20.3 C
Lima
Martes, Diciembre 1, 2020

Por: Phillip Butters / Vizcarra k.o. ¡Es un muerto viviente!

Por: Phillip Butters / Vizcarra está prácticamente muerto. El colaborador eficaz Fernando castillo, dueño de la empresa ICCGSA, le ha “tirado dedo”.

Se asume que este colaborador, 01-2018, ya habría aceptado que coimeó a Vizcarra, cuando menos en la obra del hospital de Moquegua.

En ese caso, le habrían dado una inmensa coima a Vizcarra y el intermediario de este sería el Exministro de transportes de este gobierno, Estremadoyro, el sindicado como “Cajero” de Vizcarra por Karem Roca Luque.

La desgracia del mandatario es que también sería colaborador eficaz Estremadoyro. Ahí no queda la cosa. Como esta coima se dio en años sucesivos, entre los años 2016 y 2018, en pagos de 100 mil o 200 mil soles en efectivo, realizados en las oficinas de ICCGSA, otro colaborador eficaz, el ingeniero Granados, que realizaba físicamente las entregas, también habría corroborado que la ha dado personalmente a Vizcarra estos sobornos, en presencia del otro colaborador, su jefe, Castillo Dibós.

La cosa se complica más cuando Martín Vizcarra llega a la vicepresidencia del Perú y al Ministerio de Transportes y Comunicaciones, donde lo había colocado PPK, para sacar el famoso acuerdo de chinchero, que nunca se logró.

Pero la situación se pone realmente calamitosa para nuestro mentiroso y coimero presidente, cuando otro colaborador eficaz ¡que sería nada menos que el exministro de Agricultura y su colega de gabinete en ese momento, el señor Hernández! Pues éste habría sido el “Intermediario” para que Vizcarra termine de cobrar la coima de ese hospital, obviamente con la amenaza de no darle más obras a ICCGSA. El hecho es que este señor se ha contactó, según relata Castillo Dibós, en un centro comercial de La Molina, en donde le exigió que termine de pagar la coima de 200 mil soles, para terminar de redondear lo pactado cuando él era gobernador de Moquegua.

Ciertamente eso se hizo, inclusive en la propia casa de La Molina del exministro de Agricultura.

Es decir, sumemos los colaboradores: Castillo Dibós, de ICCGSA; el ingeniero Granados, el propio Estremadoyro, el cajero, y el intermediario exministro. Es decir todos los astros se cruzan entre Vizcarra y la cárcel.

Por supuesto él, ayer en una entrevista de Cuarto Poder que le realizó Guillermo Thorndike, porque no se crean el cuento que el que entrevistó ayer fue su hijo, sino fue su padre el que le metió un cachetadón y le dijo que vuelva a hacer periodismo después de tantos años y por fin se hizo una inquisición a este Presidente, que no hizo más que negar los hechos.

El hecho es muy sencillo. El fiscal Juárez Atoche ha oficializado investigación preliminar por el delito de corrupción y así se lo ha hecho saber a Rafael Vela Barba, colisionando directamente con lo que sugería la señora Fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos.

Vizcarra está K.O. porque es prácticamente increíble pensar que todos se unan para mentir alrededor de él, siendo Presidente de la República.

Ya se imaginan lo que pasará en los meses sucesivos cuando todo el mundo le comenzará a “tirar dedo”. Cajeros, intermediarios, amigos y examigos. Su entorno moqueguano seguramente saldrá a hablar esta semana.

Me refiero no solo a su secretaria la señora Morales, sino seguramente su propio examigo, Óscar Vásquez, y hasta Richard “Swing”.

Vizcarra terminó siendo el peor de los corruptos y se disfrazó del hombre anticorrupción. Para colmo hizo un golpe de Estado y destrozó todas las instituciones, hasta el INPE, que seguramente lo cobijará por el resto de sus días, en muy poco tiempo.

Vizcarra tiene el camino directo a la cárcel. Y también negó haberse reunido con Antonio camayo. Ya han salido varias fotos con él –SPr aduce que son trucadas– una de ellas en la sala de la propia casa de camayo.

