More

    Por: Phillip Butters / Vizcarra obstruye a la justicia

    Por: Phillip Butters / Finalmente, Vizcarra tendrá que ir al Congreso el próximo lunes 9, cuando él quería ir mañana o el viernes, es decir, cuando se le daba la gana. Eso es ahora anecdótico, porque va a tener que ir a explicar la cantidad de pruebas, indicios, dichos, documentos, testimonios, con respecto a sus presuntas coimas recibidas de los señores de Obrainsa e ICCGSA.

    Para ser más claros, el señor Paul Tejeda Moscoso, gerente general de la empresa constructora arequipeña, tiene clarísimos testimoniales y concatenaciones para decir que él corrompió a Martín Vizcarra. Lo propio el señor Castillo Dibós, dueño de ICCGSA. La noticia ayer en las pantallas en el común de los medios de “la coalición vizcarrista”, como la llama muy claramente Fernando Rospigliosi, se dedicaron a Lapadula y su documento de RENIEC, a que si aprobaban o no el matrimonio igualitario del señor Ugarteche, por supuesto era muy importante la inmortalidad del mosquito, o la elección entre Trump y Biden. ¡Sí, claro! Pero ¿no les llamó la atención a los directores o conductores y a los opinólogos y a los sabios en la investigación periodística el hecho indubitable de la obstrucción a la justicia realizada por Martín Vizcarra mediante la utilización entre una presión psicológica a las familias de Castillo Dibós y de los Tejeda Moscoso? ¿Acaso no se han dado cuenta que han llegado a seguir a las casas de los implicados en estas colaboraciones eficaces, que han sobrevolado las casas de los hermanos ya mencionados y que inclusive han hecho seguimientos a la casa de otros de los socios, persecuciones que han sido corroboradas por el ministerio del interior? Porque han tenido que aceptar que un carro con placa de ese ministerio ha estado haciendo seguimiento, solo que no ha sido, según ellos, la división General de inteligencia, sino la unidad de lavado de Activos. Sí, claro. Y justo han tenido que ir a ver lavado de activos de los colaboradores eficaces que están hundiendo a Vizcarra. De esto tiene que dar cuenta el ministro del interior, César Gentille, el Premier Martos y evidentemente Vizcarra, porque como dijo el abogado César Nakasaki, no hay que ser un genio, me disculpará el jurisconsulto, para darse cuenta que acá hay una cadena de responsabilidad en mando, de una maniobra obviamente intimidadora, porque si los servicios de inteligencia fueran inteligentes, nunca se hubieran dado cuenta los señores que les habían puesto ¡drones! en el cielo de su casa, para ver a qué se dedican, porque les han puesto un carro de seguimiento en la puerta de su casa.

    Queda claro que han querido que los vean, porque están intimidándolos a ellos y a los otros muy probables colaboradores como José Hernández, que debe tener presiones inmensas. Como el propio Edmer Trujillo, que aunque ha negado que es colaborador eficaz, sí podría ser testigo protegido; o el propio ministro Estremadoyro, a la sazón, el “cajero” del Presidente. Miren la gravedad de las cosas que están pasando en el Perú. ¿Y así Vizcarra irá al Congreso a mentirnos y decir que él no tiene nada que ver con lo que está pasando? ¿de verdad creen que no seguirá usando su poder político para entorpecer la labor del fiscal Juárez Atoche, que ha dicho claramente que lo ha declarado en rebeldía al no ir a su despacho y que ha sido citado para el 12 de este mes, bajo condición de “apercibimiento de ley”?. O sea, si fuera una persona normal, lo tendrían que enmarrocar y llevar a la fiscalía. Por último, los graves hechos imputados, la obstrucción a la justicia y el peligro de fuga hacen de cualquier peruano sea una persona susceptible a tener una prisión preventiva. Ese debería ser el estatus jurídico penal de Martín Vizcarra Cornejo en los próximos días. Pero es el Presidente de la república que tiene el poder del billete del estado y todos los fusiles a su disposición, inclusive los de la Policía Nacional, que le está metiendo en situaciones muy graves, porque el delito de obstrucción a la justicia va a ser claramente probado en los próximos tiempos.

    Vizcarra no es la primera vez que lo hace, también ha falseado pruebas para el caso Richard “Swing”. Ya por todo lima se corre la bola, que muy probablemente sea cierto, de que en Palacio de Gobierno están borrando archivos de las computadoras, están tratando de limpiar pruebas en contra de Vizcarra y su muy probable latrocinio. Y que no digan que este es un chisme de edición común y silvestre, ya 23 mil mails por el caso de Richard “Swing” se han borrado de las computadoras de Palacio de Gobierno, y eso consta en carpetas fiscales con declaraciones de la señorita Roca Luque y Mirian Morales, y por supuesto el señor Óscar Vásquez está en su casa leyendo La Razón, y Richard “Swing” hace conciertos virtuales. Pero ese caso también es cierto, como que Camayo está comprando su Razón para pensar cuáles han sido las razones para que Vizcarra niegue las fotos evidentes con él.

