16.7 C
Lima
Viernes, Noviembre 27, 2020

Por: Phillip Butters / Vizcarra, Martos, Alianza Lima y el descenso.

Por: Phillip Butters / Espero que el símil no sea ofensivo para las huestes aliancistas, pero me queda claro que a Vizcarra le está yendo pésimo y a Alianza Lima (AL) también. El tema es que Vizcarra le echa la culpa a la conflagración de maldades de todos sus enemigos, siendo él el “bueno” y los demás los “malos”. Por supuesto, el gobierno del SPR tiene como su gran escudero al General Walter Martos, que además de ser un oficial del ejército en retiro, es Presidente del Consejo de Ministros y ha dicho la barbaridad de que “si al Presidente lo vacan va a ser inconstitucional y que las Fuerzas Armadas harán respetar la democracia”. ¿Eso qué quiere decir, amigo lector de La Razón? ¿Qué Vizcarra quiere dar un golpe de estado de la mano de los militares que le sean leales a él y a su escudero, el General Martos? ¿Nos está amenazando? ¿Eso está yendo y viniendo de la cabeza de Vizcarra? ¿Qué tienen que decir los Comandantes Generales de la Fuerza Aérea, Marina de Guerra y Ejército? ¿Qué tiene que decir la asociación de Generales Retirados, ADOGEN? A mí me parece clarísimo que a Alianza Lima le está yendo mal, porque Salas lo está haciendo mal y, por supuesto, los jugadores lo están haciendo mal.

Lo gracioso es que el chileno Salas dice de que la “idea está”, que “el equipo en cualquier momento va a comenzar a entender mejor el juego”. Pero la pregunta es ¿seguirá perdiendo como ayer frente a Ayacucho de local en Matute? ¿le van a volver a decir a es sede “Yompián, donde ganan los que van”? Usted se imaginará, amigo hincha de AL que está entrando en una vorágine de nerviosismo, que ya nadie cree en nadie, que la pelota no entra y las que van afuera del arco las comienzan a meter adentro. En buen romance, Alianza Lima comenzará a pelear el descenso. Es exactamente lo mismo lo que le pasa al gobierno de Vizcarra. El gran problema es que a la hora que la cosa comienza a caer, se va a hundir el Perú con Vizcarra, mientras lo que puede pasar con el Alianza (Dios no quiera), es que termine peleando el descenso con el Boys. Y esto, más que un símil futbolero-político, es fruto de la realidad porque la situación está clarísima. Dudo mucho que Vizcarra sea vacado, por la cobardía y la inoperancia de los partidos políticos y porque los pequeños intereses de cada uno de ellos es pensar que Vizcarra les sirve más como tonto útil, o como un tipo sin brújula en Palacio de Gobierno, que por supuesto lo que les podría servir el señor Merino de Lama. El gran error que tiene actualmente la administración de AL, por dar un ejemplo, es que prefiere a salas, en vez de sacarlo. ¿Qué cosa creo que deberían hacer el congreso, como los directivos de AL? Vizcarra tiene que ser vacado y Salas tiene que ser expulsado, porque el problema de Vizcarra es que cuando él se va al descenso, está hundiendo a los peruanos, porque viene la pandemia fuerte, como en Europa, y a nosotros nos pueden seguir matando los peruanos, porque además vienen las elecciones y él puede estar tentado en dar órdenes de inamovilidad o inclusive frustrarlas por el ausentismo mayor al 40%. Por supuesto, las encuestas comienzan a jugar su partido y tratarán de llevar las aguas al molino de la “caviarada” o al candidato que le beneficie a Vizcarra en cuanto a su impunidad.

Por lo pronto, al equipo “grone” le faltan algo de 8 fechas para que termine el campeonato, y si sigue perdiendo con Salas al mando, puede perder la categoría y no solo va a perder nombre e historia, sino muchísimo dinero, porque muy probablemente el fondo “blanquiazul” se va a ir a la quiebra porque no tendrá cómo recuperar su dinero. Es decir, la situación de verdad es muy parecida. Ojalá que el pueblo peruano, representado en el Congreso, tenga el tino de no seguir esperando una nueva colaboración eficaz o una nueva “tirada de dedo” para con los latrocinios de Vizcarra, porque eso equivale a una goleada. Lo mismo en AL. ¿Qué están esperando, que goleen al equipo victoriano para darse cuenta que todo está perdido? Hay que tomar decisiones en la política, en el fútbol y en la vida. ¿Usted qué haría, amigo lector de La Razón?

