Presidente del Ecuador otorga facultades a autoridades locales, en nueva etapa de combate a la pandemia COVID-19

0
144
Lenin Moreno

El presidente Lenin Moreno explicó el nuevo sistema de semáforos que las autoridades locales del Ecuador deberán aplicar, en coordinación con los COE de cada provincia. Serán los gobiernos locales quienes decidan finalmente sobre el nivel de semaforización en cada caso, con lo que iniciará una segunda etapa de gestión, denominada de “distanciamiento social”, durante esta emergencia sanitaria.

La Ministra de Gobierno, María Paula Romo, anunció que a partir del 4 de mayo de 2020 el Ecuador entrará en esta etapa, lo cual no significa que ha terminado la emergencia. En ella se buscará una de reactivación de la vida social, de manera paulatina y prudente; minimizando cualquier riesgo de contagio y cuidando particularmente a los grupos más vulnerables, como los mayores de 60 años. En este sentido, el COE nacional tendrá la facultad de dar marcha atrás, por ejemplo si se presentan indicios de rebrote del virus.

Asimismo, la Ministra presentó el número de defunciones diarias de algunas provincias, en las ultimas seis semanas. En ellas se observa que las cifras de fallecimientos en los días críticos (en Guayas llegaron hasta 500 diarios), comenzaron a decaer considerablemente, hasta llegar a cifras relativamente normales (62), en los últimos días. Esto se verifica también en la reducción de las atenciones de emergencia en los sistemas del Ministerio de Salud Pública y del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

La decisión del COE nacional de transitar hacia la etapa de “distanciamiento social”, se basó en criterios como (i) la disponibilidad en el sistema de salud de camas hospitalarias, unidades de cuidados intensivos y atenciones de emergencia; (ii) la propagación del contagio y el crecimiento de casos descartados y recuperados; y, (iii) la dinámica social (disciplina y cumplimiento de medidas de distanciamiento).

Por lo pronto, el alcalde de Quito, Jorge Yunda, ha propuesto que continúe el aislamiento personal obligatorio durante todo el mes de mayo. La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, en cambio, condicionó la responsabilidad delegada a los alcaldes a la recepción de fondos presupuestales de parte del gobierno central. En todo caso, del 4 al 31 de mayo se mantendrán las siguientes medidas obligatorias, según lo decretado por el COE:

  • Aislamiento obligatorio para mayores de 60 años y personas de vulnerabilidad. – Uso obligatorio de mascarillas.
  • Respeto irrestricto a los salvoconductos nacionales. – Prohibición de eventos públicos, masivos y deportivos al aire libre.
  • Aforo en áreas esenciales de hasta 50%: abasto de alimentos, medicinas y bancos. – Suspensión de clases presenciales en la sierra y Amazonía.
  • Suspensión de inicio de clases en la costa y Galápagos.
  • Prohibición de transporte interprovincial de pasajeros.
  • Cierre de fronteras terrestres y aéreas (únicamente se permitirán vuelos humanitarios).
  • Obligación de cumplir con el APO por parte de retornados.
  • Autorización para el transporte interprovincial de encomiendas.
  • Preparación de protocolos de salud y prevención en todo establecimiento comercial, servicios e industrias

Como parte de la transparencia y el ánimo de rendir cuentas con el que ha trabajado el Gobierno Nacional durante esta emergencia sanitaria, el viernes 24 de abril, el Canciller de la República, José Valencia, informó a la Comisión de Soberanía y Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional sobre las gestiones realizadas desde el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana a causa de la pandemia COVID-19. El canciller comunicó sobre el estado de las relaciones bilaterales y multilaterales del Ecuador en materia de la pandemia y detalló el trabajo llevado a cabo particularmente para el retorno de ecuatorianos al país, ante el interés de los asambleístas.