16.8 C
Lima
Jueves, Noviembre 26, 2020

Presidente Francisco Sagasti da duro golpe a la izquierda

Afirma que no habrá nueva constitución durante su Gobierno. Deja en claro que no apoyará ningún referéndum y deja sin piso demandas de grupos radicales.

El presidente de la República, Francisco Sagasti, dejó con los crespos hechos a la izquierda radical y extremista que exigieron una Asamblea Constituyente para hacer una nueva constitución, en declaraciones a la agencia internacional Reuters indicó que debido a la coyuntura de crisis sanitaria y económica no considera que sea necesaria la creación de una nueva carta magna “No nos parece una prioridad inmediata”, afirmó.

En este sentido, dejó claro que no apoyaría un referéndum y tampoco un cambio de la Constitución de 1993, la cual fue modificada por última vez durante el Gobierno del expresidente Alberto Fujimori.

En tanto, dio a conocer que el principal objetivo de su gestión en estos momentos es tranquilizar a la población, luego de las protestas y manifestaciones violentas que se llevaron a cabo desde el 9 de noviembre al 15 de noviembre en contra del golpe de Estado perpetrado por el Congreso.

“Creo que después de un periodo tan turbulento, tan cargado de protestas, de incluso algo de violencia, lo más importante en este momento es devolverle la calma, devolver la tranquilidad a la ciudadanía”, manifestó el presidente interino.

En esa línea, señaló que considera que será tarea del próximo Gobierno modificarla o ponerla en consulta con los ciudadanos: “Creemos que es una tarea que el próximo Gobierno libremente elegido por la ciudadana tome la decisión o no de plantear la reforma de la constitución o una nueva constitución”.

PRIORIDAD

Otra de sus prioridades, sostuvo, será garantizar la realización de las elecciones generales programadas para el 11 de abril. Asimismo, llevar a cabo la transferencia de mando de modo natural el próximo 28 de julio del 2021.

“No nos olvidemos que estamos en medio de un proceso electoral (…). En una situación tan compleja como esta es importante garantizar la idoneidad de las elecciones”, acotó.

El jefe de Estado aseguró que su gestión no dejará impune los asesinatos de Bryan Pintado e Inti Sotelo, dos jóvenes que participaron de las protestas en contra del Gobierno golpista de Merino. De otro lado, invocó a no estigmatizar a la Policía por las acciones represivas de algunos de sus miembros.

“No dejaremos impunes de ninguna manera aquellos que han cometido estos actos de violencia y de violación de los derechos humanos, pero tampoco nos pasaremos al otro lado diciendo que toda la Policía es así. Por eso no manchemos a toda la Policía, por el efecto de la actitud de algunos elementos”, apuntó Sagasti.

INCAPACIDAD MORAL

Por su parte, la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, se manifestó respecto a una posible propuesta de reforma constitucional sobre la incapacidad moral como causal de una vacancia presidencial. Señaló que no lo descarta, pero tampoco es algo que podría confirmar.

Sin embargo, agregó que una reforma así tendría que realizarla un Gobierno que tenga un mayor plazo de tiempo, pues a este solo le quedan ocho meses por delante. Del mismo modo, indicó que al Congreso tampoco le queda tiempo para plantear algo así.

“No podría descartar (la reforma constitucional por incapacidad moral) porque no lo hemos discutido y tampoco podría confirmar”, sostuvo en una entrevista con América.

“En todo caso, cualquier tema de reforma sustantiva nos parece que un cambio sustancial lo tendría que hacer un Gobierno con un plazo de tiempo más grande, inclusive me parece que a este Congreso no le va a alcanzar para hacer una reforma constitucional”, agregó Bermúdez.

FALLO

Respecto a la decisión tomada por el Tribunal Constitucional (TC) de declarar improcedente la demanda competencial interpuesta por el Ejecutivo al Congreso, la primera ministra indicó que ella y el resto del gabinete lamentan esta decisión, pues consideró que era una oportunidad importante.

“Hicimos una evaluación en conjunto con los ministros y lamentamos como ejecutivo que se haya perdido una oportunidad que era tan importante y había tanta expectativa de que por fin se pudiera contar con criterios de interpretación que precisen lo alcances de la causal de esta permanente incapacidad moral que tantas convulsiones ha ocasionado”, aseguró.