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

Por: Phillip Butters / Espero que el símil no sea ofensivo para las huestes aliancistas, pero me queda claro que a Vizcarra le está yendo pésimo y a Alianza Lima (AL) también. El tema es que Vizcarra le echa la culpa a la conflagración de maldades de todos sus enemigos, siendo él el “bueno” y los demás los “malos”. Por supuesto, el gobierno del SPR tiene como su gran escudero al General Walter Martos, que además de ser un oficial del ejército en retiro, es Presidente del Consejo de Ministros y ha dicho la barbaridad de que “si al Presidente lo vacan va a ser inconstitucional y que las Fuerzas Armadas harán respetar la democracia”. ¿Eso qué quiere decir, amigo lector de La Razón? ¿Qué Vizcarra quiere dar un golpe de estado de la mano de los militares que le sean leales a él y a su escudero, el General Martos? ¿Nos está amenazando? ¿Eso está yendo y viniendo de la cabeza de Vizcarra? ¿Qué tienen que decir los Comandantes Generales de la Fuerza Aérea, Marina de Guerra y Ejército? ¿Qué tiene que decir la asociación de Generales Retirados, ADOGEN? A mí me parece clarísimo que a Alianza Lima le está yendo mal, porque Salas lo está haciendo mal y, por supuesto, los jugadores lo están haciendo mal.

Lo gracioso es que el chileno Salas dice de que la “idea está”, que “el equipo en cualquier momento va a comenzar a entender mejor el juego”. Pero la pregunta es ¿seguirá perdiendo como ayer frente a Ayacucho de local en Matute? ¿le van a volver a decir a es sede “Yompián, donde ganan los que van”? Usted se imaginará, amigo hincha de AL que está entrando en una vorágine de nerviosismo, que ya nadie cree en nadie, que la pelota no entra y las que van afuera del arco las comienzan a meter adentro. En buen romance, Alianza Lima comenzará a pelear el descenso. Es exactamente lo mismo lo que le pasa al gobierno de Vizcarra. El gran problema es que a la hora que la cosa comienza a caer, se va a hundir el Perú con Vizcarra, mientras lo que puede pasar con el Alianza (Dios no quiera), es que termine peleando el descenso con el Boys. Y esto, más que un símil futbolero-político, es fruto de la realidad porque la situación está clarísima. Dudo mucho que Vizcarra sea vacado, por la cobardía y la inoperancia de los partidos políticos y porque los pequeños intereses de cada uno de ellos es pensar que Vizcarra les sirve más como tonto útil, o como un tipo sin brújula en Palacio de Gobierno, que por supuesto lo que les podría servir el señor Merino de Lama. El gran error que tiene actualmente la administración de AL, por dar un ejemplo, es que prefiere a salas, en vez de sacarlo. ¿Qué cosa creo que deberían hacer el congreso, como los directivos de AL? Vizcarra tiene que ser vacado y Salas tiene que ser expulsado, porque el problema de Vizcarra es que cuando él se va al descenso, está hundiendo a los peruanos, porque viene la pandemia fuerte, como en Europa, y a nosotros nos pueden seguir matando los peruanos, porque además vienen las elecciones y él puede estar tentado en dar órdenes de inamovilidad o inclusive frustrarlas por el ausentismo mayor al 40%. Por supuesto, las encuestas comienzan a jugar su partido y tratarán de llevar las aguas al molino de la “caviarada” o al candidato que le beneficie a Vizcarra en cuanto a su impunidad.

Por lo pronto, al equipo “grone” le faltan algo de 8 fechas para que termine el campeonato, y si sigue perdiendo con Salas al mando, puede perder la categoría y no solo va a perder nombre e historia, sino muchísimo dinero, porque muy probablemente el fondo “blanquiazul” se va a ir a la quiebra porque no tendrá cómo recuperar su dinero. Es decir, la situación de verdad es muy parecida. Ojalá que el pueblo peruano, representado en el Congreso, tenga el tino de no seguir esperando una nueva colaboración eficaz o una nueva “tirada de dedo” para con los latrocinios de Vizcarra, porque eso equivale a una goleada. Lo mismo en AL. ¿Qué están esperando, que goleen al equipo victoriano para darse cuenta que todo está perdido? Hay que tomar decisiones en la política, en el fútbol y en la vida. ¿Usted qué haría, amigo lector de La Razón?

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

Más recientes