Mentiroso hasta el tuétano. corrupto y falaz. Ese es el actual inquilino de Palacio de Gobierno.

Por: Phillip Butters / Vizcarra está prácticamente muerto. El colaborador eficaz Fernando castillo, dueño de la empresa ICCGSA, le ha “tirado dedo”.

Se asume que este colaborador, 01-2018, ya habría aceptado que coimeó a Vizcarra, cuando menos en la obra del hospital de Moquegua.

En ese caso, le habrían dado una inmensa coima a Vizcarra y el intermediario de este sería el Exministro de transportes de este gobierno, Estremadoyro, el sindicado como “Cajero” de Vizcarra por Karem Roca Luque.

La desgracia del mandatario es que también sería colaborador eficaz Estremadoyro. Ahí no queda la cosa. Como esta coima se dio en años sucesivos, entre los años 2016 y 2018, en pagos de 100 mil o 200 mil soles en efectivo, realizados en las oficinas de ICCGSA, otro colaborador eficaz, el ingeniero Granados, que realizaba físicamente las entregas, también habría corroborado que la ha dado personalmente a Vizcarra estos sobornos, en presencia del otro colaborador, su jefe, Castillo Dibós.

La cosa se complica más cuando Martín Vizcarra llega a la vicepresidencia del Perú y al Ministerio de Transportes y Comunicaciones, donde lo había colocado PPK, para sacar el famoso acuerdo de chinchero, que nunca se logró.

Pero la situación se pone realmente calamitosa para nuestro mentiroso y coimero presidente, cuando otro colaborador eficaz ¡que sería nada menos que el exministro de Agricultura y su colega de gabinete en ese momento, el señor Hernández! Pues éste habría sido el “Intermediario” para que Vizcarra termine de cobrar la coima de ese hospital, obviamente con la amenaza de no darle más obras a ICCGSA. El hecho es que este señor se ha contactó, según relata Castillo Dibós, en un centro comercial de La Molina, en donde le exigió que termine de pagar la coima de 200 mil soles, para terminar de redondear lo pactado cuando él era gobernador de Moquegua.

Ciertamente eso se hizo, inclusive en la propia casa de La Molina del exministro de Agricultura.

Es decir, sumemos los colaboradores: Castillo Dibós, de ICCGSA; el ingeniero Granados, el propio Estremadoyro, el cajero, y el intermediario exministro. Es decir todos los astros se cruzan entre Vizcarra y la cárcel.

Por supuesto él, ayer en una entrevista de Cuarto Poder que le realizó Guillermo Thorndike, porque no se crean el cuento que el que entrevistó ayer fue su hijo, sino fue su padre el que le metió un cachetadón y le dijo que vuelva a hacer periodismo después de tantos años y por fin se hizo una inquisición a este Presidente, que no hizo más que negar los hechos.

El hecho es muy sencillo. El fiscal Juárez Atoche ha oficializado investigación preliminar por el delito de corrupción y así se lo ha hecho saber a Rafael Vela Barba, colisionando directamente con lo que sugería la señora Fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos.

Vizcarra está K.O. porque es prácticamente increíble pensar que todos se unan para mentir alrededor de él, siendo Presidente de la República.

Ya se imaginan lo que pasará en los meses sucesivos cuando todo el mundo le comenzará a “tirar dedo”. Cajeros, intermediarios, amigos y examigos. Su entorno moqueguano seguramente saldrá a hablar esta semana.

Me refiero no solo a su secretaria la señora Morales, sino seguramente su propio examigo, Óscar Vásquez, y hasta Richard “Swing”.

Vizcarra terminó siendo el peor de los corruptos y se disfrazó del hombre anticorrupción. Para colmo hizo un golpe de Estado y destrozó todas las instituciones, hasta el INPE, que seguramente lo cobijará por el resto de sus días, en muy poco tiempo.

Vizcarra tiene el camino directo a la cárcel. Y también negó haberse reunido con Antonio camayo. Ya han salido varias fotos con él –SPr aduce que son trucadas– una de ellas en la sala de la propia casa de camayo.

Mentiroso hasta el tuétano. corrupto y falaz. Ese es el actual inquilino de Palacio de Gobierno.

Más recientes