Afirma que no habrá nueva constitución durante su Gobierno. Deja en claro que no apoyará ningún referéndum y deja sin piso demandas de grupos radicales.

El presidente de la República, Francisco Sagasti, dejó con los crespos hechos a la izquierda radical y extremista que exigieron una Asamblea Constituyente para hacer una nueva constitución, en declaraciones a la agencia internacional Reuters indicó que debido a la coyuntura de crisis sanitaria y económica no considera que sea necesaria la creación de una nueva carta magna “No nos parece una prioridad inmediata”, afirmó.

En este sentido, dejó claro que no apoyaría un referéndum y tampoco un cambio de la Constitución de 1993, la cual fue modificada por última vez durante el Gobierno del expresidente Alberto Fujimori.

En tanto, dio a conocer que el principal objetivo de su gestión en estos momentos es tranquilizar a la población, luego de las protestas y manifestaciones violentas que se llevaron a cabo desde el 9 de noviembre al 15 de noviembre en contra del golpe de Estado perpetrado por el Congreso.

“Creo que después de un periodo tan turbulento, tan cargado de protestas, de incluso algo de violencia, lo más importante en este momento es devolverle la calma, devolver la tranquilidad a la ciudadanía”, manifestó el presidente interino.

En esa línea, señaló que considera que será tarea del próximo Gobierno modificarla o ponerla en consulta con los ciudadanos: “Creemos que es una tarea que el próximo Gobierno libremente elegido por la ciudadana tome la decisión o no de plantear la reforma de la constitución o una nueva constitución”.

PRIORIDAD

Otra de sus prioridades, sostuvo, será garantizar la realización de las elecciones generales programadas para el 11 de abril. Asimismo, llevar a cabo la transferencia de mando de modo natural el próximo 28 de julio del 2021.

“No nos olvidemos que estamos en medio de un proceso electoral (…). En una situación tan compleja como esta es importante garantizar la idoneidad de las elecciones”, acotó.

El jefe de Estado aseguró que su gestión no dejará impune los asesinatos de Bryan Pintado e Inti Sotelo, dos jóvenes que participaron de las protestas en contra del Gobierno golpista de Merino. De otro lado, invocó a no estigmatizar a la Policía por las acciones represivas de algunos de sus miembros.

“No dejaremos impunes de ninguna manera aquellos que han cometido estos actos de violencia y de violación de los derechos humanos, pero tampoco nos pasaremos al otro lado diciendo que toda la Policía es así. Por eso no manchemos a toda la Policía, por el efecto de la actitud de algunos elementos”, apuntó Sagasti.

INCAPACIDAD MORAL

Por su parte, la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, se manifestó respecto a una posible propuesta de reforma constitucional sobre la incapacidad moral como causal de una vacancia presidencial. Señaló que no lo descarta, pero tampoco es algo que podría confirmar.

Sin embargo, agregó que una reforma así tendría que realizarla un Gobierno que tenga un mayor plazo de tiempo, pues a este solo le quedan ocho meses por delante. Del mismo modo, indicó que al Congreso tampoco le queda tiempo para plantear algo así.

“No podría descartar (la reforma constitucional por incapacidad moral) porque no lo hemos discutido y tampoco podría confirmar”, sostuvo en una entrevista con América.

“En todo caso, cualquier tema de reforma sustantiva nos parece que un cambio sustancial lo tendría que hacer un Gobierno con un plazo de tiempo más grande, inclusive me parece que a este Congreso no le va a alcanzar para hacer una reforma constitucional”, agregó Bermúdez.

FALLO

Respecto a la decisión tomada por el Tribunal Constitucional (TC) de declarar improcedente la demanda competencial interpuesta por el Ejecutivo al Congreso, la primera ministra indicó que ella y el resto del gabinete lamentan esta decisión, pues consideró que era una oportunidad importante.

“Hicimos una evaluación en conjunto con los ministros y lamentamos como ejecutivo que se haya perdido una oportunidad que era tan importante y había tanta expectativa de que por fin se pudiera contar con criterios de interpretación que precisen lo alcances de la causal de esta permanente incapacidad moral que tantas convulsiones ha ocasionado”, aseguró.

Ezoicreport this ad

Más recientes