More

    Puno: Fue detenida madre que roció ácido en los ojos de su menor hijo

    El bebé llegó a perder la visión a causa de esta agresión. Padre denuncia que la actual pareja de la detenida estuvo también presente cuando el menor fue agredido.

    La Policía Nacional del Perú detuvo en Puno a madre, de nombre Noemí Mendoza de 20 años, quien arrojó ácido en el rostro del menor Antoni de tan solo 1 año y 7 meses de vida, llegando a provocarle la pérdida irreversible de su visión a causa de esta agresión y también por la falta de un tratamiento médico oportuno.

    El caso se dio a conocer hace unos días, cuando el bebé tuvo que ser trasladado desde Puno hasta el Instituto de Salud de Breña, debido a la gravedad de su estado, pues presentaba quemaduras en el rostro, cuello y los pies.

    Juan Quispe Puma, padre del bebé, dio a conocer que no sabía nada de su menor hijo, desde que la madre decidió mudarse a la provincia de Sandia al obtener la custodia y que hace tan solo unos días que le entregaron a su pequeño en estas condiciones. También denunció entre lágrimas, que la pareja actual de la detenida, habría estado presente en el momento que la madre perpetró el acto.

    En el momento que Juan Quispe Puma presentó la denuncia, se pudo apreciar la presencia de un plantón de familiares y vecinos en la pequeña ciudad de Juliaca, quienes exigían a las autoridades que tomen acciones inmediatas sobre el caso.

    El bebé llegó a perder la visión a causa de esta agresión. Padre denuncia que la actual pareja de la detenida estuvo también presente cuando el menor fue agredido.

    La Policía Nacional del Perú detuvo en Puno a madre, de nombre Noemí Mendoza de 20 años, quien arrojó ácido en el rostro del menor Antoni de tan solo 1 año y 7 meses de vida, llegando a provocarle la pérdida irreversible de su visión a causa de esta agresión y también por la falta de un tratamiento médico oportuno.

    El caso se dio a conocer hace unos días, cuando el bebé tuvo que ser trasladado desde Puno hasta el Instituto de Salud de Breña, debido a la gravedad de su estado, pues presentaba quemaduras en el rostro, cuello y los pies.

    Juan Quispe Puma, padre del bebé, dio a conocer que no sabía nada de su menor hijo, desde que la madre decidió mudarse a la provincia de Sandia al obtener la custodia y que hace tan solo unos días que le entregaron a su pequeño en estas condiciones. También denunció entre lágrimas, que la pareja actual de la detenida, habría estado presente en el momento que la madre perpetró el acto.

    En el momento que Juan Quispe Puma presentó la denuncia, se pudo apreciar la presencia de un plantón de familiares y vecinos en la pequeña ciudad de Juliaca, quienes exigían a las autoridades que tomen acciones inmediatas sobre el caso.

    Más recientes