    Vizcarra, claramente obstruye la justicia.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Por: Phillip Butters / Finalmente, Vizcarra tendrá que ir al Congreso el próximo lunes 9, cuando él quería ir mañana o el viernes, es decir, cuando se le daba la gana. Eso es ahora anecdótico, porque va a tener que ir a explicar la cantidad de pruebas, indicios, dichos, documentos, testimonios, con respecto a sus presuntas coimas recibidas de los señores de Obrainsa e ICCGSA.

    Para ser más claros, el señor Paul Tejeda Moscoso, gerente general de la empresa constructora arequipeña, tiene clarísimos testimoniales y concatenaciones para decir que él corrompió a Martín Vizcarra. Lo propio el señor Castillo Dibós, dueño de ICCGSA. La noticia ayer en las pantallas en el común de los medios de “la coalición vizcarrista”, como la llama muy claramente Fernando Rospigliosi, se dedicaron a Lapadula y su documento de RENIEC, a que si aprobaban o no el matrimonio igualitario del señor Ugarteche, por supuesto era muy importante la inmortalidad del mosquito, o la elección entre Trump y Biden. ¡Sí, claro! Pero ¿no les llamó la atención a los directores o conductores y a los opinólogos y a los sabios en la investigación periodística el hecho indubitable de la obstrucción a la justicia realizada por Martín Vizcarra mediante la utilización entre una presión psicológica a las familias de Castillo Dibós y de los Tejeda Moscoso? ¿Acaso no se han dado cuenta que han llegado a seguir a las casas de los implicados en estas colaboraciones eficaces, que han sobrevolado las casas de los hermanos ya mencionados y que inclusive han hecho seguimientos a la casa de otros de los socios, persecuciones que han sido corroboradas por el ministerio del interior? Porque han tenido que aceptar que un carro con placa de ese ministerio ha estado haciendo seguimiento, solo que no ha sido, según ellos, la división General de inteligencia, sino la unidad de lavado de Activos. Sí, claro. Y justo han tenido que ir a ver lavado de activos de los colaboradores eficaces que están hundiendo a Vizcarra. De esto tiene que dar cuenta el ministro del interior, César Gentille, el Premier Martos y evidentemente Vizcarra, porque como dijo el abogado César Nakasaki, no hay que ser un genio, me disculpará el jurisconsulto, para darse cuenta que acá hay una cadena de responsabilidad en mando, de una maniobra obviamente intimidadora, porque si los servicios de inteligencia fueran inteligentes, nunca se hubieran dado cuenta los señores que les habían puesto ¡drones! en el cielo de su casa, para ver a qué se dedican, porque les han puesto un carro de seguimiento en la puerta de su casa.

    Queda claro que han querido que los vean, porque están intimidándolos a ellos y a los otros muy probables colaboradores como José Hernández, que debe tener presiones inmensas. Como el propio Edmer Trujillo, que aunque ha negado que es colaborador eficaz, sí podría ser testigo protegido; o el propio ministro Estremadoyro, a la sazón, el “cajero” del Presidente. Miren la gravedad de las cosas que están pasando en el Perú. ¿Y así Vizcarra irá al Congreso a mentirnos y decir que él no tiene nada que ver con lo que está pasando? ¿de verdad creen que no seguirá usando su poder político para entorpecer la labor del fiscal Juárez Atoche, que ha dicho claramente que lo ha declarado en rebeldía al no ir a su despacho y que ha sido citado para el 12 de este mes, bajo condición de “apercibimiento de ley”?. O sea, si fuera una persona normal, lo tendrían que enmarrocar y llevar a la fiscalía. Por último, los graves hechos imputados, la obstrucción a la justicia y el peligro de fuga hacen de cualquier peruano sea una persona susceptible a tener una prisión preventiva. Ese debería ser el estatus jurídico penal de Martín Vizcarra Cornejo en los próximos días. Pero es el Presidente de la república que tiene el poder del billete del estado y todos los fusiles a su disposición, inclusive los de la Policía Nacional, que le está metiendo en situaciones muy graves, porque el delito de obstrucción a la justicia va a ser claramente probado en los próximos tiempos.

    Vizcarra no es la primera vez que lo hace, también ha falseado pruebas para el caso Richard “Swing”. Ya por todo lima se corre la bola, que muy probablemente sea cierto, de que en Palacio de Gobierno están borrando archivos de las computadoras, están tratando de limpiar pruebas en contra de Vizcarra y su muy probable latrocinio. Y que no digan que este es un chisme de edición común y silvestre, ya 23 mil mails por el caso de Richard “Swing” se han borrado de las computadoras de Palacio de Gobierno, y eso consta en carpetas fiscales con declaraciones de la señorita Roca Luque y Mirian Morales, y por supuesto el señor Óscar Vásquez está en su casa leyendo La Razón, y Richard “Swing” hace conciertos virtuales. Pero ese caso también es cierto, como que Camayo está comprando su Razón para pensar cuáles han sido las razones para que Vizcarra niegue las fotos evidentes con él.

    Vizcarra, claramente obstruye la justicia.

    (*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

    Más recientes