Mónica Yaya, en el sentido de que Vizcarra había sido derrotado en votación del Jurado Nacional de Elecciones, con respecto a su posibilidad de ser electo como congresista, por no haber declarado acciones la empresa Estuquiña, resultó cierto.

    A la luz de los hechos, la información que ha publicado Ricardo Uceda es que solamente el representante del Ministerio Público, el vocal Arce, estuvo en contra de la participación de Vizcarra en estas elecciones. Mientras que cambiaron de opinión los señores Salas y Sanjinez.

    Una cuestión muy extraña porque no habían firmado sus resoluciones, pero ese trascendido fue corroborado, también, por Uceda.

    Pues en anteriores ocasiones ellos habían votado en contra de otras candidaturas arequipeñas, para demás señas, por candidatos que no habían presentado su patrimonio.

    El caso de Vizcarra es particular, porque como expresidente nadie sabe su real patrimonio. Nadie sabe si es millonario. Sin ir más lejos, la empresa agrícola donde era socios con sus hermanos con el 33% de las acciones, es una entidad que ha hipotecado sus predios por U$ 2.5 millones, quiere decir que por lo menos vale U$ 3.5 millones.

    Es decir, este señor es millonario. ¿De dónde sacó tanto dinero? ¿A qué se dedicaba Vizcarra antes de ser gobernador regional? ¿Y si obtuvo estos inmuebles de manera tramposa?

    Digamos, no es la persona más correcta que hemos visto. El escándalo se da porque esto ha trascendido a la opinión pública y no hemos visto reacción del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para aclarar este trascendido ni tampoco hemos visto reacciones de parte de los candidatos. Eso me parece muy extraño.

    Que varios candidatos a la presidencia no se hayan mostrado adversos a esta barbaridad y que la verdad sea dicha, el común de los medios no lo haya rebotado.

    Acá no cabe el celo profesional, ni la envidia. Ricardo Uceda es una persona de una trayectoria absolutamente intachable, ha escrito en un periódico absolutamente gobiernista y Vizcarrista, como La República.

    Ciertamente le han censurado lo que ha publicado, pero ni siquiera el medio de los Mohme le ha dado el énfasis que requiere una denuncia de tal calibre.

    La verdad es que a mí me parece escandaloso pero no extraño. Vizcarra es el rey de los Hechos Consumados. Es un tipo que ha tenido la habilidad de hacer lo que se le ha dado la gana con la política peruana. Ha dado un golpe de Estado, ha pateado el tablero cuantas veces ha querido y siempre se ha salido con la suya.

    El tema es, hasta cuándo le va a ligar la suerte. Independientemente de si pasa o no la valla electoral otro muy conocido traidor como Salaverry, esta circunstancia y por el poder de Vizcarra no ha habido ningún rebote ni de IDL Reporteros, ni del Partido Morado. Es algo muy extraño.

    Realmente uno se pone a pensar sobre el poder que aglutinó Vizcarra en su régimen y de repente lo vuelve a tener. Un tipo de altísima peligrosidad, qué duda cabe.

    Y esta trampa que ha ampayado merece ser revisada. Evidentemente, cuando hablamos del JNE es la última instancia electoral y reitero que Vizcarra debe tener como su dicho favorito “A lo hecho, pecho”.

    Yo al pueblo peruano le tendría que sumar lo siguiente “Sarna con gusto no pica”. Después no nos quejemos de tener presidentes ladrones.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Tras el reportaje publicado en La República y firmado por un periodista de amplísima predisposición a la verdad y de sólido prestigio, como Ricardo Uceda, al que no se le puede acusar de Fujimorista, Montesinista, derechista, aprista o cualquiera de las otras hierbas, porque normalmente se despotrica en contra de la gente que piensa de una manera contraria a lo “políticamente correcto” o a lo que la “caviarada” normalmente pone como razonable, nos encontramos con que la versión de la aprista Mónica Yaya, en el sentido de que Vizcarra había sido derrotado en votación del Jurado Nacional de Elecciones, con respecto a su posibilidad de ser electo como congresista, por no haber declarado acciones la empresa Estuquiña, resultó cierto.

    A la luz de los hechos, la información que ha publicado Ricardo Uceda es que solamente el representante del Ministerio Público, el vocal Arce, estuvo en contra de la participación de Vizcarra en estas elecciones. Mientras que cambiaron de opinión los señores Salas y Sanjinez.

    Una cuestión muy extraña porque no habían firmado sus resoluciones, pero ese trascendido fue corroborado, también, por Uceda.

    Pues en anteriores ocasiones ellos habían votado en contra de otras candidaturas arequipeñas, para demás señas, por candidatos que no habían presentado su patrimonio.

    El caso de Vizcarra es particular, porque como expresidente nadie sabe su real patrimonio. Nadie sabe si es millonario. Sin ir más lejos, la empresa agrícola donde era socios con sus hermanos con el 33% de las acciones, es una entidad que ha hipotecado sus predios por U$ 2.5 millones, quiere decir que por lo menos vale U$ 3.5 millones.

    Es decir, este señor es millonario. ¿De dónde sacó tanto dinero? ¿A qué se dedicaba Vizcarra antes de ser gobernador regional? ¿Y si obtuvo estos inmuebles de manera tramposa?

    Digamos, no es la persona más correcta que hemos visto. El escándalo se da porque esto ha trascendido a la opinión pública y no hemos visto reacción del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para aclarar este trascendido ni tampoco hemos visto reacciones de parte de los candidatos. Eso me parece muy extraño.

    Que varios candidatos a la presidencia no se hayan mostrado adversos a esta barbaridad y que la verdad sea dicha, el común de los medios no lo haya rebotado.

    Acá no cabe el celo profesional, ni la envidia. Ricardo Uceda es una persona de una trayectoria absolutamente intachable, ha escrito en un periódico absolutamente gobiernista y Vizcarrista, como La República.

    Ciertamente le han censurado lo que ha publicado, pero ni siquiera el medio de los Mohme le ha dado el énfasis que requiere una denuncia de tal calibre.

    La verdad es que a mí me parece escandaloso pero no extraño. Vizcarra es el rey de los Hechos Consumados. Es un tipo que ha tenido la habilidad de hacer lo que se le ha dado la gana con la política peruana. Ha dado un golpe de Estado, ha pateado el tablero cuantas veces ha querido y siempre se ha salido con la suya.

    El tema es, hasta cuándo le va a ligar la suerte. Independientemente de si pasa o no la valla electoral otro muy conocido traidor como Salaverry, esta circunstancia y por el poder de Vizcarra no ha habido ningún rebote ni de IDL Reporteros, ni del Partido Morado. Es algo muy extraño.

    Realmente uno se pone a pensar sobre el poder que aglutinó Vizcarra en su régimen y de repente lo vuelve a tener. Un tipo de altísima peligrosidad, qué duda cabe.

    Y esta trampa que ha ampayado merece ser revisada. Evidentemente, cuando hablamos del JNE es la última instancia electoral y reitero que Vizcarra debe tener como su dicho favorito “A lo hecho, pecho”.

    Yo al pueblo peruano le tendría que sumar lo siguiente “Sarna con gusto no pica”. Después no nos quejemos de tener presidentes ladrones.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Más recientes