More

    Reflexiones para recuperar la economía

    Por: Germán Lench Cáceres / El desafío de la ministra de economía María Antonieta Alva es reabrir la economía para volver a las actividades normales que protejan los empleos, las actividades económicas, y disminuir los contagios del Covid 19.

    La ministra Alva aplica lo que sostiene Esther Duflo, Premio Nobel en Economía 2019 “que los gobiernos hagan transferencias directas de efectivo a los individuos”.

    “Ayudar a las personas a mantenerse económicamente y mejorar las condiciones de salud; tienen que ir de la mano. Porque si no se asegura a la gente que podrán comer en el futuro, será imposible que se queden en casa”.

    Debemos aplicar una respuesta de política macroeconómica con un gasto fiscal agresivo con una elevada inversión pública, y apoyo de asistencia social a trabajadores, empresas y otros agentes afectados.

    Pero la ministra de economía y los políticos hablan de economía de la solidaridad y hay que decirles que este tipo de economía entraña peligro; si bien para reducir el número de necesidades hay que transferir recursos, el resultado de manejar mal este tipo de economía genera un número mayor de necesitados.

    El sociólogo polaco- británico, Zygmunt Bauman, sostiene “Las medidas económicas emprendidas en nombre del «rescate de la economía» se pueden convertir, como tocadas por una varita mágica, en medidas que sirven para enriquecer más a los ricos y empobrecer más a los pobres.”

    La recuperación económica reanimara las actividades económicas, más empleo, producción, inversión y las ventas con efectos multiplicadores generando crecimiento económico.

    La ministra de economía debe demostrar habilidad técnica y autoridad moral para explicar nuestra real situación económica y que los problemas se pueden superar con honestidad. Pero depende que priorice bien los problemas y los diagnostique con racionalidad.

    Si producimos más, las empresas demandan más personas. Y para que eso ocurra debe haber personas desempleadas con calificaciones requeridas para ser contratadas por las empresas. Al producir más, aumenta la recaudación tributaria y se eleva la capacidad de gasto del gobierno.

    Se debe evaluar la pregunta de Paul Krugman Premio Novel de Economía 2008 “¿Cómo mantener la demanda para hacer uso de la capacidad de la economía?”.

    Los principales motores para reactivar la economía son: el mercado interno, el mercado externo y la inversión pública.

    La ministra de economía debe aplicar medidas de recuperación que beneficien a las mayorías, sobrepasando algunos empresarios rapaces, sin más interés que aprovechar las oportunidades del beneficio que ofrece el trabajo barato.

    Invertir en la gente es una forma inteligente de distribuir los recursos, ya que, como lo señala el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz 2001, mientras los ricos tienden a acumular sus ingresos, las clases medias y bajas consumen sus ingresos, aumentando la actividad económica y contribuyendo a mejorar el bienestar de la mayoría.

    La regla fiscal que impide al gobierno subir el gasto público más allá del crecimiento económico es un error, porque lo inhibe de promover la recuperación económica, estimulando actividades generadoras de empleo y productividad, si el gobierno construye infraestructura pública, da mejores condiciones materiales a la población incentivando la creación de empleos.

    La recuperación y salida de la recesión requiere de un rol activo, eficiente y eficaz del Estado.

                                                                                                                                               (*)Economista

    Por: Germán Lench Cáceres / El desafío de la ministra de economía María Antonieta Alva es reabrir la economía para volver a las actividades normales que protejan los empleos, las actividades económicas, y disminuir los contagios del Covid 19.

    La ministra Alva aplica lo que sostiene Esther Duflo, Premio Nobel en Economía 2019 “que los gobiernos hagan transferencias directas de efectivo a los individuos”.

    “Ayudar a las personas a mantenerse económicamente y mejorar las condiciones de salud; tienen que ir de la mano. Porque si no se asegura a la gente que podrán comer en el futuro, será imposible que se queden en casa”.

    Debemos aplicar una respuesta de política macroeconómica con un gasto fiscal agresivo con una elevada inversión pública, y apoyo de asistencia social a trabajadores, empresas y otros agentes afectados.

    Pero la ministra de economía y los políticos hablan de economía de la solidaridad y hay que decirles que este tipo de economía entraña peligro; si bien para reducir el número de necesidades hay que transferir recursos, el resultado de manejar mal este tipo de economía genera un número mayor de necesitados.

    El sociólogo polaco- británico, Zygmunt Bauman, sostiene “Las medidas económicas emprendidas en nombre del «rescate de la economía» se pueden convertir, como tocadas por una varita mágica, en medidas que sirven para enriquecer más a los ricos y empobrecer más a los pobres.”

    La recuperación económica reanimara las actividades económicas, más empleo, producción, inversión y las ventas con efectos multiplicadores generando crecimiento económico.

    La ministra de economía debe demostrar habilidad técnica y autoridad moral para explicar nuestra real situación económica y que los problemas se pueden superar con honestidad. Pero depende que priorice bien los problemas y los diagnostique con racionalidad.

    Si producimos más, las empresas demandan más personas. Y para que eso ocurra debe haber personas desempleadas con calificaciones requeridas para ser contratadas por las empresas. Al producir más, aumenta la recaudación tributaria y se eleva la capacidad de gasto del gobierno.

    Se debe evaluar la pregunta de Paul Krugman Premio Novel de Economía 2008 “¿Cómo mantener la demanda para hacer uso de la capacidad de la economía?”.

    Los principales motores para reactivar la economía son: el mercado interno, el mercado externo y la inversión pública.

    La ministra de economía debe aplicar medidas de recuperación que beneficien a las mayorías, sobrepasando algunos empresarios rapaces, sin más interés que aprovechar las oportunidades del beneficio que ofrece el trabajo barato.

    Invertir en la gente es una forma inteligente de distribuir los recursos, ya que, como lo señala el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz 2001, mientras los ricos tienden a acumular sus ingresos, las clases medias y bajas consumen sus ingresos, aumentando la actividad económica y contribuyendo a mejorar el bienestar de la mayoría.

    La regla fiscal que impide al gobierno subir el gasto público más allá del crecimiento económico es un error, porque lo inhibe de promover la recuperación económica, estimulando actividades generadoras de empleo y productividad, si el gobierno construye infraestructura pública, da mejores condiciones materiales a la población incentivando la creación de empleos.

    La recuperación y salida de la recesión requiere de un rol activo, eficiente y eficaz del Estado.

                                                                                                                                               (*)Economista

    Más recientes